Economía

Los taxis siguen circulando sin clientes: "Gano en una semana lo que antes en un día"

La mayoría de los profesionales son autónomos y deben seguir haciendo frente a sus gastos 

Un taxi.
Un taxi. Javier Martínez

Los taxistas continúan trabajando durante el estado de alarma para sobrevivir a la crisis del coronavirus. Su facturación se ha desplomado por el confinamiento de los ciudadanos, pero aún así varios trabajadores autónomos aseguran a Vozpópuli que siguen saliendo a la calle en busca de clientes para hacer frente a sus gastos, como la letra de la licencia, del vehículo o la cuota de autónomos. 

Aunque Madrid es la ciudad más afectada por la pandemia, también es la que más negocio tiene por la llegada aún de algunos vuelos internacionales, los movimientos en los hospitales y los trabajadores que siguen acudiendo a sus puestos. En total, hay 15.665 licencias concedidas en la capital, aunque por orden del Ayuntamiento ahora sólo pueden salir la mitad de los coches, unos días las matrículas pares y, otros, los impares.

Fuentes del sector del taxi coinciden en cifrar en alrededor de 5.000 los taxistas que continúan operando en las calles de la ciudad, aunque no hay volumen de trabajo para todos ellos. Según relatan, mientras antes facturaban entre 150 y 200 euros al día, ahora apenas ganan 30 o 40 euros. "Gano en una semana lo que antes en un día", reconoce un taxista madrileño que acude a paradas con más afluencia a probar suerte.

"En tres horas no he conseguido ni un cliente"

Sin embargo, tras tres horas en el aeropuerto sin éxito, decide volver a casa. Ni un cliente en uno de los lugares con mayor demanda. La mayoría de los gobiernos han cerrado sus fronteras para tratar de frenar la expansión de la pandemia, las aerolíneas han minimizado su actividad y Aena ha cerrado terminales, por lo que los vuelos llegan con cuentagotas y no todos los pasajeros optan por trasladarse en taxi.

"Hay muy poco negocio, no merece la pena, pero sigo saliendo para pagar los gastos. Vivo al día", explica otro conductor. Además, por orden del Ministerio de Transportes, ahora los taxis -igual que los vehículos de alquiler con conductor (VTC) que dan servicio a plataformas como Uber y Cabify- sólo pueden transportar un único pasajero en sus servicios, lo que encarece el servicio y dificulta aún más el negocio en estos días. 

En este sentido, los VTC también han perdido el 90% de la demanda, según datos de la patronal Unauto, lo que ha acarreado un parón en la actividad de trabajadores y empresas del sector. El presidente, Eduardo Martín, asegura que sólo prestan servicio entre el 20% y el 30% del total de los coches y éstos "hacen menos de la mitad de servicios de los que hacían habitualmente".

Tal y como adelantó Vozpópuli, Ares y Auro, los dos myores propietarios de licencias VTC en España, preparan ya expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) entre sus trabajadores por el impacto del coronavirus. "Hemos ido a la central a depositar el efectivo facturado estos días y se ha pedido a los empleados que tengan garaje probado que dejen el coche en sus plazas", explicaba un trabajador de una de las compañías.

Aún con esta situación, taxis y VTC están cubriendo gratuitamente viajes de los sanitarios a los domicilios de personas que requieran atención por el virus. Desde el pasado 16 de marzo, ambos han unido sus fuerzas para dar servicio a 266 centros de salud en toda la Comunidad de Madrid, en horario de 8 a 21 horas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba