Economía

La crisis divide a IAG: la banca española se blinda y limita su ayuda a Iberia y Vueling

El grupo está negociando líneas de crédito adicionales, según informa en su presentación de resultados

Aviones de Iberia y British Airways.
Aviones de Iberia y British Airways. EP

La doble nacionalidad del grupo aéreo IAG está dividiendo el grupo a la hora de recibir ayudas financieras para sortear la crisis del coronavirus. En la presentación de resultados del primer trimestre, el holding -al que pertenecen las españolas Iberia y Vueling, y las extranjeras British Airways y Aer Lingus- asegura que cuenta con una liquidez de 10.000 millones de euros, entre la tesorería de la compañía (6.400 millones) y las líneas de crédito acordadas y no dispuestas (3.600 millones). 

Sin embargo, de los 3.600 millones en créditos con los que cuenta para afrontar la pandemia, 1.010 corresponden al crédito sindicado concedido por entidades financieras españolas a las aerolíneas Iberia y Vueling y condicionado al aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Sin embargo, según consta en el informe remitido por la compañía este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), "los préstamos contienen determinadas clausulas no financieras para proteger la posición de los bancos participantes, entre las que se incluyen restricciones a la distribución de fondos al resto de compañías de IAG". 

Es decir, que las entidades financieras españolas están dispuestas a lanzar un balón de oxígeno a las compañías aéreas nacionales en apuros, como es el caso de Iberia y Vueling; pero no asumirán el riesgo de sostener a todo el conglomerado hispano-británico. IAG es una sociedad registrada en España, con las oficinas centrales en Londres, y cuyas acciones se cotizan en las Bolsas de ambos países. Cuenta con una estructura societaria compleja, pues cada aerolínea que compone el grupo está registrada en un país: Iberia y Vueling en España, British Airways en Reino Unido y Aer Lingus en Irlanda.

Esto no había supuesto un problema desde que las dos antiguas aerolíneas de bandera (Iberia y British Airways) unieron sus fuerzas a través de una fusión en 2010, pero las dificultades comenzaron a florecer hace meses con el Brexit y se acentúan a la hora de buscar ayuda en entidades públicas y privadas para afrontar la que se avecina como la mayor crisis de su historia, por restricciones en los viajes para la contención de la pandemia de la covid-19. 

British, una ayuda de 300 millones

En el mismo informe enviado a la CNMV, IAG revela que para la aerolínea británica el grupo ha conseguido ayudasdel Coronavirus Corporate Finance Facility (CCFF) del Reino Unido por 300 millones de libras (casi 350 millones de euros), que se suman a la línea de crédito de British Airways por 1.380 millones de dólares que, ante el próximo vencimiento en junio, extendió por un año, hasta el 23 de junio de 2021. A su vez, el grupo avanza que está negociando líneas de crédito adicionales, sin especificar con quién ni para qué compañía. 

Algunos Estados han comenzado a 'rescatar' aerolíneas por el alto riesgo que experimenta este sector, adelantándose al marco legislativo que prepara la Comisión Europea sobre ayudas públicas a empresas estratégicas. En relación a las posibles ayudas directas a Iberia por parte del Ejecutivo español, su consejero delegado, Luis Gallego, ha aclarado durante una conferencia con periodistas este jueves que "no ha tenido acceso a ningún tipo de medida adicional por parte del Gobierno", más allá del préstamo sindicado de varios bancos españoles que ahora deberá avalar el ICO y los ERTEs por fuerza mayor.

Gallego tomará los mandos de todo el holding IAG en septiembre. Su cambio como CEO del grupo estaba previsto para el pasado 26 de marzo pero con el estallido de la crisis, la compañía decidió que continuase en su puesto como consejero delegado de Iberiadurante los próximos meses para liderar la respuesta en España y, según fuentes del sector, ha sido el encargado de negociar las ayudas para las aerolíneas españolas. Así, pronto dirigirá el rumbo del tercer conglomerado aéreo más grande de Europa junto al presidente, el cordobés Antonio Vázquez. 

Con su 'ascenso' la cúpula del grupo estará completamente 'españolizada' a excepción de Aer Lingus, la única de las cinco aerolíneas que componen el holding aéreo IAG que no cuenta ya con un CEO hispano. Además, Gallego asegura que la compra a Air Europa que él mismo ha liderado sigue adelante pese a las dificultades de la pandemia, con lo que se añadiría una compañía española más al grupo si Bruselas lo aprueba. "Pensamos que la operación es buena para reconstruir el turismo a través de un grupo fuerte como IAG", ha sentenciado el directivo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba