Mirabaud Asset Management

Renaud Martin (Mirabaud AM): "La volatilidad es positiva para los bonos convertibles"

El gestor principal y analista de cartera en Obligaciones Convertibles de Mirabaud Asset Management, explica por qué los vaivenes de los mercados benefician a esta clase de activo.

Renaud Martin, Renaud Martín, gestor y analista de cartera en Obligaciones Convertibles de Mirabaud Asset Management.
Renaud Martin, Renaud Martín, gestor y analista de cartera en Obligaciones Convertibles de Mirabaud Asset Management. Cedida.

Renaud Martin, que gestiona los fondos Mirabaud Convertible Bonds Europe y Mirabaud Convertible Bonds Global, cuenta con una experiencia en la gestión de carteras de más de 25 años. Y con este bagaje recomienda a los inversores que se fijen en un tipo de activo, los bonos convertibles, que se pueden beneficiar de la actual volatilidad de los mercados.

¿Por qué debería un inversor tener en cuenta los bonos convertibles en el contexto actual de mercado?

Desde una perspectiva histórica, los bonos convertibles suelen obtener, en un ciclo de tres años, un rendimiento similar a la renta variable pero con una menor volatilidad, lo que les convierte en una opción muy atractiva, especialmente Europa, donde la alta volatilidad que se ha vivido en 2016 continuará en la misma línea a lo largo de este año.

Asimismo, algunos inversores podrían interesarse por la flexibilidad que proporcionan los bonos convertibles si optan por traspasar una parte de sus inversiones a renta variable, con vistas a responder al posible impacto de un aumento de los tipos de interés, si el Banco Central Europeo decide seguir el camino que marque la Reserva Federal en Estados Unidos.

Los bonos convertibles cuentan con una parte de renta variable, lo que tiene el efecto de mitigar el impacto de los cambios en los tipos de interés"

¿Cómo les puede afectar la divergencia de las políticas monetarias de los bancos centrales si la FED mantiene este año las subidas de tipos de interés?

Los bonos convertibles cuentan con una parte de renta variable, lo que tiene el efecto de mitigar el impacto de los cambios en los tipos de interés. Por tanto, el inversor sólo estaría expuesto a la mitad de la volatilidad que se asocia con este fenómeno en el caso de los bonos tradicionales. Además, históricamente, el rendimiento de los bonos convertibles no ha sido proporcional al impacto de los tipos de interés, gracias a la opción de conversión.

¿Cómo afecta la volatilidad a los bonos convertibles?

Al tratarse de un activo basado en renta variable, a medida que aumenta la volatilidad, también aumenta el valor del activo. Asimismo, en el caso de los bonos convertibles, el componente vinculado a bonos se beneficiará de la fase descendiente del ciclo económico y el componente de renta variable permitirá al inversor beneficiarse de los momentos en los que los valores estén en alza. Por tanto, la volatilidad, en términos relativos, es positiva para los bonos convertibles al aumentar el valor de la opción de conversión en renta variable.

¿Cuál es la estrategia que sigue en sus fondos de bonos convertibles?

Nuestra estrategia consiste en analizar de forma pormenorizada los valores subyacentes del bono convertible, y en crear una cartera completa que incorpore valores que proporcionen certidumbre al inversor. Por otra parte, nos gusta invertir en acciones de pequeña y mediana capitalización porque suelen tener mayor potencial de crecimiento, teniendo en cuenta que los analistas no acostumbran a seguir con detenimiento estos valores. Sin embargo, también buscamos un equilibrio entre estos valores y los de mayor capitalización para poder mejorar la liquidez global de la cartera.

¿Cómo está estructurada la cartera de los fondos de cara a 2017?

Hemos observado en los últimos cinco años la bajada de los tipos de interés hasta territorio negativo y un contexto de deflación a nivel global. Sin embargo, desde junio de 2016, en parte por la mejora de la economía china y el efecto Trump sobre las políticas fiscales en Estados Unidos, los valores cíclicos han empezado a superar el rendimiento de los valores de crecimiento global.

Aprovechamos la decisión sobre el Brexit para reforzar nuestras posiciones en valores cíclicos dentro de la cartera, y creemos que se mantendrá la misma tendencia positiva en 2017 con un aumento de la inflación, un buen rendimiento de las materias primas y una subida del precio de la energía.

En Europa soy optimista respecto a los grandes valores industriales que se beneficiarán de los cambios en las políticas fiscales, así como los sectores de energía e infraestructuras. En Estados Unidos nos interesan los tecnológicos"

Por otra parte, en Europa los inversores norteamericanos empiezan a notar una mejora de la situación política, una vez que los mercados han asumido el impacto del Brexit, y no están especialmente preocupados por los procesos electorales en Francia o Alemania. Por tanto, el mercado continuará al alza en 2017. La situación económica en el conjunto de Europa no está nada mal. Se han incrementado las proyecciones para el aumento del PIB en todo el continente, siguen creciendo las ganancias del sector corporativo y el ratio de revisión de las ganancias está por encima del 1, por primera vez en muchos años. Por supuesto, seguirá habiendo algo de volatilidad; sin embargo, en términos relativos, me siento bastante optimista de cara al sector de renta variable.

¿Qué tipo de sectores o compañías son más propicios para ofrecer un mayor potencial de revalorización en este tipo de activo?

Si se mantiene el escenario del aumento de la inflación, con mejoras en el rendimiento y el aumento del valor de las materias primas, podremos ver una mejora continuada para los sectores cíclicos. En Europa soy optimista respecto a los grandes valores industriales que se beneficiarán de los cambios en las políticas fiscales, así como los sectores de energía e infraestructuras. En Estados Unidos nos interesan los tecnológicos, que están al alza, sobre todo en conducción asistida para el sector de automoción o la digitalización del sector industrial.

En cambio, a lo mejor vendemos algunas participaciones en el sector de materias primas, que parece haber tocado techo, y aumentaremos nuestra presencia en el de telecomunicaciones, que ahora tiene la ventaja de haber concluido una fase de grandes inversiones en la mejora de sus infraestructuras y redes, de manera que podrá empezar a mejorar sus márgenes de beneficios debido a la alta demanda de servicios avanzados por parte de los consumidores.

¿Qué riesgos podrían afrontar los inversores en bonos convertibles?

Podría hacer referencia a los tipos de interés, aunque en realidad los bonos convertibles no se ven muy afectados por los movimientos en este sentido y, en mi opinión, de momento, el aumento de los tipos será positivo para la renta variable, siempre que se mantengan en niveles razonables. En Estados Unidos pueden alcanzar entre el 2% y el 3,5% Y, como de momento este incremento no se deberá a la necesidad de combatir la inflación, sino que será simplemente con vistas a que los tipos vuelvan a unos niveles normales, no creo que la medida tenga un efecto perjudicial.

Sin embargo, habrá que ser conscientes de la necesidad de ser muy selectivos a la hora de elegir los bonos dentro de la cartera.

¿Podría comentar las tres principales posiciones del fondo europeo y el fondo global?

En Europa, del sector de la construcción, destacaría Implenia, una compañía suiza experta en realizar grandes proyectos en el área de fomento, y que también cuenta con proyectos en otros países europeos, por ejemplo, en Alemania, Francia o los países nórdicos. También Inmarsat, una compañía británica especializada en telecomunicaciones vía satélite, que comenzó sus actividades en el área de navegación marítima y que ahora se ha diversificado para extenderse también al sector de aviación. También destacaría a Brenntag, un distribuidor químico alemán que ayuda a las empresas a realizar mayores economías de escala.

A escala global nos gusta Intel, que ha entrado en el negocio de fabricación de semiconductores, un área con gran potencial. También, On Semiconductor, que previsiblemente generará retornos en los próximos años debido al crecimiento del mercado de conducción asistida, la recarga inalámbrica y la gestión del ahorro energético de los PC. También veo oportunidades en el sector japonés, donde hay valores interesantes con precios bajos, como es el caso de Terumo, un fabricante de termómetros para el sector sanitario.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba