Rescate bancario

Rato descubre nuevas armas judiciales para el caso Bankia: cargar contra Goirigolzarri

El expresidente insinúa que hubo uso fraudulento de fondos públicos en el rescate de Bankia y dice que el Frob ha cambiado de criterio respecto a la reformulación de mayo de 2012

Rodrigo Rato, a su llegada a la comisión parlamentaria
Rodrigo Rato, a su llegada a la comisión parlamentaria efe

Rodrigo Rato cambia de estrategia. Tras cinco años manteniendo un perfil más bajo tanto a nivel público como en los tribunales, el político y financiero ha decidido pasar al ataque. Algo que se va a plasmar también en su estrategia de defensa en el caso Bankia, tal y como avanzó en su declaración del Congreso ayer lunes.

En su comparecencia, Rato insistió en que las "únicas cuentas falsas" fueron las que firmó José Ignacio Goirigolzarri y renegó de los 19.000 millones en ayudas que pidieron los nuevos gestores: "No me pregunte por esos 19.000 millones, a mí no me los dieron".

El expresidente de Bankia se aferra a un párrafo del escrito de acusación del Frob para defender su tesis: "Los cambios normativos nunca debieron aplicarse retroactivamente a las cuentas de 2011 sino que debería haber desplegado sus efectos en las cuentas de 2012", expone el fondo público en su escrito de junio de 2017. Rato se mostró extrañado de que a pesar de estar en contra de este criterio de la reformulación de mayo de 2012 -cuando las cuentas de Bankia pasaron de ganar 309 millones a perder 2.979 millones-, el Frob "no haya hecho nada". 

Tesis de Rato

La tesis de Rato es que si, como dice el Frob, las cuentas posteriores a las suyas estaban mal, o bien las suyas eran correctas o, al menos, la instrucción del caso Bankia se ha hecho incorrectamente.

Este argumento es más importante ahora si cabe después de que la Fiscalía decidiera no acusar a los imputados por las cuentas y el folleto de la salida a bolsa, sino por presuntamente ocultar a inversores información sobre el mal estado de Bankia. Si la reformulación estuvo mal hecha, tan mal no estarían las cosas, sostiene Rato.

Rodrigo Rato y José Ignacio Goirigolzarri, en mayo de 2012.
Rodrigo Rato y José Ignacio Goirigolzarri, en mayo de 2012. Bankia

Esta tesis (críticas a las cuentas de Goirigolzarri) ya ha sido defendida con insistencia por los peritos del caso Bankia, aunque sin ningún resultado judicial, ya que el juez Fernando Andreu consideraba que no tenía ninguna relevancia en la investigación.

Rato también aprovechó la ocasión para criticar la última desinversión del Estado en Bankia, con la venta de un 7% "precipitadamente" y por debajo de valor en libros, en un nuevo dardo contra Goirigolzarri y el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Otros argumentos

El político recordó otros de los argumentos que ha usado y usará en el juicio del caso Bankia, previsto para finales de año o comienzos de 2019: era una operación autorizada y revisada por los supervisores; el informe de los peritos contiene muchos fallos; el Frob estaba encima de Bankia; que era imposible mentir en la venta de 1.200 millones a grandes inversores; y que las acciones del banco estuvieron en positivo durante meses.

En el mundo parlamentario se interpretó la comparecencia de Rato desde el despecho por una inminente condena del Supremo por las black, que le llevaría a prisión. Por ello, el financiero se juega mucho con la salida a bolsa, ya que una segunda condena, tras la de las 'black', le aseguraría muchos años en la cárcel.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba