Marcos Sierravozpopuli autores
Marcos Sierra

Opinión

Piratear ya no es rentable

A pesar de que hay quien sigue vanagloriándose de no pagar por ver el fútbol o las series, lo cierto es que piratear ya no es tan rentable como hace tiempo. El precio de las series y el fútbol, los servicios más demandados, no son los de antes. 

Un usuario enciende una televisión
Un usuario enciende una televisión Tere García

"Ey, me he pillado un receptor pirata y veo la señal de operador, el fútbol en abierto, sin pagar un sólo euro. Que se jodan". Seguro que si rebuscan un poquito en el armario de los recuerdos, ahí, justo detrás de los calcetines, al lado de los pijamas, encuentran una estampa similar a ésta.

No nos engañemos, hay a quien le pone Natalia Junquera o Brad Pitt, o bailar un chotis bien arrejuntado, y hay a quien la testosterona se le dispara como los pozos de petróleo a James Dean en 'Gigante' cuando consigue algo gratis. España es 'asín'.

Que sí, que piratear es más barato, pero hay que instalar un tedioso cacharrito cuya vida útil es de unos dos años y encima no tiene garantía, o entrar en una web que va con retardo y nos enteraremos del gol por ese vecino que canta los goles de su equipo con más fuerza que Camarón de la Isla

Generalmente quien piratea lo quiere todo. Es como el especimen de buffet libre en primera línea de playa, el de riñonera de cuero y bañador pegado, el de gafas de espejo. El cuñadísimo, vamos. Ese que llena tres o cuatro platos del buffet hasta el borde del plato,se acerca a la mesa haciendo malabarismos para que no se le caiga ni un solo grano de paella, pero que luego apenas probará bocado.

El pirata suele ser parecido. Quiere el fútbol, las películas. Las series, los programas, todo. Un festín pantagruélico que en muchos casos tampoco probará.

Pero piratear ya no es tan rentable.

El caso de la televisión es palmario. Vamos a poner, pongamos el caso, el ejemplo de un tipo que compra un receptor manipulado para ver el fútbol. Uno que no sea sometido a demasiados barridos de señal por el operador viene a costar como unos 130 euros. Si prorrateamos la cifra por los doce meses que tiene un año la cosa sale como a unos once euros al mes por ver el fútbol, las pelis y algunas series -no de primer nivel-.

Más o menos lo mismo que cuesta ver fútbol kegalmente. Hay algunos servicios por internet que, por 10 euritos al mes, oye, te ofrecen una ensalada de patadas en alta definición más que interesante.

Si además lo que quieres es ver series -fútbol y series son los contenidos más demandados-, pues coges una cuenta compartida de HBO o Nefflix y le sumas al paquete como unos tres euritos más. Total, que vas a pagar unos 126 euros al año -alguno de los meses de verano no hará falta que tengas el fútbol contratado, por eso el precio baja-.

Por unos 10 ó 15 euros se puede tener fútbol y series, lo más demandado

Vamos, que haciendo la cuenta de la vieja, si se sabe lo que se quiere, por unos 10 ó 15 euros se puede tener fútbol y series, lo más demandado. 

Que sí, que piratear es más barato, pero hay que instalar un tedioso cacharrito cuya vida útil es de unos dos años y encima no tiene garantía, o entrar en una web que va con retardo -si ese día funciona- y nos enteraremos del gol por ese vecino que canta los tantos de su equipo con más fuerza que Camarón de la Isla un fandango.

No parece, a día de hoy, que piratear sea rentable. Harina de otro costal será ver a qué precio se pone el tema a los Movistar, Vodafone -que ya han dicho que no pujarán por el fútbol- y Orange cuando se produzca la venta de derechos. Miedo me da.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba