Empresas

Una 'joya' histórica en Melilla dispara los ingresos de Correos por venta de inmuebles

La sociedad pública supera sus números de 2013 y 2014 con tan sólo la venta de la antigua sede postal en la ciudad norteafricana, por la que el gobierno autónomo pagará 3,1 millones en un pago plurianual de 5 años.

Antiguo edificio de Correos en Melilla
Antiguo edificio de Correos en Melilla El Alminar de Melilla

Correos dispara este 2015 sus ingresos por venta de inmuebles gracias a la venta de una de sus joyas inmobiliarias, la antigua sede postal de la ciudad de Melilla, que la empresa pública ha vendido al gobierno autónomo de la ciudad norteafricana por 3,1 millones de euros en un pago plurianual de 5 años. El gobierno autónomo ya había anunciado el año pasado su intención de hacerse con este edificio emblemático para convertirlo en sede de varias facultades que albergaran titulaciones universitarias, pero no fue hasta el 31 de marzo de este año cuando la Asamblea, órgano legislativo melillense, aprobó definitivamente la adquisición.

Se trata de un edificio en la calle Pablo Vallescá, en pleno centro urbano y con 76 años de antigüedad. Según informó la prensa local, albergará las titulaciones de Enfermería y Fisioterapia y así se cumple una aspiración del gobierno de Juan José Imbroda, como es hacerse con este edificio para rehabilitarlo. La rehabilitación podría costar hasta 1,5 millones de euros más.

En 2015 se ha conseguido superar las ventas de 2014 gracias a edificios emblemáticos de muchos metros cuadrados y bien ubicados

Estos 3,1 millones permiten a la empresa postal dar un salto cualitativo en su plan de desinversiones inmobiliarias, una parte importante en su estrategia para transformar la compañía "en 1.500 días" que se marcó en diciembre de 2012. La empresa pública tenía que vender 110 inmuebles en desuso, y de ellos ya ha colocado 38, un número no muy elevado. El plan de venta se inició de forma tímida, primero encargando una subasta, que no tuvo mucho éxito, y posteriormente con venta directa, pero se aceleró en 2014 y este año ha tomado la velocidad definitiva. El culpable es, sobre todo, la venta de la 'joya' inmobiliaria que la empresa pública tenía en Melilla, un edificio destinado a revitalizar el casco histórico de la ciudad autónoma.

Una venta de inmuebles difícil

No está siendo fácil la venta de inmuebles que Correos encargó a BNP Paribas. Dentro de estos edificios los hay de distinas tipologías. Algunos se encuentran en zonas 'prime' de núcleos urbanos de mediano tamaño, como es el caso de la sede melillense, pero otros tienen una venta peor por encontrarse en núcleos urbanos menos poblados. El estado de conservación de alguno de ellos no es óptimo, dado que son edificios que, pese a su valor histórico, cayeron en desuso por la poca practicidad de mantener un centro logístico en el mismo centro de una ciudad. En todos estos inmuebles ya se había descartado la actividad postal para el presente y el futuro.

En 2014, Correos vendió 17 inmuebles por los que percibió 1,81 millones, un importe superior a los 1,54 millones que se ingresaron en 2013 por vender 13 unidades. En este 2015 ya se han vendido 11, y aunque el importe no se conocerá hasta que se hagan públicas las cuentas de 2015 (en el verano del año que viene), "ya supera con creces lo conseguido en 2014", aseguran desde la empresa.

Se trata de inmuebles emblemáticos, de muchos metros cuadrados y bien ubicados. El saldo global de las ventas ha sido favorable a la empresa pública, que ha vendido sus activos por un precio superior al valor contable. Además, debería sumarse en el ahorro los gastos de mantenimiento, que la empresa postal ya no tendrá que asumir.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba