Energía

El CEO de Gas Natural prepara en Colombia la visita de Fainé por la crisis de su filial

Rafael Villaseca negocia ya con el Gobierno colombiano una salida para la crisis de Electricaribe, filial de Gas Natural Fenosa, entre rumores y amenazas de inminente intervención. Para el viernes se espera la llegada de Fainé, condicionada a que pueda reunirse con el presidente del país.

Isidro Fainé, presidente de Gas Natural, pendiente de la crisis de su filial en Colombia
Isidro Fainé, presidente de Gas Natural, pendiente de la crisis de su filial en Colombia EFE

La complicada situación que vive Gas Natural en Colombia, donde su filial Electricaribe podría ser intervenida por el Estado en las próximas horas, ha movilizado a la cúpula de la compañía española, que ya negocia una solución a la crisis con las autoridades locales. Rafael Villaseca, consejero delegado del grupo, ya se encuentra en suelo colombiano donde trabaja con vistas a la llegada del presidente, Isidro Fainé, que se espera para este viernes. Un viaje que podría estar condicionado por la disponibilidad del jefe del Gobierno local, Juan Manuel Santos.

En las últimas horas, los rumores sobre una inminente intervención de Electricaribe han sido crecientes debido a que la compañía no ha sido capaz de afrontar los pagos por la compra de electricidad como consecuencia de su delicada situación financiera. Un escenario que Gas Natural atribuye a la deuda que acumula la filial debido a la mora continuada en el abono de las facturas y al fraude, que asciende a más de 1.300 millones de euros.

De hecho, la empresa encargada de gestionar el sistema eléctrico en Colombia ya había establecido un calendario de cortes en el suministro en la zona del Atlántico, en la que opera Electricaribe, debido a los impagos de la compañía, a la que algunas generadoras ya no le venden electricidad por su situación. Un escenario previo a la intervención que, sin embargo, ha sido atajado provisionalmente por el propio presidente de la nación, Juan Manuel Santos. A través de las redes sociales, Santos ha garantizado que no habrá ningún tipo de apagón en la región.

Precisamente, esta ha sido la primera oportunidad en la que el mandatario colombiano ha intervenido en público sobre la crisis de Electricaribe. Una circunstancia que invita a pensar que Santos asumirá personalmente las negociaciones del Gobierno con Gas Natural para solventar esta situación, pese a que en los días anteriores el Ejecutivo colombiano se había pronunciado en el sentido contrario.

Visita condicionada

Por el momento, se espera la llegada a Bogotá de Isidro Fainé, presidente no ejecutivo de la compañía española, aunque su visita podría estar condicionada precisamente por el hecho de ser recibido por Santos. El Gobierno colombiano ofreció la intermediación de los ministros de Minas y Energía y Hacienda pero el presidente de la gasista quiere despachar directamente con Santos. Fuentes de Gas Natural no confirmaron que el viaje de Fainé se vaya finalmente a producir, aunque en Colombia le esperan para el viernes.

Una teoría que se vería reforzada por la avanzadilla encabezada por el consejero delegado.

Aunque en la tarde de este martes vencía un nuevo plazo para el pago de la deuda, fuentes conocedoras de la situación señalaron que es muy difícil que el Gobierno colombiano tome una decisión en firme antes de la próxima semana. “Y menos a pocas horas de recibir a la cúpula en pleno de la compañía. Todo quedará pendiente de lo que puedan negociar en las próximas horas”.

Una larga batalla

La Administración Santos ha cargado repetidamente contra Electricaribe y su matriz por no cumplir con su programa de inversiones para la zona donde opera, lo que ha repercutido negativamente en la calidad del servicio. La empresa admite la falta de inversión pero la achaca a la citada deuda, una buena parte de la cual se debe precisamente a instituciones dependientes del Estado como escuelas, hospitales y ayuntamientos, que tampoco atienden al pago de las facturas de la luz.

Gas Natural decidió cortar con esta situación a mediados de julio, cuando notificó al Estado la existencia de una controversia, lo que puso en marcha el mecanismo previsto en el Acuerdo para la Promoción y Protección recíproca de inversiones entre Colombia y España. Este pacto prevé la apertura de un periodo de seis meses para negociar un solución. Si no se alcanzara, la compañía presentaría una denuncia ante el Ciadi, el tribunal de arbitraje internacional tutelado por el Banco Mundial.

No obstante, la gasista española arrastra problemas similares desde que asumió el control de Unión Fenosa, en 2009, dado que la eléctrica fue la que adquirió Electricaribe en 2000. Gas Natural cuenta con el 85% del capital de la compañía mientras que el 15% restante sigue en manos del Estado colombiano.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba