Empresas

El coste de la guerra familiar en El Corte Inglés: un cheque de 45 millones en intereses

El gigante de la distribución está pagando el sobrecoste de un préstamo puente que se encarecerá en seis meses si la guerra familiar no amaina y el grupo es incapaz de salir al mercado a emitir bonos

Fachada de El Corte Inglés.
Fachada de El Corte Inglés.

¿Qué impacto tiene una guerra en el consejo de administración de una gran compañía? En el caso de los bancos, las repercusiones son elevadas, como se vio con Banco Popular. Una guerra familiar como la del El Corte Inglés es más complicada de medir, ya que los clientes no dejan de ir por ello a comprar a los grandes almacenes. Pero sí hay una derivada financiera cuantificable: los 45 millones en intereses que tiene firmados el grupo en un préstamo puente que no amortizará hasta que amaine el temporal.

Se trata de un préstamo de 1.200 millones que recibió El Corte Inglés a comienzos de año hasta que pudiera salir al mercado a emitir bonos. Una vez lo hiciera, amortizaría anticipadamente el préstamo, que por su condición de temporal tiene un coste mayor. 

Fuentes financieras consultadas por este medio explican que el grupo presidido por Dimas Gimeno -al menos hasta mañana- pactó unas condiciones que supondrían unos intereses de unos 45 millones, con el supuesto de que no se amortizara hasta finales de 2019 y que el euribor estuviera en el 0%.

Letra pequeña

La letra pequeña del préstamo establece un coste del euribor más 150 puntos básicos durante el primer año, lo que sumará 18 millones en intereses este ejercicio. A partir de enero de 2019, el tipo pactado se encarecerá hasta 200 puntos básicos durante los seis primeros meses del año. Y el sobrecoste sería todavía mayor en el segundo semestre de 2019: 250 puntos básicos sobre el euribor, que los bancos esperan que escale en los próximos meses. En total, El Corte Inglés pagaría unos 27 millones en intereses el próximo ejercicio.

Este hipotético escenario se cumpliría en caso de que el grupo de distribución no consiguiera salir al mercado a emitir 1.200 millones en bonos. Algo que, según fuentes de banca de inversión, ya tenía pensado para este mes de junio. Pero la guerra del consejo lo hizo imposible. 

Algunos bancos asesores han transmitido a la cúpula de El Corte Inglés que pongan fin a una guerra que le cierra las puertas de los mercados

Por ello, desde algunos bancos asesores han transmitido a la cúpula de El Corte Inglés que pongan fin a una guerra que le cierra las puertas de los mercados.

Los tres principales bancos asesores del gigante de la distribución español son Santander, Bank of America y Goldman Sachs. También trabajan con esta empresa y han tomado intereses en el crédito puente otras diez entidades: Caixabank, BNP Paribas, Sabadell, Crédit Agricole, Credit Suisse, Société Générale, UniCredit, Bankia, BBVA y Deutsche Bank.

Paso clave

Más allá de los 45 millones en intereses -el ebitda de 2016 fue de 980 millones-, la emisión de bonos es clave para El Corte Inglés porque es vista en los mercados como un primer paso antes de salir a bolsa. Lo sería porque a partir de entonces se espera que el grupo empiece a ponerse a punto en disciplina de mercado ('reporting') y porque sería el broche a la refinanciación cerrada en enero.

Entonces pactó una refinanciación de su deuda por importe de 3.650 millones de euros, compuesta en tres tramos: un préstamo de 1.450 millones a cinco años; una línea de crédito de hasta 1.000 millones a cinco años; y el clave préstamo puente de 1.200 millones.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba