Alberto Ortínvozpopuli autores
Alberto Ortín

Economía

El enjuague de Competencia para aprobar la compra de Air Europa por Iberia

Iberia tendrá que pagar 40 millones de euros a Air Europa si las autoridades de Competencia tumban la operación. En principio será la Comisión Europea el organismo que analice la compra, valorada en 1.000 millones

Aviones de Iberia en la T4 del aeropuerto de Barajas.
Aviones de Iberia en la T4 del aeropuerto de Barajas. Efe.

La compra de Air Europa por parte de Iberia tendrá que obtener la aprobación de las autoridades de Competencia para que culmine una operación que, a primera vista, atenta al menos contra lo que el sentido común dicta que debería ser un mercado de transporte aéreo en el que diversas empresas compiten entre ellas por trasladar al mayor número posible de pasajeros.

En lo que respecta al mercado nacional, la integración de la aerolínea controlada por la familia Hidalgo en el grupo europeo IAG, matriz de Iberia, supone que esta última se convierte en propietaria de cuatro de las seis mayores aerolíneas por número de pasajeros transportados en España (Vueling, Iberia, Iberia Express y Air Europa).

Sólo Ryanair y Air Nostrum -con la que Iberia tiene un acuerdo comercial- quedarían fuera de la órbita de IAG, y más del 70% de los pasajeros de vuelos nacionales serían transportados por aerolíneas de la misma compañía.

Ryanair podría poner objeciones por rutas en España operadas por IAG, y Air France y KLM por vuelos a Latinoamérica

Al superar la facturación conjunta de Iberia y Air Europa los 5.000 millones de euros -Iberia ingresó 5.182 millones el pasado año, y Air Europa 2.100 millones- y afectar la integración a varios países europeos, será previsiblemente la Comisión Europea, y no la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el organismo que analice y apruebe, en su caso, la operación.

Las dos últimas grandes fusiones del sector que analizó la Comisión Europea fueron las de British Airways con Iberia y la de United Airlines, Continental y US Airways. Más recientemente, Bruselas estuvo sobre la adquisición de Olympic Air por Aegan Airlines, dos aerolíneas griegas, ambas con sede en Atenas y con cuotas de mercado similares.

La fusión de las aerolíneas griegas fue comunicada en 2011, y Europa la rechazó ese mismo año. Sin embargo, con la crisis de la economía griega, la operación fue nuevamente comunicada dos años después, en 2013, y entonces la Comisión Europea sí que la aprobó argumentando que Olympic Air hubiera quebrado y que de esta manera Aegan se hubiese quedado igualmente como único competidor en el mercado griego.

En el caso de la compra de Air Europa por Iberia no se dan aparentemente razones de necesidad económica que expliquen el fin último de la operación. Globalia, el grupo de la familia Hidalgo, sacó pecho en la última presentación de sus resultados anuales destacando que había sido precisamente Air Europa la empresa del holding familiar que más negocio había aportado, representando el 49% de la facturación total.

Según las cuentas de 2018 de Air Europa depositadas en Registro Mercantil, a las que Vozpópuli ha accedido a través de Insight View, la empresa ganó 49 millones y alcanzó una cifra de negocio de 2.114,5 millones de euros (1.934 millones un año antes). 

Air France y KLM

La Comisión Europea deberá analizar por tanto cómo afecta en términos de competencia en el mercado nacional la integración de las dos empresas españolas. De acuerdo a expertos consultados, posiblemente Ryanair presente alguna alegación en este sentido en Bruselas en contra de la operación, al poder quedar algunas rutas nacionales sólo en manos de IAG.

Pero el grueso del negocio y lo que más sentido da a la compra de Air Europa por parte de Iberia son los vuelos internacionales, fundamentalmente a Sudamérica. Aquí serían las aerolíneas del grupo Skyline, lideradas por la francesa Air France y la holandesa KLM, las que pudieran poner pegas a la operación anunciada hoy lunes en España.

Las fuentes consultadas advierten que en la actualidad al consumidor le es más barato comprar un billete, por ejemplo con destino a Buenos Aires, si lo hace Madrid-París, París-Buenos Aires, a través de la alianza Skyline, y gracias a los pasajeros que a la capital francesa envía Air Europa.

La Comisión Europea tiene ante sí el reto de analizar una operación que puede tener todo el sentido del mundo para el negocio de Iberia, que arañaría poder a la alianza Skyline en los vuelos a Sudamérica, pero que al consumidor, entre ellos los millones de latinoamericanos que residen en Europa y los europeos que viven en Latinoamérica, le resta opciones de viaje.

En caso de que las autoridades de competencia no aprobaran la compra de Air Europa por Iberia, esta última se ha comprometido a desembolsar 40 millones de euros al grupo de la familia Hidalgo, de acuerdo a la información enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores por parte de IAG.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba