Economía

El carsharing de Repsol y Kia (Wible) ofrecerá 8 parkings subterráneos en Madrid

La plataforma logra de esta manera solventar dos problemas: facilitar el aparcamiento de su vehículo, que es mayor tamaño que sus competidores, y aumentar la oferta en las zonas céntricas de la ciudad

Coche de Wible
Coche de Wible Wible

El coche compartido no baja el ritmo. El carsharing de flota libre evoluciona a un ritmo frenético en España, con Madrid como su banco de pruebas. La novedad más reciente llega de manos de el último en llegar, Wible.

La plataforma que une a Kia y Repsol revolucionó el sector este verano con un coche de cinco plazas y con una mayor autonomía que superaba con creces al mercado. Pero ofrecía un inconveniente: la dificultad para aparcar un coche de gran tamaño en la ciudad. Una dificultad para la que ya ha encontrado solución. 

Wible arranca este miércoles su oferta de aparcamiento en ocho parkings subterráneos en Madrid. Estos aparcamientos están situados en zonas estratégicas de la capital de España como son la plaza de Colón, calle Galileo, Casino de la Reina, avenida de Burgos, plaza Ortega y Gasset, calle Padre Damián, glorieta de Bilbao y calle Fuencarral. 

"Vamos a ir más allá en el futuro, el objetivo es cerrar 2018 con 15", asegura a Vozpópuli el consejero delegado de Wible, Javier Martínez. El objetivo de la plataforma de Repsol y KIA escentrarse en aquellas zonas de Madrid donde resulte difícil aparcar. 

Los clientes de Wible tendrá cinco plazas para aparcar en cada parking subterráneo. "Consideramos que esta cifra es más que suficiente, ya que la rotación de vehículos será muy abultada", describe Martínez. La plataforma ve en esta iniciativa una senda de futuro que ofrece nuevas soluciones para el sector del carsharing.   

Este experimento ha sido probado en estos últimos días por parte de la compañía. Entre los retos que afronta esta novedad es la limitación de cobertura que existe en estos tipos de aparcamientos. Un requisito indispensable para la operativa de estos vehículos. "Contamos con un sistema tecnológico que permitirá disponer de cobertura para el uso de los vehículos y encontrarlos de manera sencilla", explica el ejecutivo.

Vamos a ir más allá en el futuro, el objetivo es cerrar 2018 con 15"

Javier Martínez, CEO de Wible

Porque la idea de Wible no consiste sólo en afrontar el 'handicap' de contar con un vehículo de mayor tamaño. Esta alternativa tiene otra función. La inversión en aparcamientos subterráneos busca aumentar la oferta de carsharing en las zonas céntricas. Unos lugares donde las dificultades para aparcamiento y circulación limita la oferta de vehículos.

Por el momento, los clientes de Wible tendrán un suplemento de un euro al aparcar en estos lugares. "El objetivo es generar un volumen de uso que nos permita rentabilizar la inversión que realizamos en este tipo de aparcamientos y retirar este suplemento", explica Javier Martínez. 

El 'novato' se hace fuerte

Wible da un paso más. Y eso que ha sido el último en llegar a esta 'guerra'. La compañía cuenta con 500 vehículosKia Niro híbrido y que lleva operativo desde el 24 de julio. "En estos momentos no podemos valorar el volumen de negocio. Sin embargo, podemos confirmar que el interés por el servicio está siendo alto", confirma Javier Martínez. Su objetivo es ir más allá de la almendra central de Madrid. Y convertirse en una alternativa para los usuarios de la periferia. 

"Es el primero servicio de carsharing en dar cobertura a la periferia madrileña, acercándose a los vecinos de Getafe, Leganés, Villaverde, Pozuelo, Aravaca y Majadahonda. La plataforma ofrece la posibilidad de aparcar los vehículos particulares en sus aparcamientos y poder cambiarlo por un Wible. Con ello, los usuarios pueden aparcar en el centro de la ciudad y, desde ya, en sus estratégicos parkings subterráneos. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba