Banco Popular

Un tercio de los accionistas del Popular rechaza la pensión millonaria de Ron

El Informe de Remuneraciones del banco ha sido el punto que menos quórum ha tenido en las juntas de los últimos años. Lo respaldó un 71% de los accionistas. En el se incluyó la pensión vitalicia de Ron y el bonus pagado por el fichaje de Saracho.

Ángel Ron, Emilio Saracho y Pedro Larena (de izda. a dcha.) en el traspaso de poderes al frente de Popular.
Ángel Ron, Emilio Saracho y Pedro Larena (de izda. a dcha.) en el traspaso de poderes al frente de Popular. Popular

El ambiente hostil de la junta de accionistas de Banco Popular se reflejó en los votos de los inversores. Sobre todo en cuanto a las remuneraciones de la cúpula y la pensión de 24 millones que percibirá de forma vitalicia el expresidente Ángel Ron. Es el asunto que más enfada a los accionistas, que incluso pidieron que se llegara a los tribunales para arrebatársela.

Por ello, un 29% de los votos de la junta fue negativo al Informe de Remuneraciones. En él también se incluían la pensión que percibirá el ex consejero delegado, Francisco Gómez (de 14 millones); la remuneración del también ex número dos, Pedro Larena; y la prima de fichaje de 4 millones que cobró el nuevo presidente de Popular, Emilio Saracho, por aceptar el mandato.

En los últimos años, nunca había habido un punto que generara tanto voto en contra en ninguna junta de accionistas. Lo más había sido alguna reelección de consejeros, como la de José María Arias y la de la Sindicatura, que se quedaron con un apoyo del 85%.

La situación actual, con la acción casi en mínimos históricos; una caída acumulada del 88% en tres años; y el fiasco de la última ampliación de capital de junio de 2016, han caldeado los ánimos de los accionistas, que ven como principal responsable a Ron. Y por ello piden que se le prive de su renta vitalicia.

Postura de Saracho

Saracho afrontó en la junta de este lunes la cuestión, asegurando que no está en su mano ni sería de recibo reclamar la pensión de Ron: “Simplemente no ha lugar, no hay razón, aunque haya gente que le apetezca. No podemos hacer cosas que no se pueden hacer”, señaló.

A pesar de estas afirmaciones, el nuevo presidente del banco estuvo muy lejos de legitimarlas. Según Saracho, la estructura retributiva de Popular “carece de transparencia, era difícil de entender”. Ya se ha cambiado. Tradicionalmente, este banco ha dado sueldos más bajos a sus primeros espadas a cambio de una pensión más generosa. En el caso de Ron, la pensión vitalicia será de 1,1 millones, por encima de la de Javier Marín, el ex consejero delegado de Santander, que estuvo menos años y percibe 800.000 euros anuales; y por debajo de la del ex número dos de BBVA, Ángel Cano, con 1,7 millones anuales.

Las cuentas y la posibilidad de ampliar capital fueron aprobadas con un apoyo del 93%, niveles muy inferiores a los de los años pasados

Desde el entorno de la entidad sorprendió mucho que Saracho decidiera revelar la remuneración de Ron un año antes de lo que tocaba, ya que hasta 2018 no había por qué detallarlo ante la CNMV. Según diversas fuentes, se hizo para que la opinión pública se centrara en este dato y no en su remuneración.

El presidente del Banco Popular, Emilio Saracho, durante la junta del lunes.
El presidente del Banco Popular, Emilio Saracho, durante la junta del lunes. Luca Piergiovanni

Junto al Informe de Remuneraciones, el apoyo de los accionistas también fue más bajo de lo habitual en la aprobación de las cuentas, a las que se dio el visto bueno con un apoyo del 93%, más bajo que incluso las de 2012, que se hicieron con un apoyo del 95%. Esto refleja que a algunos accionistas le hizo desconfiar el anuncio de los errores detectados en las cuentas que se corregirán en los próximos meses, tasados en 700 millones.

Recados al nuevo presidente

El 93% fue el mismo apoyo que obtuvo la delegación al Consejo para que amplíe capital hasta en un 50% del capital social en los próximos tres años. Es un punto estándar que se incluye en muchas juntas de los bancos, por si surge alguna necesidad imprevista. Saracho lo explicó en la junta del lunes, añadiendo que en caso de que finalmente se opte por apuntalar el futuro de la entidad con la ampliación de capital y no la venta, no sería a través de esta fórmula, sino pasando por una junta extraordinaria.

Los accionistas enviaron otro recado a Saracho con el rechazo del 17% a la aprobación del nombramiento de Antonio González-Adalid, exdirectivo de Repsol, como consejero. Este financiero fue uno de los consejeros que trajo Saracho de su mano, hasta el punto que ha sido nombrado vicepresidente en sustitución de Roberto Higuera, exdirectivo de confianza de Ron.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba