Presupuestos

Montoro llama a la responsabilidad de los partidos para no volver a la parálisis política

El ministro de Hacienda ha advertido esta mañana en el Congreso del riesgo de regresar a la parálisis política si los partidos de la oposición obstaculizan la aprobación de estos Presupuestos y los del año que viene.

Cristóbal Montoro no acierta a entender por qué varios grupos parlamentarios de la oposición, el PSOE entre ellos, han anunciado ya la presentación de enmiendas a la totalidad de los Presupuestos para 2017 antes de conocerlos. En este contexto, el ministro de Hacienda ha avisado del riesgo que hay de regresar “a la parálisis política” si, finalmente, estos partidos obstaculizan la aprobación de las cuentas estatales de este año y ponen trabas también al techo de gasto para 2018 que el Gobierno aprobará, previsiblemente, en el último consejo de ministros de junio. “Los grupos tienen que tener sentido de la responsabilidad para ayudar a sostener una política económica que facilita la creación de empleo y el crecimiento”, ha dicho Montoro.

La superación del procedimiento de déficit excesivo rebajará la prima de riesgo y facilitará la financiación de las empresas

El calendario con el que trabaja el Gobierno sitúa en la tercera semana de junio la aprobación definitiva de los Presupuestos que han entrado esta mañana en el Congreso. El debate de las enmiendas a la totalidad se celebrará en la primera semana de mayo, trámite para el que el PP cuenta ya con el apoyo de Ciudadanos, el PNV y Coalición Canaria para evitar que el proyecto de ley sea devuelto al Gobierno. Posteriormente, una vez se discutan las enmiendas parciales en comisión, el dictamen resultante volverá al pleno y allí será cuando el Ejecutivo necesitará de la mayoría absoluta. “Por intereses partidistas no se puede interrumpir una política económica que está dando buenos resultados”, ha insistido el titular de Hacienda, en referencia a las dificultades que puede llegar a encontrar el Gobierno durante esta tramitación parlamentaria después del largo periodo de interinidad que sufrió la política española a partir de las legislativas celebradas en diciembre de 2015.

Los Presupuestos que Montoro y su equipo en Hacienda han presentado esta mañana prevén un crecimiento del 2,5% este año, cálculo que el Banco de España y el consenso del mercado ya sitúa por encima. Buena parte de este crecimiento se apoyará en la demanda interna y hará que aumente la capacidad de financiación frente al resto del mundo, un logro que ya se ha conseguido en casi dos puntos y resulta clave para la continuidad de la recuperación, además de explicar la importancia de seguir reduciendo el déficit público y la deuda sobre PIB. El PP cogió el primero en el 9,28% cuando llegó al Gobierno y al finalizar este año lo dejará en el 3,1%, lo que servirá en 2018 para que España se libere de la vigilancia por déficit excesivo impuesta por Bruselas desde 2007. Montoro ha explicado que superar este procedimiento valdrá para rebajar la prima de riesgo y facilitar la financiación de las empresas.

Menos deuda privada

El ministro de Hacienda ha destacado que España es el país que más esfuerzo fiscal primario ha hecho, consiguiendo crear alrededor de 500.000 puestos de trabajo al año tras una crisis económica que destruyó más de 3,5 millones de empleos. Montoro ha puesto en valor también la reducción del endeudamiento privado. Desde el cuarto trimestre de 2011 hasta el tercero de 2016, se rebajó en 441.000 millones entre empresas no financieras y familias.

Montoro acentúa la importancia de haber aumentado la capacidad de financiación frente al resto del mundo y de haber reducido la deuda privada

En estos presupuestos crece la partida global dedicada a protección social. Este año superará los 191.000 millones de euros cuando en el arranque de la crisis, 2007, se situó en 138.000. Incluye el gasto en pensiones y si se le suman sanidad y educación, se dispara hasta los 250.000. A pensiones se destinarán 139.647 millones, 4.198 más que en 2016. A sanidad, 4.093, con un crecimiento del 2,3%. Para educación se han previsto 2.255 millones, con un incremento del 1,7%. A fomento del empleo irán casi 5.500 millones, con un aumento de la partida del 5,5%. Para combatir la pobreza infantil y ayudar a las familias más necesitadas hay una partida de 2.408 millones, casi el 5% más que el año pasado. Para luchar contra la violencia de género se han reservado 28 millones, lo que aumenta la dotación en casi el 10%.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba