Infraestructuras

Hyundai se impone a Acciona en la puja por la línea 3 del metro de Panamá

El consorcio liderado por el gigante coreano construirá la infraestructura por 2.250 millones de euros. Un déficit de liquidez dejó fuera a la oferta de FCC

Héctor Ortega, próximo director general de Metro de Panamá, en el acto de apertura de ofertas
Héctor Ortega, próximo director general de Metro de Panamá, en el acto de apertura de ofertas

Acciona se ha quedado a las puertas de llevarse un gran contrato de infraestructuras en Latinoamérica: la construcción de la línea 3 del metro de Ciudad de Panamá. El consorcio compuesto por las coreanas Hyundai y Posco presentó la mejor oferta para hacerse con la licitación, tanto en la parte técnica como en la económica, valorada en 2.507 millones de dólares (unos 2.250 millones de euros), y batió por un escaso margen de 51 puntos (la máxima puntuación era de 1.000) al grupo liderado por la compañía de los Entrecanales.  

De los cuatro consorcios que presentaron propuestas, tan solo estos dos llegaron a la fase de apertura de las ofertas económicas. FCC, que partía como uno de los favoritos al haber participado en la construcción de las dos primeras líneas de la red y que acudía junto a Carlos Slim, su accionista mayoritario, quedó eliminada a las primeras de cambio. El comité evaluador aseguró que uno de los componentes del consorcio (del que también forman parte Carso, propiedad de Slim, y la coreana SKEC) no cumplía con los requisitos mínimos de liquidez exigidos, por lo que ni siquiera se desveló la puntuación de su oferta técnica. 

Mientras, China Railway fue también excluida del proceso porque la puntuación de su propuesta técnica no alcanzó el mínimo exigido por Metro de Panamá. La licitación contemplaba un máximo de 510 puntos en este capítulo pero las propuestas debían sumar un mínimo de 375 puntos para seguir adelante. En el caso de China Railway, tan sólo logró 351.

Las diferencias entre las ofertas económicas de Hyundai y Acciona fueron casi inapreciables. El consorcio español presentó una propuesta de 2.518 millones de dólares. En la parte técnica, los coreanos se impusieron también por corto margen, al lograr una puntuación de 403 puntos (sobre un máximo de 510), frente a 382 de Acciona. Metro de Panamá había valorado la licitación en casi 2.400 millones dólares.

Siete interesados

En principio fueron siete los consorcios que se conformaron para aspirar a hacerse con uno de los contratos de infraestructuras más atractivo y voluminoso de Latinoamérica en este año (junto con el de la primera línea del metro de Bogotá, adjudicado reciente a un grupo liderado por China Harbor). Sin embargo, sólo cuatro presentaron el pasado mes de abril las ofertas técnica y económica para que fueran analizadas por las autoridades del Metro de Panamá.

Entre los que finalmente declinaron presentar su propuesta se encontraba el grupo Consorcio Línea 3 Monorail Panamá, integrado por la también española OHL.

El proceso se ha demorado sensiblemente más de lo previsto, toda vez que el plazo para los trabajos de análisis y calificación de las propuestas presentada por los oferentes era de un mes, con la posibilidad de prorrogarlo durante 20 días más. Las propuestas económicas, presentadas en sobre cerrado, han permanecido guardadas en una bóveda del Banco Central de Panamá, como sucediera con las licitaciones de las dos primeras líneas del metro de la capital y también con las ofertas para la ampliación del Canal, hasta el momento de su apertura.

La novedad del monoraíl

La línea 3 del metro de Ciudad de Panamá cuenta con una extensión de 25 kilómetros, que se prevé que sea recorrida por los convoyes en un tiempo aproximado de 45 minutos. La novedad en relación con las dos primeras líneas consiste en el sistema de monoraíl, obra de los ingenieros japoneses que diseñaron inicialmente el proyecto, con lo que los trenes no circularán en superficie en determinados tramos.

Los sistemas de transporte en Latinoamérica no son ni mucho menos desconocidos para FCC y Acciona. Además de la citada experiencia en la propia Panamá, FCC también está construyendo la línea 2 del metro de Lima (Perú) como componente de un consorcio en el que también está presente ACS. Mientras, Acciona se encarga de la primera línea del metro de Quito (Ecuador), un contrato que se adjudicó en consorcio con Odebrecht y que terminó asumiendo en su totalidad después del descenso a los infiernos de la empresa brasileña.

Ambas compañías también participaron en la licitación de la primera línea del metro de Bogotá. Sin embargo, el consorcio de Acciona decidió a última hora no presentar oferta (al igual que otros dos aspirantes). El proceso quedó en un mano a mano entre FCC, que también acudía de la mano de Slim, y la compañía china que, finalmente, se hizo con el contrato tras lograr la máxima puntuación posible.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba