Infraestructuras

El Gobierno descarta nuevas depuradoras pese a las multimillonarias multas de la UE

Los Presupuestos Generales del Estado contemplan un incremento apenas simbólico en el capítulo relacionado con el ciclo integral del agua, cuyos déficits se están traduciendo en cuantiosas sanciones por parte de Bruselas. En los planes del Gobierno no entran nuevas infraestructuras hídricas ni la colaboración público-privada

Canal de Isabel II
Canal de Isabel II EP

Las infraestructuras hídricas vuelven a ocupar un lugar secundario en los Presupuestos Generales del Estado a pesar de que España arrastra en este campo procesos sancionadores por parte de la Unión Europea que ya se han traducido en cuantiosas multas. Una situación que, en principio, el Gobierno no tiene previsto cambiar, toda vez que en sus planes no se contempla la construcción de nuevas instalaciones relacionadas con el ciclo integral del agua.

Pese al cambio de Ejecutivo, los esfuerzos del sector privado, que lleva años insistiendo en el creciente déficit de infraestructuras hídricas en España, parecen volver a caer en saco roto. El anterior Gobierno estaba a favor de la colaboración público-privada pero centraba sus esfuerzos en otro tipo de infraestructuras. En el caso del actual, este modelo es contemplado con mayor recelo.

Precisamente un buen número de representantes del sector privado pudo escuchar al secretario de Estado de Medioambiente, Hugo Morán, exponer una hoja de ruta que, en lo referente al ciclo integral del agua, contempla optimizar la gestión de las infraestructuras existentes, algo que se antoja insuficiente para revertir la situación que lleva a España a soportar sanciones económicas de 22 millones de euros al año por parte de la Comisión Europea.

"Infraestructuras habrá las que hay, eso sí, bien utilizadas", apuntó Morán en un desayuno informativo organizado por Executive Fórum. El número tres del Ministerio deTransición Ecológica destacó que el presupuesto destinado actualmente a la Dirección General del Agua no llega siquiera a la mitad del que el Gobierno gestionaba antes de la crisis.

Una década para recuperar

"La administración ambiental ha adelgazado de forma dramática por la crisis durante la última década y recuperar los niveles anteriores nos va a llevar por lo menos otros diez años", pronosticó Morán, que también cuestionó la idoneidad de algunas de las infraestructuras construidas en los últimos tiempos. "Algunas de ellas nunca han sido ni serán eficientes y otras dejarán de serlo en el corto o medio plazo".

Morán recordó las fuertes multas que España ya está asumiendo por la deficiente depuración de las aguas residuales y apuntó que el Gobierno comunitario tiene abiertos otros procesos contra el Estado que también podrían derivar en sanciones económicas. "Lo que no va a hacer este Gobierno es generar expectativas abocadas a la frustración", concluyó Morán.

Parte de estas expectativas estaban en el sector privado, que ha manifestado en repetidas oportunidades la conveniencia de que los sucesivos gobiernos prestaran más atención a infraestructuras de este tipo. La gran esperanza estaba en el modelo de colaboración público-privada aunque, al menos por ahora, no es una alternativa que esté en la primera línea del Gobierno de Pedro Sánchez.

“Tenemos que hacer que el presupuesto con el que contamos sea suficiente, lo que nos obliga a hacer el milagro de los panes y los peces”, señaló de forma gráfica Morán.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba