Economía

El Banco de España vigila de cerca la crisis del IRPH ante un posible aumento de demandas

El Banco de España advirtió en su informe de estabilidad financiera de primavera de 2019 que el sector se enfrenta a un mayor riesgo legal derivado del potencial incremento de demandas judiciales

La crisis financiera y el camino de perdición del Banco de España
La crisis financiera y el camino de perdición del Banco de España EFE

El Banco de España no puede entrar a valorar la opinión del abogado del TJUE y sigue con mucha atención el caso en el marco de su competencia y en el contexto del Mercado Único de Supervisión (MUS), según fuentes oficiales del supervisor. 

No obstante, fuentes próximas al BdE aseguran a este medio que, cómo es lógico, se le pide a las entidades la máxima prudencia a la hora de valorar una hipotética decisión del TJUE y que hagan sus cálculos. El procedimiento del abogado no es vinculante, como se vio en las cláusulas suelo, y por lo tanto no implica que sea la respuesta definitiva. 

Estas mismas fuentes consideran que el sistema financiero español está preparado para absorber este proceso gracias al buen nivel de solvencia de la banca.

Si finalmente desemboca será un único común denominador que será para mirar en todas las demandas puestas. Será el examen de una a una.

Informe de estabilidad

El Banco de España advirtió en su informe de estabilidad financiera de primavera de 2019 que el sector se enfrenta a un mayor riesgo legal derivado del potencial incremento de demandas judiciales.

El supervisor explica en el escrito de más de 100 páginas que las entidades de depósito han estado involucradas en un número "elevado de procesos judiciales" por culpa de los diferentes tipos de hipotecas firmados y recuerda que los bancos ya han tenido que pagar por cláusulas suelos más de 2.200 millones de euros. No obstante, advierte que aún quedan procedimientos judiciales "muy relevantes" pendientes de resolución, como el ya comentado -IRPH-.

"Dependiendo del pronunciamiento del TJUE, podría producirse un aumento de las demandas judiciales contra los bancos españoles con impacto en aquellas entidades con mayor volumen de préstamos hipotecarios indiciados al IRPH, lo que exige de estas entidades una apropiada medición del posible impacto contingente y medidas de gestión y prevención adecuadas", expone.

Este riesgo legal se ha traducido en una "pérdida de reputación para el sector bancario" y es por eso que las "entidades deben esforzarse en revertir proporcionando a sus clientes los productos financieros adecuados a sus necesidades y capacidades, así como suministrando la información relevante de manera clara y transparente". El Banco de España prosigue alegando que la reputación y la confianza de los clientes es un elemento esencial para desarrollar el negocio bancario.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba