Energía

El Ayuntamiento de Madrid pagará un 7,5% más por la luz tras tener que relicitar el contrato

El Consistorio liderado por Manuela Carmena vuelve a licitar el contrato de suministro eléctrico para la capital después de que un recurso de Gas Natural Fenosa dejara en suspenso el proceso original. El Ayuntamiento ha elevado un 7,5% el valor de la adjudicación

Los madrileños pagarán algo más de lo previsto por la luz para los puntos y dependencias del Ayuntamiento. El Consistorio de la capital ha licitado un nuevo contrato de suministro eléctrico después de que el proceso que puso en marcha el pasado año quedara en suspenso tras prosperar un recurso interpuesto por Gas Natural Fenosa. El área de Economía y Hacienda de la corporación municipal que lidera Manuela Carmena valora la nueva licitación en 82,64 millones de euros, un 7,5% más que lo previsto para el contrato original, que se sacó a concurso a mediados de 2017.

El proceso quedó suspendido después de que el Tribunal Administrativo de Contratación Pública (TACP) de la Comunidad de Madrid estimara el recurso presentado por Gas Natural contra uno de los criterios de adjudicación contemplados en la licitación original. En concreto, la compañía que ahora preside Francisco Reynés reclamó porque el proceso contaba como uno de los criterios de calidad con el etiquetado de la electricidad en cuanto a emisiones de CO2 del licitador durante 2016, considerado, además de recurrente, como discriminatorio para las empresas concurrentes.

La empresa consideraba adecuado el hecho de que el Ayuntamiento exigiera que la totalidad de la energía suministrada procediera de fuentes renovables pero no ocurría lo mismo con el criterio del etiquetado ya que, según su punto de vista, favorecía a pequeñas comercializadoras con poca trayectoria en el mercado en detrimento de las que más tiempo llevan en el sector.

Tras la decisión del TACP, el Ayuntamiento se vio obligado a prorrogar el contrato vigente hasta entonces, adjudicado en su día a Endesa y que vencía a finales de 2017, y proceder a una nueva licitación, que mantiene las características técnicas, aunque elimina el criterio del etiquetado.

El paralelismo con Barcelona

El Consistorio ha tenido que volver a licitar cuatro de los cinco lotes en los que se dividía el proceso original. El referido al suministro de gas no fue objeto de recurso por lo que pudo llegar hasta su adjudicación final a Endesa, por algo más de 38 millones de euros.

Excluido el valor otorgado al lote relacionado con el suministro de gas, el Ayuntamiento valoraba el anterior contrato en algo más de 76 millones de euros. El nuevo contrato contempla igualmente un periodo de dos años con posibilidad de prorrogarlo durante dos años más. El Consistorio mantiene la obligación de que el 100% de la electricidad provenga de fuentes renovables, aunque al eliminar el criterio del etiquetado energético concede algo más de peso en la puntuación final de las ofertas al precio.

En su día, el Ayuntamiento de Barcelona también vio cómo su método para la contratación del suministro energético quedaba varado en los tribunales. En este caso, los criterios relativos a la pobreza energética dejaron fuera de la licitación a Endesa y Gas Natural Fenosa, que procedieron a interponer un recurso ante el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público.

El fallo de esta instancia anuló también el proceso y obligó al Consistorio comandado por Ada Colau a improvisar un contrato puente con la anterior adjudicataria, Endesa, hasta abrir un nuevo proceso licitador.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba