Energías renovables

Las cuentas de Álvaro Nadal: las fotovoltaicas de Zapatero costaron 8 veces más que ahora

"Claro que estamos a favor de las renovables. Pero el anterior Gobierno las impulsó por un tema ideológico, cuando aún no eran rentables"

Nadal conversa con el presidente de la comisión de Energía, Ricardo Sixto (Unidos Podemos)
Nadal conversa con el presidente de la comisión de Energía, Ricardo Sixto (Unidos Podemos) EFE

El nuevo ministro de Energía, Álvaro Nadal, se declaró este martes un gran defensor de las energías renovables, aunque destacó que la promoción de las mismas no podía realizarse a cualquier precio, ni tampoco servir de excusa para campañas ideológicas. Según indicó Nadal en el Congreso de los Diputados, a donde acudió a petición propia, "hace unos años se impulsó un sistema de renovables con tecnologías hoy superadas que tenían costes muy altos. Se hizo por temas ideológicos, mientras que en otros países esperaban con criterios técnicos a que bajaran sus costes.

Por ello, aseguró el ministro, el precio del megavatio fotovoltaico en 2008 era de 490 euros mientras que "en la próxima subasta fotovoltaica de 2017 va a salir a unos 60 euros". Es decir que la misma tecnología valdría ahora 8 veces menos que hace una década, cuando el Ministerio de Industria de Miguel Sebastián propuso primas renovables muy elevadas que hacían rentable la inversión en placas solares aunque la tecnología aún no estuviera lo suficientemente depurada.

Nadal anunció una megasubasta de 3.000 MW renovables con neutralidad tecnológica (todas las tecnologías competirán en ella, singularmente las placas solares y las turbinas eólicas) para primera mitad del año que viene.

Defiende su 'impuesto al sol'

Por otra parte, el ministro también explicó los motivos por los cuales mantiene el llamado 'impuesto al sol', un peaje de respaldo para los que viertan electricidad en la red producida con sus propias placas solares cuyo nombre fue acuñado por la industria fotovoltaica y que el propio Nadal ha acabado asumiendo.

"Cuando alguien produce el megavatio a 100 euros cuando podría comprarlo a 60, la cuenta no sale. El resto de usuarios estarían sufragando una parte de su autoconsumo", aseguró, en un argumento que viene siendo el mismo desde que el Consejo de Ministros aprobara esta polémica carga en octubre de 2015. Según indicó Nadal, este impuesto no contradice las directrices de la Comisión Europea, dado que no dificulta el desarrollo de las energías limpias.

Precisamente en este tema fue donde Nadal encontró más oposición de los grupos parlamentarios, que por lo demás se mostraron bastante a favor de muchas de las propuestas del ministro en un ambiente que parecía presagiar un acuerdo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba