[Actualización 23/06/21: Muere Mila Ximénez a los 69 años]

El estado de salud de Mila Ximénez, de 69 años, tiene en vilo a todo el país. La colaboradora de 'Sálvame', que lleva luchando contra el cáncer desde julio de 2020, se encuentra en su casa de Madrid arropada por sus familiares y amigos

El pronóstico no es bueno. Al menos eso es lo que ha publicado La Razón, que afirma que la televisiva ya se encontraría "sedada" a la espera de lo inevitable. Un pésima información que cobra veracidad después de que su hija Alba se desplazara desde Ámsterdam a Madrid a finales de esta semana.

El silencio sepulcral que se mantiene en los programas de Telecinco tampoco indica nada bueno. De momento, ningún compañero de trabajo de Mila Ximénez se ha pronunciado acerca de las últimas informaciones. Dos amigos han sido los únicos que se han manifestado públicamente, y lo cierto es que sus palabras no desprenden esperanza.

Preocupación máxima por Mila Ximénez: dos amigos se pronuncian públicamente

En las últimas horas, todo el mundo está pendiente de la evolución de Mila Ximénez, sobre todo después de que la pasada semana fuera ingresada de urgencia durante tres días y después de las informaciones publicadas, que apuntan a que la colaboradora estaría ya sedada.

Como decíamos, ningún compañero de la colaboradora se ha pronunciado. Los que sí lo han hecho han sido dos amigos suyos: Ágatha Ruiz de la Prada y Christian Gálvez, cuyos mensajes no son nada halagüeños.

La diseñadora, por su parte, le ha dedicado a Mila uno de los premios que le han otorgado, este fin de semana, durante la celebración de la Pasarela Larios en Málaga. Ágatha, con la voz entrecortada, ha querido referirse a su amiga, quien ha llevado también alguno de sus diseños en actos.

Este premio se lo voy a dedicar a mi amiga Mila Ximénez, que está pasando un momento horrible, pero todos por supuesto la vamos a ayudar a que lo pase un poquito mejor”, ha dicho casi entre lágrimas. Un mensaje que ha sido muy aplaudido y que confirma los pésimos rumores, aunque también da un halo de esperanza.

Ágatha Ruiz de la Prada, emocionada, le dedica un premio a su amiga Mila Ximénez

El otro amigo de la tertuliana que se ha referido a ella de manera pública ha sido Christian Gálvez, que ha asegurado en el programa De sábado, que presenta en Cadena 100, que "es muy difícil no llevar esta mañana a Mila Ximénez en el corazón y en el pensamiento. Es muy difícil contar con palabras la tristeza de su familia y de quienes nos consideramos sus amigos", ha comenzado diciendo.

"Es cuestión de gratitud por los buenos ratos, por los grandes momentos de televisión, por conjugar con todas las letras el verbo entretener. Vamos a seguir entreteniendo esta mañana aunque sea una mañana un poco más triste pero sin perder nunca la esperanza", ha finalizado, dejando en el cuerpo la misma sensación que Ágatha: que el estado de Mila Ximénez no es bueno.

El motivo por el que Antena 3 excluye a Christian Gálvez del especial de  'Pasapalabra' - Televisión - COPE

Estos dos testimonios se suman al desplazamiento urgente de los familiares de Mila a su domicilio. Su familia, su hija Alba Santana y sus tres hermanos, Nani (Encarnación), Conchi (Concepción) y Manolo, además de sus cuñados, lo han dejado todo para instalarse junto a ella. 

La hija de Mila Ximénez, Alba, con cara de preocupación
La hija de Mila llegando a casa de su madre

Cáncer de pulmón con metástasis

Desde que le detectaron el cáncer de pulmón con metástasis, Mila ha estado recibiendo un tratamiento nuevo y experimental del que apenas ha trascendido información. Lo único que se sabía de su estado es que se encontraba muy cansada, que le costaba peinarse y que había perdido mucho peso.

Sus compañeros, como Jorge Javier Vázquez, siempre se han mantenido optimistas y aseguraban que Mila volvería más pronto que tarde a su puesto de trabajo. Sin embargo, desde el pasado miércoles 9 de junio todo se ha ensombrecido. La tertuliana fue ingresada de nuevo en el hospital de la Clínica de la Luz de Madrid de forma inesperada por un ataque de ansiedad tras hacerse unas pruebas rutinarias relacionadas con la enfermedad que padece.

Los doctores consideraron entonces que la periodista debía quedarse en el hospital bajo observación y con cuidados médicos debido a una complicación, para poder reajustar el tratamiento que sigue a sus necesidades.

Dos días después de permanecer ingresada, el pasado viernes, salió de la Clínica de la Luz en silla de ruedas debido a su débil estado de salud. Sin embargo, decidió regresar a su casa voluntariamente. Y el resto ya lo sabemos: sus familiares más cercanos viajaron para estar con ella en casa y se publicó que estaba "sedada".

Mila Ximénez recibe el alta y sale del hospital en silla de ruedas
Mila Ximénez recibe el alta y sale del hospital en silla de ruedas

De momento no se conoce nada más. Lo más normal en estos casos es que compañeros y amigos estén guardando silencio por petición de la propia familia. Esperemos que todo se quede en un susto.