"No hay elegancia posible sin perfume", así de rotunda expresaba Coco Chanel su pasión por los perfumes. La diseñadora, famosa en el mundo entero por revolucionar el armario femenino, también se hizo eterna gracias a la creación del icónico Chanel Nº 5 que este año 2021 está de gran aniversario al cumplir la redonda cifra de 100 años.

La historia que hay detrás de la fragancia que transformó por completo el universo de la perfumería es digna de conocerse. Chanel, una huérfana francesa con una infancia miserable, y prácticamente sin estudios, consiguió levantar un imperio de la nada. Lo que jamás pudo ambicionar Coco es que lo que le convertiría en una mujer millonaria no serían sus diseños, sino su perfume.

Hoy, un siglo después de su creación, el perfume de Chanel continúa siendo todo un éxito y puede presumir de ser el perfume más vendido de la historia. Nos basta con el siguiente dato: la firma vendió casi dos millones de frascos durante el 2019 solo en Inglaterra. ¿Su fórmula? Todo un secreto que solo se puede comparar a la composición de la Coca Cola y que guardan a buen recaudo en la maison francesa conocedores del valor que tienen entre sus manos.

En Vozpópuli vamos a conocer más a fondo todo lo que rodea a este histórico perfume que ha sabido enamorar a mujeres como Catherine Deneuve, Nicole Kidman, Gisele Bündchen o Carole Bouquet, que han trabajado en sus campañas publicitarias. El último nombre que se suma a esta impresionante lista es el de Marion Cotillard, elegida imagen del perfume en su aniversario.  La actriz se estrena en su papel como imagen de un perfume pero es una de las mejores perchas que ha tenido en los últimos años Chanel en las alfombras rojas de medio mundo.

El nacimiento de un imperio

Después de morir su gran amor en 1919, Coco Chanel decidió viajar a Italia para evadirse de su situación. Durante su periplo por el país conoció al Gran Duque Demetrio Románov, primo del Zar Nicolás II de Rusia, que se convirtió en su amante y con el que empezó a cultivar su interés por el mundo de la perfumería.

La diseñadora Coco Chanel Chanel

Arrancados los años 20, Chanel ya era una diseñadora de prestigio en Francia y Estados Unidos. En esta época, la francesa no encontraba una fragancia que le gustase porque todas eran monoflorales así que decidió crear su propio perfume. Para lograrlo, Chanel recurrió a Ernest Beaux que había trabajado en la corte de los zares hasta la llegada de le revolución.

Un perfume de mujer con olor a mujer

El encargo era "un perfume de mujer con olor a mujer. Algo muy especial, que no manche, que huela muy bien". Con estas ideas en 1921 vio la luz uno de los grandes inventos del siglo XX. Hay que tener en cuenta que cuando Chanel decidió crear su propio aroma, las firmas de moda sólo diseñaban prendas y no abarcaban otros mundos como el de la belleza o los accesorios. Es por ello que su paso supuso toda una revolución y es a ella a la que se le atribuye la idea de expandir las marcas a otros terrenos de negocio, una tarea que en los siguientes años sería imitada por varios de sus colegas.

El éxito del perfume no solo se debió a su olor revolucionario, sino a la mente prodigiosa de Chanel para hacer negocios. Su estrategia de marketing fue otro gran avance ya que se dedicó a regalar algunos frascos y a vaporizar el producto en algunos salones de alta costura para que sus clientas lo olieran y les despertara curiosidad.

El famoso perfume Nº 5 Chanel

La campaña triunfó por todo lo alto y pronto Chanel se dio cuenta que su producción no era suficiente para abastecer toda la demanda por lo que en 1924 creó la sociedad Les Parfums Chanel junto a expertos perfumeros. En esta asociación la diseñadora, desconocedora de lo que estaba por llegar, renunció a los derechos de creación y firmó  percibir solo el 10% de las ventas.

En pocos años, Nº 5 se convirtió en un superventas, sobre todo en los Estados Unidos, y Chanel se dio cuenta de su grave error al firmar el contrato de asociación. A partir de los años 30 comenzó su particular batalla por recuperar los derechos de su creación, algo que solo pudo conseguir con la ocupación nazi de Francia cuando, gracias a sus contactos y su simpatía por el partido de Hitler, arrebató el poder a sus antiguos socios que eran de origen judío.

Sin embargo, con la Segunda Guerra Mundial la firma termina en la bancarrota y fue precisamente el perfume el principal responsable de que se recuperase de la ruina económica. El Chanel Nº 5 se convirtió en el souvenir favorito de los soldados americanos que, haciendo largas colas, lo compraban en París para regalarlo a sus madres, hermanas y mujeres al regresar a Estados Unidos.

Publicidad del perfume en la década de los años 50 Pinterest

Superada la posguerra, en los años 50 bastó una frase de la tentación rubia, Marilyn Monroe, para confirmar su posición líder de manera eterna. "La gente me pregunta si duermo con pijama y yo respondo: con Chanel nº 5", confesando de manera sutil que no utilizaba ningún tipo de prenda para dormir. La mejor promoción de la historia.

A partir de entonces, la casa Chanel ha sido prácticamente fiel al diseño original del perfume. Si algo funciona... ¿por qué cambiarlo? Por ello su composición simplemente se ha actualizado en dos ocasiones para adaptarlo a los gustos del momento siendo la primera en 1986 y la siguiente en 2008.

Así es el Nº 5 de Chanel

Chanel tenía muy claro lo que buscaba con la creación de su perfume. Sus directrices marcaban que fuese un aroma atemporal, que no estuviera sometido a la tendencia. "Un perfume que nadie hubiera hecho hasta el momento, con múltiples facetas, lujoso y seductor para la mujer", afirman los actuales responsables de la firma.

En un momento en el que los perfumes contaban solo con una nota floral, llegó el Nº 5 con una mezcla de más de 80 ingredientes. Una esencia diferente, con materias primas excepcionales, y presentado en un frasco sencillo, que recordaba a los usados en los laboratorios,  y que incorporaba en su cuello un hilo de perlé lacrado "para evitar que se evaporara su fragancia".

Otra de sus grandes innovaciones es que la libertad que la diseñadora dio al perfumista le permitió investigar con los aldehídos, componentes que ayudan a que el aroma huela más y durante más tiempo. El Nº 5 fue el primero en utilizar los aldehídos y una mezcla secreta de flores de las que se conocen el ylang-ylang de las comores, el jazmín de Grasse, las rosas de mayo, el nerolí, la vainilla de Bourbon o el sándalo.

El frasco fue diseñado personalmente por la propia Coco

Además del contenido, también fue muy importante para su éxito su continente. El perfume de Chanel rompió totalmente la estética barroca habitual de los frascos de los años 20 eligiendo un diseño completamente diferente de líneas sencillas y sobrias que fue diseñado personalmente por la propia Coco.

Evolución del diseño del frasco de perfume Pinterest

Se creó un recipiente plano de cristal transparente con ángulos recortados. Sobre él, tan solo una pequeña etiqueta blanca con bordes negros, una combinación de colores que se asocia irremediablemente con la firma y que se repite en la caja del producto. Uno de sus rasgos más famosos es el tapón que se diseñó imitando la silueta de la Plaza Vendôme de París.

Desde su nacimiento en 1921, el diseño del frasco apenas ha sufrido alteraciones. El primer modelo tenía los bordes redondeados y en 1924 se cambió para hacerlo más resistente. Desde entonces, sólo se ha revisado en otras siete ocasiones con modificaciones mínimas.

¿De dónde viene su nombre?

El origen del nombre con el que fue bautizado el perfume de Chanel es todo un misterio. Existen dos leyendas, pero se desconoce cuál de ellas es la verdadera. La primera cuenta que el creador le propuso a la diseñadora un total de diez alternativas para elegir, todas ellas enumeradas del uno al diez, y ella eligió la del número cinco.

Otras versiones cuentan que el cinco era el número de la suerte de la diseñadora francesa por múltiples motivos. Lo relacionaba con su signo astrológico, el quinto del zodiaco, con los cinco dedos de la mano, con las cinco puntas de una estrella, con los cinco bienes de la felicidad, los cinco sentidos o los cinco sabores. La superstición por esta cifra era bien conocida y siempre elegía desfilar en quinta posición.

Publicidad de la firma con su icónico número Chanel

¿Qué decía la propia Chanel? La francesa siempre expresó que era un nombre que se alejaba radicalmente de cómo se llamaban los perfumes de la época. Además era fácil de recordar y no necesita traducirse a ningún idioma. Un nombre que además encajaba a la perfección con la sencillez del recipiente y que dejaba todo el protagonismo al aroma.

Las anécdotas que rodean a Nº 5

Aunque la fecha del origen de la fragancia es el 1921, el perfume en sí ya existía antes de que su creador se lo presentara a Chanel. Se trata en realidad del Rallet Nº 1, un perfume que fue creado para los Romanov poco antes del final de la Rusia imperial.

El Chanel Nº 5 además puede presumir de ser el primer perfume que fue expuesto en un museo y es que, desde 1959, forma parte de la colección permanente del MoMA de Nueva York. Pero su relación con el arte no se queda ahí, en los años 60 el genio Andy Warhol lo utilizó para una de sus famosas series de obras.

Reinterpretación del perfume por el artista Andy Warhol Pinterest

El perfume es uno de los principales responsables de convertir a Coco Chanel en millonaria pero la diseñadora tuvo que esperar hasta los años 40, veinte años más tarde de su lanzamiento, para recibir la fortuna que su creación estaba generando en todo el mundo por culpa del fatídico contrato inicial que había firmado con sus socios.

Es un perfume femenino y ha tenido embajadoras de la talla de Marilyn Monroe, Nicole Kidman o Catherine Deneuve, pero su éxito es tan grande que se pudo permitir contratar como imagen de una de sus campañas publicitarias a un hombre. ¿Quién fue? Pues el elegido fue ni más ni menos que Brad Pitt que ha sido, por ahora, el único rostro masculino que ha tenido el perfume.