Enrique Ponce, de 49 años, anunció el 28 de junio que se retiraba de los ruedos "por tiempo indefinido" tras más de tres décadas como torero.

Su repentina marcha de las plazas de toros, levantó muchas especulaciones, sobre todo relacionadas con su vida personal. Muchos se plantearon si detrás de esta decisión había planes de boda con Ana Soria, el centrarse más en su relación con la joven o incluso, que la pareja podría estar esperando un bebé.

La novia del torero se ha pronunciado sobre los rumores de embarazo: "No queremos entrar en nada porque queremos vivir nuestra vida al margen de la prensa, pero te digo que nada de embarazo… como siempre inventando", ha señalado en 'La Razón'.

"En nueve meses comprobarás que no te estoy mintiendo", ha asegurado, desmintiendo así los rumores de embarazo.

Enrique Ponce y Ana Soria
Enrique Ponce y Ana Soria

La retirada de Ponce es un alivio para Ana Soria

Todo parece indicar a que detrás de la retirada de Ponce está que el torero no se encontraba en plena forma, sobre todo a nivel emocional y esto puede suponer un peligro delante de un toro.

El torero anunció su retirada con este comunicado: "A quienes durante más de tres décadas me han acompañado. Lo primero que quiero es daros las gracias por su cariño y apoyo incondicional, en especial en este último año de pandemia en el que decidí defender la tauromaquia, tirar para adelante y devolverle al mundo del toro lo mucho que me ha dado. En este momento de mi temporada taurina 2021 he decidido hacer un alto en el camino y retirarme por tiempo indefinido".

El torero tomó la alternativa en marzo de 1990 en Valencia, de manos de Joselito y en presencia de El Litri como testigo.

La última corrida de toros de Ponce fue el pasado sábado en Castellón, donde cortó una oreja a la corrida de García-Jiménez.

Ana se había dejado ver algunas tardes en las plazas de toros. Sin embargo, la joven sufría viendo a su novio enfrentarse al toro y jugarse la vida. Seguramente, la decisión de cortarse la coleta, ha supuesto un gran alivio para la estudiante de Derecho.

Ana Soria, en una corrida de toros de su novio, Enrique Ponce
Ana Soria, en una corrida de toros de su novio, Enrique Ponce

Enrique Ponce y Paloma Cuevas no se ponen de acuerdo y podrían ir a juicio por su divorcio

En cuanto a los planes de boda, la pareja tendrá que esperar ya que Enrique Ponce todavía no está divorciado de Paloma Cuevas, con la que estuvo casado 25 años y tiene dos hijas en común.

Este miércoles, hemos conocido que Paloma y Enrique podrían acabar yendo a juicio por su divorcio ya que no llegan a un acuerdo, según publica la revista 'Diez Minutos'.

Según cuenta la publicación, el torero habría rebajado la cifra de pensión mensual por la la crisis que ha provocado en los toros la pandemia del coronavirus.

Diferencias en la cuantía de la pensión

Uno de principales obstáculos para llegar a un acuerdo de divorcio es el dinero. Al parecer, un preacuerdo redactado a las puertas de la separación sería la base del enfrentamiento. En este momento se habló de una pensión mensual cercana a los 10.000 euros para Paloma y sus hijas.

Sin embargo, tras la pandemia y una crisis, la situación económica del torero es otra y según fuentes muy cercanas a los cónyuges, su propuesta no pasaría de unos 6.000 euros al mes, una cifra que Paloma no está dispuesta a aceptar ya que quiere que sus hijas Paloma, de trece años, y Bianca, de nueve, mantengan el mismo nivel de vida de siempre, ha publicado la mencionada revista.

Otro de los escollos es que al parecer, Paloma estaría pidiendo al padre de sus hijas que éstas no conozcan a su pareja, al menos durante un tiempo prudencial, algo a lo que él se niega. Aunque por el momento lo ha cumplido, no quiere que esta situación se dilate por más tiempo.

La situación está tan enquistada que el juicio se plantea cada vez más como el único escenario posible.