Liga Santander

¿Qué negocios llevan al 'Pequeño Nicolás' a colarse en los palcos de fútbol?

Francisco Nicolás, en el Camp Nou durante el último Clásico.
Francisco Nicolás, en el Camp Nou durante el último Clásico. EFE

A buen seguro, la mayoría de ciudadanos de a pie ya le habrá perdido la pista a Francisco Nicolás Gómez Iglesias. Han pasado dos años y medio desde que el 'Pequeño Nicolás', como tuvo a bien bautizar la prensa patria a este joven estudiante de Derecho, saltase a las portadas por unas sospechosas maniobras de ingeniería social que derivaron en acusaciones como falsedad documental, estafa en grado de tentativa o usurpación de funciones públicas. ¿Qué ha sido de él? Sus negocios son varopintos. Y el último de ellos parece estar ligado al fútbol.

Fran, como le llaman sus allegados, vive desde hace algún tiempo un 'retiro' insular en Las Palmas, cerca de algunos familiares, donde el día a día se le hace sensiblemente más llevadero que en Madrid. Allí, ha acercado posturas con la Unión Deportiva, en cuyo estadio no resulta raro verle con asiduidad, bufanda al cuello. Intima con los jugadores de la primera plantilla, con los que cena y juega a videojuegos, y se mueve (cómo no) con soltura en los despachos, haciendo buenas migas con el presidente de la entidad, Miguel Ángel Ramírez. Con entradas y merchandising proporcionados por el máximo mandatario ha seguido al club y ha mostrado sus colores en realities de máxima audiencia, como una suerte de embajador oficioso.

Sin embargo, los tentáculos futbolísticos del muchacho han llegado mucho más allá del Estadio de Gran Canaria. Francisco Nicolás ha sido visto, tras sus goteos en el palco del Santiago Bernabéu, en los del Estadio de Vallecas, el Cartagonova y, más recientemente, Butarque. Y la explicación a casi todas esas visitas tiene un nombre propio: Morris Pagniello.

Francisco Nicolás, junto a Pagniello en un palco VIP del Estadio de Vallecas.
Francisco Nicolás, junto a Pagniello en un palco VIP del Estadio de Vallecas.

Nacido en Melbourne pero de sangre italiana, el nuevo compañero de correrías del 'Pequeño Nicolás' es un exfutbolista de segunda fila (el Honved húngaro o el Roda holandés jalonan su currículum como ariete) que, en la actualidad, entronca su actividad profesional con la Génova International School of Soccer, una academia con diversas sedes que Pagniello fundó en 2009 y que ha prosperado a base de dar soporte de cantera a clubes tan varopintos como el Chievo Verona, el KF Tirana o la Cultural Leonesa.

El italo-australiano salió de León por la puerta de atrás, tras la queja pública de los rectores del club de unas condiciones leoninas en el convenio, cumplidas luego en parte ("son unos caraduras", llegó a afirmar sobre la GISS Felipe Llamazares, gerente de la 'Cultu'). El Hércules, otro conjunto español con el que la empresa mantuvo conversaciones, se levantó de la mesa de negociación sin estampar firma alguna, y desde Italia se reportan historias de despachos con luces y sombras relacionadas con escuadras de Monza o Reggio Calabria.

Más allá del brazo formativo, la academia de Pagniello tiene una vertiente de representación de jugadores. Y ahí es donde Francisco Nicolás entra en escena. A la vera de los contactos del exjugador, Fran quiere arrimarse al mundillo de los agentes, los traspasos y el contacto en primerísima persona con el fútbol profesional. Ya ha dado sus primeros pasos, y no será raro verle continuar el networking en los más varopintos palcos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba