El futbolista Chirstian Eriksen se recupera tras la parada cardiorrespiratoria que ha sufrido este sábado durante el encuentro que mantenían las selecciones de Dinamarca y Finlandia en la Eurocopa. La UEFA ha confirmado que el jugador se encuentra "despierto" y hospitalizado.

Eriksen, de 29 años, se ha desvanecido en el minuto 43 del encuentro cuando se disponía a recibir el balón de un saque de banda. En ese momento, sus compañeros le han rodeado -para evitar que Eriksen fuera grabado por las cámaras- y ha sido atendido por los servicios sanitarios, que tras un cuarto de hora han evacuado al futbolista del Inter de Milán.

"El jugador ha sido trasladado al hospital y se ha estabilizado", ha detallado la UEFA en un tuit, en el que ha adelantado que ofrecerá más información a las 19.45 horas de este sábado. "Erikssen está despierto y debe someterse a más exámenes en el Rigshopitalet", ha señalado por su parte la Federación Danesa de Fútbol a través de su cuenta de Twitter.

El partido se reanuda esta noche

Este incidente ha obligado a suspender el partido, que terminará de disputarse esta misma noche. El encuentro se reanudará a las 20.30 horas. "Se jugarán los últimos cuatro minutos de la primera mitad, luego habrá un descanso de 5 minutos en el medio tiempo seguido de la segunda mitad", ha confirmado la UEFA.

La UEFA ha deseado a Christian Eriksen una "recuperación rápida y completa" y ha deseado agradecer a ambos equipos su actitud ejemplar.

(Habrá ampliación)

Noticia de última hora en elaboración. Puede seguir toda la actualidad en www.vozopopuli.com, a través de nuestras redes sociales (Twitter o Facebook). También está disponible toda la información en nuestra aplicación móvil de Vozpópuli, gratuita tanto para iOs como para Android

Sigue las últimas noticias de Vozpópuli. Somos un medio digital independiente y liberal. Trabajamos para publicar información política, económica y social en España, con rigurosidad y libertad. Nuestro compromiso es con la verdad, sin fanatismos, con los datos y el análisis en torno a políticos, banca y empresas. Nuestro ideario tiene tres líneas rojas innegociables: ser libres, ser fiables y ser honestos.