En la rueda de prensa celebrada tras la reunión del Consejo de Gobierno, el consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, ha afirmado que la obra realizada por Chillida y Peña Ganchegui en un entorno natural "reúne unas características que son únicas en este país". "Se han convertido en un símbolo para la ciudad de San Sebastián y es también un símbolo cultural de nuestra Comunidad Autónoma", ha apuntado.

Este reconocimiento de El Peine del Viento como Bien Cultural es requisito indispensable para que se pueda pedir a la Unesco que declare Patrimonio de la Humanidad este conjunto escultórico formado por terrazas de granito de color rosa y tres piezas de acero aferradas a las rocas, donde rompen las olas.

Esta declaración de Bien Cultural llega meses después de que la escultura de Chillida amaneciera con pintadas de lazos amarillos.