Cataluña

El Govern a Ciudadanos por la moción de censura a Torra: "Esto no es un plató de televisión"

Tenso debate en la moción de censura de Lorena Roldán contra el presidente de la Generalitat. El presidente de Ciudadanos en el Parlament recuerda el silencio de los socialistas 

Los dardos de Carrizosa al PSC en la moción de censura contra Torra
Los dardos de Carrizosa al PSC en la moción de censura contra Torra EFE

Tenso debate en la moción de censura de Lorena Roldán contra el presidente de la Generalitat. Ciudadanos ha cargado contra los independentistas por los aplausos a los presuntos terroristas de los CDR detenidos hace dos semanas.

Meritxell Budó ha acusado a Ciudadanos de utilizar el Parlament para realizar un mitin electoral. "Esto no es un bar, no es un plató de televisión, no es un pabellón donde hacer actos de campaña", ha acusado la portavoz del Gobierno autonómico. "Esto es el Parlament de Cataluña", ha remachado.

Según la dirigente independentista, Roldán y su grupo han hecho un "uso fraudulento del Parlament y de los recursos que han tenido que dedicar para la celebración del pleno". Por este motivo, ha considerado que no participarán en esta "falta de respeto al Parlament".

Además, ha criticado que tan solo dos semanas después del Debate de Política General se haya presentado esta moción, donde Torra tuvo apoyo suficiente para sacar adelante sus propuestas. "No es el momento más adecuado para censurarle", ha comentado.

"Nacieron para dividir y alentar el conflicto donde no lo había, para romper la convivencia de la que todo el día se llenan la boca. Ustedes, los de la Catalunya real de las cero alcaldías", ha reprochado Budó sobre Ciudadanos, al tiempo que ha dicho que el único "suflé" que se desinfla es el de la formación naranja. "Empiezan a ser una mala caricatura de ustedes mismos", ha afirmado, para añadir: "Actúan a la desesperada"

"Con esta jugada" tendrán más tiempo en los platós a tan solo un mes del 10-N, mientras han usado el Parlament para "lanzar amenazas, insultos y calumnias y hacer señalamientos utilizando filtraciones". A juicio de la dirigente separatista, Ciudadanos pretende ocultar "el encaje de Cataluña en España".

Dardos al PSC

"Los socialistas dicen... no, no dicen nada"; "No es para reírse. Es para preocuparse". Son dos de los dardos lanzados por Carlos Carrizosa en el inicio del debate de la moción de censura contra Quim Torra.

Tras hacer un repaso de las duras declaraciones y escritos de Torra en apoyo a los CDR, como tomar como ejemplo la "vía eslovena" y los aplausos a los CDR detenidos el pasado 23-S, tras recordar que el presidente de la Generalitat tachó de "maniobra represiva del Estado" estas operaciones dirigidas por la Audiencia Nacional, o asegurando que la "única violencia es la de la Guardia Civil", a quien ha acusado de "brutalidad" o crear un "falso relato de violencia", Carrizosa se ha dirigido a la bancada socialista: "¿No ven la gravedad inmensa de los hechos de este presidente? ¿No es suficiente?".

En ese momento, algunos diputados socialistas han mostrado sonrisas. "No es para reírse, es para preocuparse", ha respondido el diputado 'naranja', que ha recordado a la extinta Terra Lliure y los "vergonzosos" aplausos de los diputados independentistas a los CDR.

Veintisiete de los 36 diputados de Ciudadanos han firmado esta moción, y en caso de no encontrar aliados suficientes no podrán volver a presentar otra hasta el 15 de agosto del próximo año

"Torra es un presidente que pusimos en tela de juicio desde el inicio", ha continuado Carrizosa. Es un "presidente vicario de un fugado de la justicia", en referencia a Carles Puigdemont sin llegar a nombrarlo. "Nos ha querido desconectar de la democracia", ha afirmado. Al "lo volveremos a hacer", nosotros dijimos "lo volveremos a frenar"; "los socialistas dicen...no, no dicen nada", ha reprochado a los de Miquel Iceta por mantener la abstención.

Una moción perdida

Ciudadanos tiene perdida la moción de censura al tener solo los apoyos del PPC. El PSC ha anunciado su abstención al señalar que "Torra es el problema", pero "Ciudadanos no es la solución". Para prosperar, la formación naranja necesita el apoyo de 68 diputados, la mitad más uno de los 135 que conforman la Cámara catalana.

Es la cuarta moción de censura presentada en el Parlamento desde 1980. Las dos primeras fueron contra Jordi Pujol, presentadas por Josep Benet (PSUC), en 1982, y Pasqual Maragall (PSC-CpC), en 2001. Ambas fracasaron. En 2005, la moción fue contra Maragall, encabezada por Josep Piqué (PPC) en 2005, pero no llegó a votarse al ser retirada tras el debate.

Veintisiete de los 36 diputados de Ciudadanos han firmado esta moción, y en caso de no encontrar aliados suficientes no podrán volver a presentar otra hasta el 15 de agosto del próximo año. Pero quedarían nueve para llevarla adelante.

En caso de que el PSC virase y aprobara la moción, Torra y los miembros del Gobierno cesarán automáticamente en el cargo, y Lorena Roldán será investida presidenta de la Generalidad y deberá ser nombrada por el rey.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba