Al contrario de lo que piensa mucha gente, el metabolismo puede acelerarse o ralentizarse con el paso de los años y con nuestros hábitos diarios y dietas.

Tener un metabolismo rápido es esencial para estar delgados. Las personas que comen mucho y no engordan lo hacen gracias a éste, y lo contrario le ocurre a las personas obesas. Aunque tener un metabolismo rápido o lento depende mucho de nuestra genética, hay ciertos ajustes que podemos hacer a diario para acelerarlo y con ello adelgazar rápido.

Hay personas a las que, no obstante, les cuesta más acelerar su metabolismo, ya que de por sí es más lento que la media. Por norma general, las personas más bajitas tienden a tener un metabolismo más lento, y también aquellas a las que les cuesta mucho perder peso

"La tasa metabólica no es fija. Puedes 'restablecer' tu metabolismo comiendo ciertos alimentos y suplementos o haciendo ejercicio y desarrollando músculo", asegura la nutricionista Amy Shapiro. Influir en el cuerpo para que descomponga los alimentos y los transforme en energía de manera más eficiente es totalmente posible. 

El error que te impide restaurar tu metabolismo

La nutricionista mencionada asegura en el portal Byrdie que hay un error que nos impide acelerar el metabolismo y que es más común de lo que creemos. Se trata de la falsa creencia de que comiendo menos vamos a adelgazar más rápido, cuando, en la mayoría de ocasiones, es al contrario.

"Para acelerar tu metabolismo debes ingerir las suficientes calorías que tu cuerpo necesita. El objetivo es no comer en exceso, ojo. Pero si no estás consumiendo las suficientes calorías, perderás masa muscular y, en última instancia, tu metabolismo se ralentizará", explica Shapiro. El truco consiste en elegir alimentos ricos en nutrientes que te saciarán durante más tiempo.

Ensalada
Ensalada

La nutricionista sugiere comer alimentos picantes, que tienen "sustancias químicas naturales para acelerar el metabolismo", así como ajo, que "ayuda a acelerar el metabolismo y controla los niveles de lípidos en sangre", y judías y lentejas, pues contienen altas cantidades de hierro y reduce el colesterol malo y la presión arterial, Y, como siempre, se deben evitar los alimentos procesados ​​y los azúcares, que sólo te engordarán y ralentizarán tu metabolismo.

En cuanto a las bebidas, Shapiro sugiere beber té verde. "Tiene catequinas, que se ha demostrado que acelera el metabolismo durante unas horas". También, café, pues "la cafeína puede estimular el metabolismo ypromover la quema de grasa". Al respecto, numerosos estudios han demostrado que la cafeína puede ayudar a aumentar la tasa metabólica hasta en un 11%. De hecho, seis investigaciones diferentes descubrieron que las personas que consumen 270 mg de cafeína por día (tres tazas, aproximadamente) queman 100 calorías adicionales cada 24 horas.

Otros trucos para acelerar el metabolismo

Ya tienes bastantes, pero si quieres saber más trucos y consejos sobre cómo restaurar tu tasa metabólica y conseguir adelgazar más rápido, sigue leyendo:

1. No saltarse el desayuno

Si no desayunas tu cuerpo pensará que sigue durmiendo, y no se pondrá en marcha, o lo hará pero intentará guardar todas las calorías que has consumido previamente y la grasa almacenada, ya que piensa que va a pasar una época de hambre o de escasez de comida. Lo mejor es que nada más levantarte te tomes un desayuno rico en proteínas y café o té, ya que así además evitará que piques durante el día y que te acabes lanzando a los hidratos de carbono a media mañana.

2. Comer mucha proteína

Los alimentos ricos en proteínas, como la carne, el pescado, los huevos y los productos lácteos podrían ayudar a acelerar tu metabolismo durante algunas horas.

Numerosas investigaciones demuestran que los alimentos ricos en proteínas aumentan más el efecto térmico del cuerpo, esto es, la cantidad de calorías que éste tarda en digerirlos y procesarlos. 

Los alimentos proteicos aumentan la tasa metabólica en un 15–30%, en comparación al 5–10% de los hidratos de carbono y el 0–3% de las grasas.

Huevos

3. Añadir especias a tus platos

Como ya te contamos en Vozpópuli, hay ciertas especias y condimentos que aceleran tu metabolismo. Un ejemplo son la mostaza, la pimienta de cayena, la canela y la cúrcuma

4. Ríete más

La risa puede acelerar un 10-20% el metabolismo y la frecuencia cardiaca, según este estudio publicado en el International Journal of Obesity . Esto significa que si te ríes de 10 a 15 minutos puedes quemar entre 40 y 170 calorías.

5. Hacer algo de ejercicio

Cualquier ejercicio que te haga coger músculo acabará acelerando tu metabolismo. Desarrollar la fuera es además particularmente importante cuando pasamos la frontera de los 30 años debido al proceso natural de sarcopenia, esto es, la paulatina pérdida muscular.

¿Qué significa esto? Que al tener menos músculos, disminuye el ritmo de tu metabolismo. Las estimaciones indican que una persona quema alrededor de 200 calorías menos por día a los 45 años en comparación con lo que lo hacía a los 25. Es decir, debes incrementar tu masa muscular a la vez que pierdes grasa abdominal.

Lo mejor es empezar con cardio y combinarlo con ejercicios de fuerza, como pueden ser pesas. Si nunca has hecho ejercicio, puedes probar con andar rápido o correr.

Correr
Running

También puedes entrenar a intervalos de alta intensidad, ya que ayuda a perder grasa, especialmente visceral y hace perder peso más rápido. Así lo demostró una investigación publicada en la revista Physiological Reports, en que las personas que realizaron cinco ráfagas de 30 segundos de ejercicio de gran impacto seguidas de cuatro minutos de descanso, quemaron 200 calorías adicionales por día. Siguiendo el ejemplo anterior, puedes andar y de pronto correr 30 segundos a máxima velocidad, y repetir el proceso varias veces y luego hacerte unas cuantas pesas. Así tendrás el pack completo.