Hace unos días te hablamos de la cetosis, que es un proceso metabólico por el cual el cuerpo convierte la grasa en compuestos conocidos como cetonas y comienza a usarlos como su principal fuente de energía. Es decir, nuestro cuerpo se queda sin combustible procedente de azúcar o y comienza a utilizar la grasa para funcionar.

¿Qué conseguimos con esto? Una rapidísima pérdida de peso y además beneficios para la salud. Al respecto, numerosos estudios han descubierto que los regímenes que promueven la cetosis son altamente beneficiosas para la pérdida de peso, en parte debido a que suprimen apetito. Las investigaciones también sugieren que la cetosis puede ayudar contra la diabetes tipo 2 y los trastornos neurológicos, entre otras afecciones.

Uno de los principales problemas que se encuentran las personas que siguen esta dieta es que no saben qué desayunar, ya que, normalmente, se suele consumir en esta primera comida del día una gran cantidad de hidratos de carbono, algo no posible si queremos entrar en cetosis.

Por eso, te proponemos cuatro ideas de desayuno ideales para que puedas perder peso rápido al convertir la grasa en energía. Obviamente, durante el resto del día deberás comer como marcan las reglas de estas dietas y que ya te contamos en Vozpópuli.

1) Huevos revueltos con pavo o atún

Una fantástica opción para desayunar si queremos perder peso rápido y entrar en cetosis son los huevos, que son saludables, baratos y están repletos de proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales.

Además, son bajos en grasas, lo que les otorga un bajo contenido calórico y apenas aportan azúcares. Un huevo entero aporta aproximadamente 76 calorías y además ayuda a prevenir la obesidad. Al respecto, un estudio realizado en mujeres con sobrepeso demostró que comer huevos aumentaba la sensación de saciedad y hacía que las participantes comieran menos durante las siguientes 36 horas.

Más allá de su gran aporte nutricional, su bajo índice calórico y su capacidad de ser un alimento muy saciante, los huevos son una fuente rica tanto en vitamina A como en Vitamina D, cuya síntesis se puede ver disminuida en el caso de que no nos expongamos al sol. Sin olvidarnos de que la yema del huevo ayuda al sistema ocular y nervioso, ya que posee colina, un nutriente que influye en el desarrollo de la vista, así como del cerebro.

Podemos consumir los huevos o cocidos, a la plancha o revueltos con dos lonchas de pavo o una lata de atún al natural. Todo ello tiene un índice glucémico irrisorio, por lo que potenciará la entrada en cetosis.

2) Aguacate con huevo

Tosta de aguacate y huevo, ideal para desayunar.

La segunda opción que te proponemos también incluye los huevos pero esta vez, en vez de proteínas animales, incluiremos las vegetales. El aguacate es uno de los alimentos recomendados en las dietas cetogénicas, sobre todo por su contenido en grasas saludables, las cuales aumentar tus niveles de cetonas y ayudarte así a alcanzar la cetosis.

El aguacate, además, ayuda a disminuir el colesterol, gracias a que contiene vitamina E, y por lo tanto ayuda a prevenir algunas enfermedades cardiovasculares.

Puedes tomarte medio aguacate troceado con uno o dos huevos duros.

3) Pescado

El salmón es una opción perfecta para desayunar y así entrar en cetosis.

Si queremos de verdad entrar en cetosis rápido, podemos desterrar la idea de que el pescado es sólo para la comida o la cena y comenzar a incluirlo en el desayuno. Un pescado ideal para desayunar es el salmón, sobre todo por su alto contenido en vitamina D, algo esencial ahora debido al coronavirus. Además, este pescado es alto en grasas omega-3 y en nutrientes que reducen la retención de líquidos. Además, contiene proteínas y aminoácidos que aceleran el metabolismo, por lo que es un potente aliado para adelgazar.

De media, unos 85 gramos de salmón tienen 133 calorías, cinco gramos de grasa, 22 gramos de proteína y cero carbohidratos. Además, proporciona el 82% de la cantidad de vitamina B12 que el organismo necesita.

Si este pescado no te gusta, puedes tomar cualquier pescado blanco con total tranquilidad. Y el salmón, eso sí, no más de dos veces por semana debido a su alto contenido en grasas (buenas).

4) Verduras con huevo o tortilla de verduras

La tortilla es una buena opción para empezar el día.

Una fantástica opción es una tortilla de verduras o huevos revueltos con verduras. Puedes tomar sin restricción cualquiera de estos alimentos: lechuga, tomate, cebolla, zanahoria, pepino, cebolleta, pepinillos, espárragos, puerros, apio, palmitos, rábanos, setas, champiñones, alcaparras, ajetes, pimientos, endibias, limón, pimienta, especias, pimentón, jalapeños, guindillas, ajos y perejil.

Dos huevos con una generosa cantidad de verduras no sólo te saciará, sino que además no disparará tu nivel de azúcar en sangre, lo que te impulsará a entrar en cetosis.

Por cierto, huevos puedes tomar durante los desayunos de los siete días de la semana, ya que se ha comprobado que se pueden comer hasta tres huevos enteros por día (personas sanas, se entiende).

Todos estos desayunos, por cierto, puedes combinarlos con cualquier infusión o café, siempre y cuando no le eches leche ni azúcar o edulcorantes. ¡Buen provecho y suerte con el adelgazamiento!