Lo que parecía una sequía sexual transitoria se ha convertido en un problema grave. Tu pareja ya no quiere hacer el amor, al menos contigo. Te gustaría creer que no tiene un amante o un lío, pero ya no sabes qué pensar.

Bueno, ante todo, tranquilidad. Hay muchas causas que pueden explicar el rechazo sexual de tu amorcito, tanto si es hombre como mujer. ¿Lo mejor? La culpa no puede ser tuya, sino puede ser una combinación de numerosos factores. A continuación te damos un truco que funciona para aumentar su libido.

Cómo aumentar la libido de tu pareja: un truco que funciona siempre

El portal web Big Think planteaba a sus lectores hace pocos meses una curiosa pregunta: "¿Puede la lectura de libros eróticos mejorar tu vida sexual?". Tal y como señalan los expertos de MYHIXEL, compañía en bienestar sexual masculino, el estrés puede impactar en la salud de las personas de numerosas maneras, incluyendo la disminución de su deseo sexual. Esto se arregla leyendo un libro, pues según la Fundación Mundial para la Alfabetización, la lectura disminuye la presión arterial, reduce el ritmo cardíaco y el estrés. De hecho, seis minutos de lectura pueden reducir el ritmo cardíaco y mejorar la salud en general y, con ella, la sexual.

La mejora del bienestar físico a su vez puede ser complementada con un aumento de la libido. La literatura erótica o diversos ensayos que profundizan en el autoconocimiento personal pueden ser, según los sexólogos de la citada plataforma, una herramienta útil para mejorar el bienestar físico y psíquico y para aumentar la libido.

Aunque es una generalización que son las mujeres el perfil más habituado a la literatura erótica, un estudio de The Journal of Sex Research examinó los efectos de la lectura en los dos géneros. Los resultados de este estudio demostraron que no había diferencia en el grado de excitación de las historias eróticas en hombres y mujeres, así como ninguna variación en el nivel de interés que los ensayos de salud sexual generan.

Leer para desestresarse
Lee un buen libro

Otros trucos

Si lo de la literatura erótica no te convence, a continuación tenemos otros trucos para aumentar la libido de tu pareja y hacer que le vuelvan las ganas de tener sexo contigo.

1) Dile que quieres más sexo

"Hay que intentar que la pareja se comunique de una forma asertiva y que hable sobre el sexo con normalidad, como si de cualquier otro tema se tratara. Sin pasar vergüenza, sin sentir apuro. No hay que hacer que el sexo se convierta en un tema tabú", nos cuenta Sonia Castro, psicóloga y terapeuta de pareja del Instituto Europeo de Psicología Positiva.

"Si quieres aumentar la frecuencia de los contactos sexuales con él o con ella sólo tienes que decirlo, demandarlo, comunicarlo, porque muchas veces la otra persona puede no darse cuenta y que para él o para ella no suponga ningún problema y ni se le haya pasado por la cabeza. Por tanto, lo primero es hablar las cosas, decirlas y expresarlas", añade.

Saca la lencería sexy

2) Calienta el ambiente

"La mayoría de los sexólogos y terapeutas sexuales aconsejamos aumentar el número de estímulos y acciones que alimenten la fantasía, la imaginación y la inspiración de cada miembro de la pareja respecto a esto", asegura la experta, quien apunta que debemos calentar el cotarro "viendo juntos películas o series más picantes de lo habitual, leyendo una novela erótica, participando en actividades que requieran de momentos juntos (baño de espuma, juegos íntimos, masajes, lencería sexy…).

3) Busca el momento idóneo para ambos

Aunque para ti cualquier momento sea bueno para intimar con tu pareja, no lo es para todo el mundo, sobre todo para ellas, cuya libido se va disparando según va pasando el día. 

Por ello debes encontrar el instante preciso para intentar tener sexo: "No todas las personas tienen los mismos ritmos. La culpa de esto se la debemos a nuestro ritmo circadiano y ritmo biológico, así que es fundamental que ambas personas se conozcan bien para que sepan en qué momento se sienten activos, descansados y con energía y tratar de coincidir". Es decir, que si tu pareja es de hacerlo por las noches, no intentes abordarla a primera hora de la mañana.

Tiene sus necesidades cubiertas

Y esto es todo, lector. Esperamos que te haya sido de ayuda.