Cultura

Lin Cortés: “Tenemos ‘indies’ cobrando en festivales flamencos y maestros gitanos con la nevera vacía”

Su nuevo disco cuenta con colaboraciones de Antonio Carmona, Delafuente y La Shica, entre otros

Lin Cortés, artista flamenco
Lin Cortés, artista flamenco

Lin Cortés (Córdoba, 1976) acaba de publicar ‘Indomable'. Hablamos de un disco de alto voltaje emocional que mezcla flamenco, funk, jazz, canción melódica y bases R&B, aquel género hipnótico de los afroamericanos que arrasó en las radiofórmulas durante el cambio de milenio. Atiende nuestra llamada desde el estudio de Córdoba donde ensaya para su gira. La última novedad es que ha incorporado al grupo a una cantante sevillana llamada Estefanía. “Bueno, nosotros la llamamos Fanny y ayer me inventé un apellido para ella, Fanny Valentine, como la canción de Chet Baker. Es muy jazzera”, explica. Los fans de Alejandro Sanz seguro que se enganchan enseguida a piezas como “La duda” , “Los amantes” o “Se fue”, pero él se siente más cercano a las coordenadas de Ray Heredia, el joven artista fallecido en 1991 que también sirvió de modelo para Sanz.

La música de Cortés es reconocibles por su voz, cálida y expresiva, siempre potente. Rara vez canta solo, repartiendo juego entre diversos vocalistas, algunos tan conocidos como Antonio Carmona (Ketama) y otros sin grabaciones como su amiga Odille Lima, que aparece en la preciosa “Volar”. “Esa canción tiene una base muy parecida al sonido de Erykha Badu y D'Angelo. En el disco se nota que soy de música negra: Prince, Jamiroquai, Funkadelic, Prince…He metido un tema muy divertido que se llama “Culo”, donde invité a La Shica porque sabía que iba aportar mucho”. En la pieza que da título, “Indomable”, aparece una de las figuras de la escena trap nacional, Delafuente. ¿Le interesa ese sonido? “No especialmente. Apenas escucho trap, antes era más moderno y me voy haciendo más clásico. La mayoría de mis colaboraciones surgen de relaciones persoanles. Pablo escuchaba mis canciones, venía a los conciertos y así hicimos buenas migas. Tengo otra colaboración con él pendiente de publicar. Siempre me ha gustado compartir con otros músicos”, afirma.

Ha trabajado con Las Ketchup, Los Chichos, Estrella Morente, Howe Gelb y Vicente Amigo, entre muchos otros. Compartir le sale natural porque creció cantando en corros flamencos, dentro de una familia de artistas donde destaca su tío, el legendario 'El Pele'. “No veo sentido a la división entre puristas y renovadores. Para mí está el flamenco clásico y luego lo que puedo hacer yo, que es otra cosa. Mi voz siempre tendrá un punto flamenco por el entorno del que vengo y porque he aprendido a cantar oyendo a Camarón, Ketama y a Rafael de Pata Negra”, señala. La bulería “Los amantes” es tan dura de cantar que quizá no aparezca en los próximos conciertos, ya que Cortés tiene la voz tocada entre tanta entrevista y tanto ensayo. “Ya llegará. Ahora estoy contento porque llevo dos días con la banda y ya suena todo mejor que en el disco”, celebra.

"Tengo la sensación de que muchos programadores no tienen ni puta idea de flamenco. Los ponen ahí no se sabe bien porqué", lamenta Cortés

Faltas de respeto

Resulta inevitable hablar de la polémica suscitada por el festival flamenco de Madrid. Cortés no tiene una posición previsible: por ejemplo, disfruta de la música de Rosalía, en cuyo disco colabora. En cambio, ha tenido algún encontronazo en redes con El Niño de Elche. Se nota que el debate le incomoda, pero siente la obligación de participar. “Sinceramente, pienso que todo esto se ha ido de las manos. El flamenco es el flamenco y debemos evitar poner esa etiqueta a cualquier sonido que no lo sea. Se ha perdido un poco el respeto. Conozco personalmente a Los Planetas, fui cuñado de J. (cantante del grupo) y me siento amigo de todos ellos. Un festival donde tocan Los Planetas no es un festival de flamenco. Si quieren pueden llamarlo de otra manera”, ironiza.

No puede olvidarse el papel los programadores culturales. “¿Sabes que pasa? Tengo la sensación de que muchos programadores no tienen ni puta idea de flamenco. Los ponen ahí no se bien por qué. ¿Qué ha pasado con la Bienal de Sevilla? En los últimos años, se ha estado yendo a la mierda con unas críticas muy fuertes. El flamenco es una mezcla de música árabe, canción española y una gran aportación de los gitanos, pero en los festivales cada vez tienen menos peso los gitanos. Si no llamamos a eso racismo no sé cómo podemos llamarlo”, denuncia. “El flamenco no es un género exclusivo de los gitanos, pero tampoco es admisible que haya ediciones de la Bienal sin apenas gitanos, como ha denunciado Ricardo Pachón, que es uno de los mejores productores del género, que ha trabajado con Camarón y con Lole y Manuel”, afirma.

La preocupación es artística, pero también material. “Flamenco es Remedios Amaya, mi tío ‘El Pele’ y veinte mil nombres más. Hablamos de gente que está en su casa con la nevera vacía. No es el caso de los que he nombrado, pero muchos otros sí. Me parece oportunista hacer un festival metiendo a artistas que acaban de acercarse a sacar la pasta de allí. Deberían dar trabajo a gente que está olvidada, sin ninguna oferta para tocar, pero que son flamencos de verdad”, subraya. Incluso ofrece un consejo de los directores de festivales: “Cuando alguien canta tan bien como Enrique Morente, Camarón o ‘El Pele’, el flamenco se puede mezclar con lo que sea, hasta con la armónica del afilador que pasa por tu calle. En caso contrario, mejor no”, suelta con sorna.

Es habitual que los políticos, tanto de izquierda como de derecha, hablen en sus discursos de la protección del flamenco, como hizo Juan Manuel Moreno Bonilla en su investidura como presidente de la Junta de Andalucía. La realidad es que el género apenas recibe ayuda, hasta el punto de que no existen programas en la televisión pública para difundirlo. “El apoyo es poco, muy poco. Yo he llegado a la conclusión muy personal. Mi amigo Sete, que hizo las ilustraciones para este disco, me dijo que quería escuchar flamenco y me lo lleve en Navidad al pueblo con mi familia. Ahí es donde siempre se podrá escuchar flamenco, en mi casa. Eso es la verdad, flamenco de verdad, no los espectáculos que se montan en los escenarios para ganar dinero”, concluye.

La gira de Lin Cortés pasa por Sevilla (16), Granada (24), Madrid (25), Barcelona (30) y Valencia (1 de junio).

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba