Cultura

Sobre por qué a la industria editorial le conviene que la LOMCE no pare de reformarse

El sector ha aprovechado una tendencia al alza en estos años.
El sector ha aprovechado una tendencia al alza en estos años. KSB

Desde hace ya dos años el sector editorial goza de un crecimiento moderado en su facturación  a causa del libro de texto. Es lógico que la aplicación de la LOMCE sirviera para salvar los muebles a un sector que aprovechó el impulso de su aplicación (un 3% más) para hablar de una tendencia. A pocos días del cierre de la Feria del Libro, el Observatorio de la Lectura y el Libro acaba de publicar una nueva edición del informeEl sector del Libro en España, un documento que reúne las  principales estadísticas del sector y al que en esta oportunidad se incorporan algunas magnitudes que tienen que ver con este tema.

El gasto medio por alumno en el curso 2015‐2016 fue de 102,96 €. Esta cifra supone un aumento de 10,34 €

De acuerdo con el último informe sobre la Evolución de los Precios de los Libros de Texto publicado por la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE) e incluido en este documento, en España se han vendido casi 46  millones de ejemplares de libros en esta materia, con una facturación de  830,3 millones de euros, es decir, un aumento en las ventas del 10,9%. De acuerdo con las cifras aportadas por el Observatorio de la Lectura y el Libro tras esta actualización,  el gasto medio por alumno en el curso 2015‐2016 fue de 102,96 €—92,62 € en el curso anterior—. Esta cifra supone un aumento de 10,34 € por alumno respecto al gasto medio registrado en el curso anterior.

Estas cifras resultan muy elocuentes cuando, por tercer año, la tirada media del libro en general desciende hasta los 2.810 ejemplares por título

Estas cifras resultan muy elocuentes en un mercado concentrado –dos grupos se reparten casi la mitad del panorama editorial- y en el que por tercer año consecutivo la tirada media desciende hasta los 2.810 ejemplares por título, es decir 76 ejemplares menos que en 2014 (‐2,7%), según datos de Comercio Interior del Libro en España. En otras palabras: se publican más libros pero con menos ejemplares, justamente porque su devolución ronda el 40%, según distribuidores de la industria. Sólo el texto no universitario y literatura se mantienen en torno a la tirada media general.

El efecto libro de texto tiene una expresión directa en el resto de los canales, casi a la manera de un aspersor. De acuerdo con los últimos Barómetros de Ventas de las Librerías en España, la facturación de las librerías independientes alcanzó los 736,5 millones de euros, una cifra que implica un incremento del 4%. Este aumento se refleja en la actividad de las librerías durante los tres cuatrimestres del año, aunque el incremento más fuerte se produjo en el periodo que va de septiembre a diciembre, con un 5,5% más. Como es habitual, es durante el último cuatrimestre cuando se registra la facturación más elevada al coincidir con el inicio del curso escolar y la campaña de Navidad.

Es durante el último cuatrimestre cuando se registra la facturación más elevada al coincidir con el inicio del curso escolar y la campaña de Navidad.

Además de los canales de venta, los libros de texto determinan también los formatos. Los libros de ciencias sociales y humanidades, y los de texto no universitario superan el 68% de la facturación por libros digitales. A pesar de eso, la situación es irregular e incluso contradictoria.  Según ANELE, la venta de libros de texto en edición digital no acaba de despegar. "Con una oferta para el curso 2016‐2017 de más de 13.000 títulos —exactamente 13.327— de los que casi 6.000 son libros del alumno, las ventas no responden ni de lejos a la expectativa de ventas que tal oferta supondría. Las cifras de ventas son claramente elocuentes: la facturación por título ofertado se limita a 2.148 €, en clara disminución cada año, y sólo alcanza el 3,27% de la facturación en papel".

El libro de texto tiene la segunda cuota más alta de facturación por canales.
El libro de texto tiene la segunda cuota más alta de facturación por canales.

ANELE también muestra su sorpresa ante el hecho de que en un curso en el que se han incrementado las ventas de libros de texto, la facturación en digital no solo no haya crecido sino que haya disminuido en casi un millón de euros (‐3,4%), a pesar de que el catálogo se incrementó en 2015 por encima del 90%, hasta el punto de que la facturación por título ofertado ha caído de 4.440 € a 2.148 € —un 51,6% menos—. Tras dos años en los que el catálogo digital ha crecido por encima del 90% anual, para el próximo curso ANELE estima un modesto crecimiento de alrededor del 5,3%.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba