La polémica está servida. No es nuevo que los Globos de Oro y, en consecuencia, la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood está siendo perseguida y criticada desde hace tiempo bajo acusaciones de corrupción. La última en pronunciarse ha sido la cadena 'NBC', que ha cancelado la emisión de la gala del próximo 2022.

Este lunes, el canal estadounidense no ha titubeado al anunciar que no emitirá la próxima edición de los premios -que incluyen series de televisión y películas- a no ser que la organización realice cambios drásticos y de base.

Aunque la decisión de la cadena que ha emitido la gala desde el año 1996 ha sido muy aplaudida dentro del sector audiovisual, no ha sido la primera, pero da un ultimátum a los organizadores: o solucionan las graves acusaciones de corrupción, malas prácticas y falta de diversidad, o no contarán con su visibilidad de los galardones.

Antes de la 'NBC', otros gigantes audiovisuales como las plataformas de 'streaming' Netflix, HBO y Amazon Studios, así como la 'major' Warner Bros, anunciaron que no presentarían sus proyectos a los Globos de Oro por los mismos motivos.

No solo eso, actores de la talla de Scarlett Johansson, Mark Ruffalo y Tom Cruise han pedido en varias ocasiones que la industria abandonase estos galardones. De hecho, el último, ha asegurado que devolverá todos los Globos de Oro logrados en su carrera, un total de tres.

En el mes de febrero del pasado año, fue acusada de actuar como un cártel, de desarrollar competencia desleal y de haber cometido delitos de intimidación.

Pero las críticas y acusaciones no solo han llegado desde los intérpretes o empresas, sino que la asociación ha recibido numerosas denuncias por prácticas de dudosa ética para que sus miembros, entre los cuales hay personas que ni siquiera trabajan en medios de comunicación, se aprovechasen de viajes y otras oportunidades promocionales ofrecidas por los estudios de Hollywood.

Acusada de actuar como un cártel

Entre otras, en el mes de agosto del pasado año, fue acusada de actuar como un cártel, de desarrollar competencia desleal y de haber cometido delitos de intimidación. En concreto, la organización de los Globos de Oro fue demandada por una periodista noruega. 

La informadora Kjersti Flaa -especializada en entretenimiento- presentó una demanda judicial en los Juzgados de Los Ángeles (EEUU) contra la organización porque, aseguraba, en este certamen reina la corrupción y le acusaba de realizar prácticas monopolísticas

La periodista señaló que la organizadora impide el acceso de nuevos miembros -en la actualidad cuenta con un total de 87- que reúnen los requisitos para poder hacerlo, además de monopolizar la actividad periodística en la ciudad del cine para acudir a eventos y entrevistas.

Según defendía Flaa, los miembros de una organización sin ánimo de lucro como es la citada utilizan sus influencias para acudir a este tipo de promociones para acceder a material que después venden como exclusivo en los medios donde trabajan. 

"Está tan enfocada en proteger su posición de monopolio y su estatus libre de impuestos que ha adoptado disposiciones de los Estatutos que excluyen de la membresía a todos los solicitantes objetivamente calificados y que posiblemente puedan competir con un miembro existente", indicaba la demanda, publicada por 'The Hollywood Reporter'.

En dos ocasiones fue aceptada como miembro de la organización pero, finalmente, rechazaron su solicitud

La noruega aseveraba que en dos ocasiones fue aceptada como miembro de la organización pero, finalmente, rechazaron su solicitud porque, según la demandante, podría ser competencia para otros integrantes del norte de Europa. Estos, le habrían exigido dejar de trabajar para medios de su país si quería continuar en el proceso.

Asimismo, una de las peticiones de Flaa era que se apliquen "las leyes antimonopolio por el daño económico que ha supuesto la conducta de los acusados" y alude a comportamientos por parte de la HFPA que cuestionan el buen funcionamiento de la asociación. 

Entre los ejemplos, la informadora señalaba que algunos de sus miembros recibirían ingresos a cambio de participar en comités o que varios de sus integrantes habrían aceptado viajes pagados por estudios cinematográficos o la propia organización. 

Olivia Colman con un Globo de Oro
Olivia Colman con un Globo de Oro. EFE.

Falta de diversidad

Por otro lado, la agrupación Time's Up, que en otras ocasiones ha denunciado discriminación y abusos en el mundo del cine, lamentó entonces la falta de diversidad de la organización, que no contaba con ninguna persona negra entre sus miembros.

¿Soluciones de los Globos de Oro?

Pese a la infinidad de denuncias, ha sido el ultimátum de la 'NBC' el que ha despertado a la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood y ha provocado que ponga el pie en el acelerador para tratar de que la cadena revierta su decisión.

Así, según ha asegurado a través de un comunicado, reformará su reglamento y admitirá a nuevos miembros desde este mismo verano. Además, iniciará esta misma semana una ronda de consultas con publicistas y estudios para elaborar un nuevo código de conducta, a la vez que entrevistará a nuevos candidatos para ingresar en sus filas.

Según el calendario publicado por la propia organizadora, al menos 20 nuevos miembros llegarán a la misma el próximo mes de agosto, momento en el que se votará una nueva junta directiva.