Entregada, tranquila, obstinada, comprensiva, tierna, perseverante, paciente, despistada, tenaz, rígida o sensible. La lista de adjetivos a los que recurrir a la hora de describir a cualquier madre es tan larga como el repertorio de películas que a lo largo de la historia del cine han tratado de abordar las mil y un facetas de las mujeres que este domingo 3 de mayo celebran el Día de la Madre en España.

En Vozpópuli recogemos algunas de los títulos más relevantes y algunos de los personajes maternos más inolvidables de los últimos tiempos. Xavier Dolan, Pedro Almodóvar, Denis Villeneuve o Naomi Kawase son solo algunos de los cineastas que más puntería han demostrado a la hora de retratar el universo de la maternidad en el cine. En esta lista repasamos algunos de los títulos más remarcables que en los últimos tiempos han pasado por festivales o por los cines.

Mommy

Quien aún no haya visto Mommy (2014), del "enfant terrible" del cine canadiense Xavier Dolan, tiene una cita pendiente. Este filme, que ganó el premio del jurado en el Festival de Cannes, narra la angustia y la perseverancia de una madre que insiste en demostrar que el amor puede cambiarlo todo, incluso el trastorno mental que sufre su hijo y que le impide convivir con normalidad. En esta distopía, ambientada en una Canadá ficticia en la que una ley permite que los padres incapaces de controlar a sus hijos problemáticos les internen en un centro especial, esta madre intentará llevar la contraria a cualquier escéptico.

Incendies

Sin moverse de Canadá, merece la pena destacar a uno de sus directores más insignes. Denis Villeneuve (Sicario, La llegada o Blade Runner 2049), fue responsable en 2010 de llevar a cabo la adaptación cinematográfica de la obra teatral La mujer que cantaba, escrita por el dramaturgo canadiense de origen libanés Wajdi Mouawad y que se ha subido a escena en los teatros de todo el mundo, también en España.

La película llevó por título Indendies y se convirtió en una de las cintas más aclamadas de Villeneuve. En ella, dos hermanos mellizos reciben el testamento de su madre junto a una carta para cada uno. En una de ellas, les pide que busquen a su padre; en otra, a un hermano del que nunca habían tenido noticias. En su búsqueda, la película viaja a una de las historias dramáticas jamás contada.

La vida y nada más

La vida y nada más, de Antonio Méndez Esparza, fue una de las cintas más aclamadas en la edición del Festival de San Sebastián de 2017, aunque finalmente no se hizo con la Concha de Oro. El cineasta, afincado en Estados Unidos desde hace varios años, donde trabaja como profesor, retrata en esta película la frustración y el amor de una madre soltera que trata de sacar adelante a su hija pequeña y a su hijo adolescente, a quien intentará alejar de los problemas con la justicia a toda costa. Es, sin duda, una de las películas más conmovedoras de los últimos años.

Juno

Una de las películas indies por excelencia es Juno (2007), la comedia dramática de Jason Reitman que, a pesar de su tono ligero y alegre, aborda una de las temáticas más duras. Su protagonista es Elliot Page (entonces llamada Ellen Page), que encarna a Juno, una joven de 16 años que se queda embarazada de uno de sus compañeros de colegio, a quien interpreta Michael Cera. Ante el dilema, decide seguir adelante con su embarazo y encontrar a la mejor familia para su futuro bebé. Sin pretenderlo, este personaje se ha convertido en una de las madres más valientes y entregadas de la historia del cine.

Volver

El universo cinematográfico de Pedro Almodóvar gira en torno a asuntos como la mujer y la maternidad, presentes en algunas de sus grandes películas, como Todo sobre mi madre (1999), Volver (2006) o Dolor y gloria (2019), en la que narra en código de ficción algunas de sus experiencias. En Volver, Penélope Cruz da vida a una madre de una hija adolescente, casada con un hombre en paro. A menudo recuerda a su madre, fallecida en un incendio y que, de forma inesperada, aparece en casa de su hermana.

Madres verdaderas

Naomi Kawase es una de las directoras japonesas más respetadas. En la pasada edición del Festival de San Sebastián presentó Madres verdaderas, un drama sobre la adopción. En la cinta, una familia feliz recibe una llamada inesperada: una mujer dice ser la madre del hijo adoptado por esta familia. La belleza de las imágenes se entreteje con el espacio para la reflexión.

Madre (el corto)

Uno de los cortometrajes más desasosegantes de los últimos años está firmado por Rodrigo Sorogoyen y llegó a las puertas de los Oscar. Madre, que después se convirtió en largometraje, narra el infierno que vive una mujer en el tiempo que dura la llamada de su hijo pequeño, al otro lado del teléfono y a cientos de kilómetros. Está solo, en una playa, no ve a su padre y un hombre desconocido se acerca. La peor pesadilla.