Cultura

El Museo de Bellas Artes de València incorpora un Murillo inédito de técnica "singular" y gran "emotividad"

El Museo de Bellas Artes de València incorpora un Murillo inédito de técnica "singular" y gran "emotividad"
El Museo de Bellas Artes de València incorpora un Murillo inédito de técnica "singular" y gran "emotividad" EFE

El Museo de Bellas Artes de València ha presentado este miércoles una obra inédita de Bartolomé Esteban Murillo, fechado entre los años 1665 y 1670, en una etapa de madurez y plenitud del pintor. 'Religiosa en contemplación', cedida a la pinacoteca por un período de cinco años, "transfiere sentimiento y comunica emotividad" y muestra al Murillo más "singular" en el uso de la técnica.

Así lo han expresado este miércoles en la rueda de prensa de presentación de esta pieza el secretario autonómico de Cultura y Deporte, Albert Girona; el director del museo, José Ignacio Casar; el conservador del Museo de Bellas Artes de Sevilla, Ignacio Cano, y el restaurador de la obra, Rafael Romero.

'Religiosa en contemplación', que la Colección Delgado cede al museo por un periodo de cinco años, representa a una monja de la que se muestra poco más de la cabeza y las manos, que sostienen un crucifijo de madera. El rostro de la joven monja, que parece ausente, es de "una delicada belleza" y la intensidad de su mirada transmite una "elevada fuerza interior".

El personaje revela la mística de raíces hispanas de personajes que, como santa Teresa, desarrollan su unión con Dios desde la intimidad de la contemplación

El personaje revela la mística de raíces hispanas de personajes que, como santa Teresa, desarrollan su unión con Dios desde la intimidad de la contemplación, una actitud que se repite en la pintura de Murillo, quien desarrolló un código simbólico que quedó fijado en la pintura sevillana.

Asimismo, en cuanto al personaje que retrata, no se conoce con certeza su identidad, si bien la individualidad y la fuerza expresiva del rostro pueden llevar a pensar que se trate de una monja venerada por su vida de santidad. También se ha valorado la posibilidad de que fuera la séptima hija del pintor sevillano, Francisca Murillo y Cabrera, que ingresó en un convento.

Sin embargo, Cano ha explicado que esta hija de Murillo ingresó como novicia dominica y la monja representada en 'Religiosa en contemplación' "va vestida de cualquier orden menos de dominica".

En su intervención, Ignacio Cano ha afirmado que tras el análisis de esta obra "quedan muchas incógnitas por desvelar, como la identidad de esta mujer" pero lo que sí ha evidenciado es que se trata de una monja en actitud contemplativa, que refleja "la ausencia de lo terrenal y la unión a lo espiritual".

El conservador del Museo de Bellas Artes de Sevilla ha valorado que esta pintura "transfiere sentimiento", dado que "no es un cuadro neutro", sino que mueve a quien lo contempla a "entrar en el personaje" y "comunica emotividad". "Alcanza la máxima empatía y máximo reflejo de sentimientos", ha agregado.

"Obra de un genio"

El soporte de 'Religiosa en contemplación' consiste en una gruesa lámina de cobre, cuyos extremos se encuentran arrollados, formando una elevación regular a modo de marco. Por el "excepcional uso" del formato circular, como por la similitud con algunos recursos empleados en la serie de capuchinos, puede tratarse de una obra realizada en torno a los años en los que Murillo trabajaba en los capuchinos y la Catedral de Sevilla, entre 1665 y 1670.

Según el restaurador de esta pintura, se trata de la "obra de un genio", una pieza "singular en lo técnico" que "permite desplegar todas las capacidades artísticas y reflejar todas sus pinceladas" a través del material empleado. Se trata de un óleo sobre cobre que cuenta con un diámetro de 55 centímetros y un peso importante, de entre tres y cuatro kilos. "Cosa rarísima en la pintura española", ha subrayado.

Puede tratarse de una obra realizada en torno a los años en los que Murillo trabajaba en los capuchinos y la Catedral de Sevilla, entre 1665 y 1670

Esta obra pictórica emplea una técnica pictórica e intensidad expresiva que hacen de ella una pintura de "gran personalidad y calidad", que únicamente podría haber realizado un pintor de "una particular destreza y maestría" en el panorama artístico español. La temática y el naturalismo que manifiesta, permiten situarla en la segunda mitad del siglo XVII, en los años de mayor "madurez y plenitud" de Murillo.

Colaboración público-privada

Esta obra pictórica inédita ha sido cedida en comodato al Museo de Bellas Artes por la Colección Delgado y se suma a otras cinco piezas del pintor sevillano expuestas en las salas de este centro. 'Religiosa en contemplación' se ubicará en la sala 15, dedicada al barroco español, junto al resto de 'murillos' de la colección, así como Velázquez, Van der Hamen, Yepes, Ribalta y otros artistas.
A colación de la cesión de la Colección Delgado, Albert Girona ha destacado que la colaboración público-privada permite "llenar algunos huecos oscuros que tiene este museo", mientras que el director del Bellas Artes ha apuntado que uno de los "rasgos de identidad" del centro es "cuidar a los coleccionistas" y ha coincidido en poner en valor el trabajo conjunto de los propietarios privados de arte y las instituciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba