Cultura

La artista conceptual argentina Marta Minujín, Premio Velázquez de Artes Plásticas 2016

Marta Minujín, Premio Velázquez de Artes Plásticas 2016, en un retrato publicado en su cuenta de twitter
Marta Minujín, Premio Velázquez de Artes Plásticas 2016, en un retrato publicado en su cuenta de twitter

La artista conceptual argentina Marta Minujín ha sido reconocida este martes con el Premio Velázquez de Artes Plásticas 2016, dotado con 100.000 euros y con el que se reconoce toda la trayectoria de un creador. Muchos se refieren  a este como el Cervantes de las artes plásticas, pues a este suelen optar creadores de toda Hispanoamérica.

Marta Minujín se lleva así el reconocimiento a una obra que muchos consideran rompedora, tanto desde el punto de vista político como formal. Según el comunicado difundido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el jurado ha distinguido a la artista porque con su máxima creativa "todo es arte" ha sido pionera en "nuevos comportamientos artísticos y en el desbordamiento de los marcos institucionales del arte y de los medios". Con la concesión del Velázquez a la artista argentina,  se busca además reconocer el carácter "contracultural" de su trabajo, además el "compromiso político” y la "desacralización de los mitos populares y la activación de los lazos sociales", según las expresiones reflejadas en el acto del jurado.

Un obra con vocación política y social 

Marta Minujín nació en Buenos Aires, en  1943, con el periodismo –ese fue el año del alzamiento militar liderado por Juan Domingo Perón-.Tras realizar sus estudios en las escuelas nacionales de Bellas Artes de su ciudad natal, se mudó a París y Nueva York, esta última, ciudad en la que comenzó a desarrollar parte de su obra de happening y performance

En aquellos años, Minujín se adhirió al movimiento contracultural hippie, donde se volcó al arte pop y el arte psicodélico.  Fue justamente a comienzos de la década del 70, en un contexto de protestas civiles, cuando Marta Minujin llevó a cabo dos importantes acciones: Kidnappening, una combinación ficcional de secuestro y happening, e Imago Flowing, que fusionaba ópera y happening.

Minujin y Warhol en la obra que realizaron juntos en 1985
Minujin y Warhol en la obra que realizaron juntos en 1985

A mediados de los ochenta, hizo mucho más manifiesta su vocación de intervención política a través del arte. En 1983, como gesto de celebración ante el regreso de la democracia a Argentina, Minujín presentó en la Avenida 9 de Julio su obra El Partenón de libros, conformada por 20.000 ejemplares de los títulos  prohibidos durante la dictadura militar. Dos años después, en 1985,  trabajó con Andy Warhol en una obra que apuntaló su vocación política. Se trató de una acción desarrollada The Factory y en la que la artista ‘pagaba’ simbólicamente a Warhol la deuda externa argentina con mazorcas de maíz.

Por su fructífera trayectoria Minujín ha recibido el Premio Konex-Mención Especial (2012) además del Konex de Platino (1982 y 1992) otorgados por la Fundación Konex. Su obra se encuentra en importantes instituciones de todo el mundo. Marta Minujín continúa trabajando como artista en su taller en el barrio porteño de San Cristóbal.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba