Motor

Nos subimos al nuevo Kona eléctrico, un modelo que sí puede ser, por autonomía, una alternativa real

Hyundai ha dado un paso más hacia la movilidad eléctrica real, un Kona que además de anunciar casi 500 kilómetros de autonomía puede cumplirlos de verdad en un uso urbano y ofrecer cifras en carreteras por encima de los 300 kilómetros.

El Kona eléctrico puede superar en ciudad sin problemas los 400 kilómetros de autonomía.
El Kona eléctrico puede superar en ciudad sin problemas los 400 kilómetros de autonomía.

No es precisamente barato, pero el nuevo Kona eléctrico de Hyundai es al menos un modelo que se acerca mucho a lo que serán los eléctricos del futuro que acaben poblando calles y carreteras de media España. Porque con algo más de 480 kilómetros de autonomía anunciada en su versión de batería grande (39.100 euros), en un uso real urbano supera de largo los 400 kilómetros en una conducción más o menos realista, buscando no gastar más de lo necesario pero sin necesidad de ir afinando en cada aceleración.

La toma de recarga de batería está sobre la parrilla frontal.
La toma de recarga de batería está sobre la parrilla frontal.

Y lo hace además con un motor capaz de ofrecer hasta 204 CV de potencia y unas prestaciones a las que no llegan muchos utilitarios o compactos deportivos. Y lo hace, también, con un formato tan de moda como es el SUV, aportando diseño, practicidad y unas dimensiones perfectas para el día a día en ciudad y suficientes para poder acoger sin problemas a cuatro adultos… y plantearse incluso un viaje. Y es que mide casi 4,2 metros de largo con una anchura de 1,80 metros y un maletero con 373 litros de volumen incluyendo el hueco para guardar el cable de recarga.

No me atrevería a decir que no hay problema en llegar a los 400 kilómetros en carretera abierta, algo que comprobaremos cuando lo probemos a fondo, pero superar de largo los 300 kilómetros abre ya las puertas a salir lejos de la ciudad con bastante margen. Eso sí, contando con la necesidad de recargar la batería para el regreso, algo que conlleva apenas 54 minutos en una toma de carga rápida, algo más de nueve horas en una toma doméstica convencional.

En carga rápida, la batería necesita apenas 54 minutos para recargarse por completo.
En carga rápida, la batería necesita apenas 54 minutos para recargarse por completo.

Hay también una versión algo menos costosa y potente (36.100 euros y 135 CV), pero con una batería más pequeña que ofrece 312 kilómetros de autonomía, cifra suficiente en muchos casos para un uso intensivo urbano pero lógicamente con más limitaciones para moverse lejos de la ciudad.

La capacidad de aceleración es sin duda uno de sus mejores argumentos, y sus 7,6 segundos en el 0 a 100 km/h es un dato que refleja su potencial, al nivel de cualquier deportivo de altas prestaciones. Y lo hace además en pleno silencio, tan sólo sintiendo el sonido de rodadura y ligeramente el efecto del aire sobre la carrocería.

El interior del Kona eléctrico es diferente al resto de la gama.
El interior del Kona eléctrico es diferente al resto de la gama.

Se puede elegir entre tres modos de conducción —ECO, Comfort y Sport— que modifican la respuesta del motor al acelerar, de menos a más enérgica. Además, el conductor puede influir sobre el funcionamiento del mortor eléctrico desde las levas que hay detrás del volante, modificando la retención del motor y, por tanto, la energía que puede recuperar al decelerar el Kona. La leva derecha aumenta la retención y la izquierda la disminuye. Hay tres niveles de deceleración posible y, además, esta se puede eliminar por completo y así se logra que avance sin rozamiento.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba