Caso Nadia

Los padres de Nadia gastaron 600.000 € en relojes de lujo y dispositivos electrónicos

El padre de la niña, que cuando fue detenido llevaba una pistola de fogueo y cartuchos de rifle, ha comparecido este viernes ante el juez.

Los padres de Nadia gastaron 600.000 € de los donativos en 32 relojes de lujo
Los padres de Nadia gastaron 600.000 € de los donativos en 32 relojes de lujo EFE

El caso de Nadia ha dado un giro rocambolesco. Si inicialmente se trataba de un presunto fraude por el que los padres de esta niña de once años con una enfermedad rara recaudaron casi un millón de euros a través de donativos, los investigadores han descubierto en qué gastaron parte de la recaudación solidaria. 

En el registro en el domicilio de la familia los Mossos encontraron 1.845 euros en efectivo, 32 relojes de gama alta valorados en 50.000 euros, una estilográfica, un ordenador, tres tabletas electrónicas y tres teléfonos móviles, todos de gama alta, así como marihuana. Según los investigadores, habrían gastado unos 600.000 euros de los 918.000 euros recogidos a través de donativos desde 2008 para intervenciones médicas de envergadura para su hija, que finalmente no se llegaron a realizar.

El padre de la niña ha declarado este viernes durante dos horas ante el juez que lleva el caso en la Seu d'Urgell (Lleida) ante el que también declarará la madre. Tras la declaración del padre, Fernando Blanco, el magistrado ha pospuesto la declaración de la madre, Magda Garau, hasta después de comer y será entonces cuando el juez tome una decisión sobre la situación de ambos.

El padre ha llegado a los juzgados en un coche de los Mossos d'Esquadra procedente de la comisaría, donde estaba detenido desde el miércoles por la tarde y la madre ha entrado a pie, acompañada de su abogado Alberto Martín. Inicialmente la declaración de Magda Garau estaba prevista para este viernes a las 12.00 horas pero finalmente el magistrado ha optado por tomar declaración primero a su marido, al que defiende el mismo letrado.

Magda Garau también fue detenida el miércoles y fue puesta en libertad en la madrugada del jueves, tras declarar en la comisaría de los Mossos d'Esquadra, mientras que la niña estuvo con personas de confianza de los padres en el pueblo leridano en el que vive, Figols.

Desde que en 2008 los padres iniciaron una campaña para lograr donativos para el tratamiento médico de si hija, la familia había logrado reunir 918.000 euros en donaciones que se tenían que destinar a intervenciones médicas de envergadura que, finalmente no se habrían llevado a cabo, según los Mossos. De esta cantidad, los padres han gastado cerca de 600.000 euros con fines distintos a los donativos, según se desprende de sus movimientos bancarios, con una gran cantidad de reintegros y gastos que no tienen ninguna relación con el tratamiento médico de la menor.

Como ejemplo, la asociación creada para recaudar fondos para la menor pagaba el alquiler de la casa donde residía la familia, en Fígols d'Organyà, con un coste anual de 9.800 euros, y también había hecho un pago a una empresa de automoción por valor de 24.500 euros. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba