Política

PSOE avisa a Podemos de que su posición territorial obstaculiza su entendimiento

Los socialistas advierten al partido de Pablo Iglesias de que su postura en la crisis catalana es un "problema serio" para llegar a acuerdos, totalmente paralizados en el Congreso.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez Flickr PSOE

Las diferencias entre el PSOE y Podemos en materia territorial vienen de largo, pero las últimas semanas han evidenciado la magnitud de la distancia que les separa. Por eso, y aunque hace unos meses intentaron dejar de lado estas discrepancias para favorecer el acuerdo en otros asuntos, la realidad de Cataluña tiene paralizado cualquier otro diálogo y Ferraz avisa de que sus discrepancias en esta crisis pueden suponer un "problema serio de entendimiento". 

Pedro Sánchez volvió a la Secretaría General del PSOE con el objetivo de construir una "alianza progresista" con otras fuerzas de izquierdas, que contraponía con las políticas de quienes le tomaron el relevo al frente del partido y dejaron gobernar a Mariano Rajoy. Y priorizó en el Congreso el contacto con Podemos para llegar a acuerdos, principalmente en política social y económica. 

Pero, aunque hubo algunas reuniones de coordinación en julio y después en septiembre, Sánchez se reafirmó en que el partido de Pablo Iglesias debe ser el "socio preferente" del PSOE, la realidad es que la mesa de diálogo no llegó nunca a arrancar y los contactos han dado escasos frutos. Poco más allá del Pleno extraordinario al que forzaron a ir al presidente del Gobierno sobre la Gürtel a finales de agosto.

En septiembre, todo quedó paralizado por Cataluña, pero no sólo porque la crisis acaparara todos los esfuerzos políticos, sino porque entonces ya se vislumbraba que las posiciones que iban a defender unos y otros iban a estar en las antípodas. Aunque hubo algunos dirigentes que defendieron que podrían sentarse para hablar de otros asuntos, la realidad es que las mesas de trabajo conjunto que se enunciaron en julio nunca se han llegado a sentar.

Sánchez e Iglesias incluso llegaron a reunirse durante una hora y media en el Congreso el pasado 6 de septiembre, pero aunque salieron del encuentro con el compromiso de "intensificar" su relación, no se han abierto los "espacios de diálogo" que volvieron a prometer entonces.

Ataques cruzados

Y lo que entonces se podía calificar de intuición se ha confirmado con creces. Mientras el PSOE ha cerrado filas con el Gobierno en la respuesta a los independentistas, Podemos ha hecho equilibrios, en lo que ha terminado como una crisis interna con su 'filial' catalana y el sector anticapitalista. El choque en Cataluña ha servido además para que el partido morado haya criticado duramente a los socialistas por apoyar la aplicación del artículo 155 de la Constitución, mientras que Pedro Sánchez lleva días defendiendo que no se pueden decir de izquierdas los que abrazan o amparan la causa independentista.

Mientras el PSOE ha cerrado filas con el Gobierno en la respuesta a los independentistas, Podemos ha hecho equilibrios

Mientras tanto, además, Podemos sigue sin sentarse en la comisión de estudio del modelo territorial que ha impulsado el PSOE en el Congreso, como paso previo a abrir la reforma de la Constitución, y que hasta ahora sólo ha enganchado al PP y a Ciudadanos. El partido de Iglesias votó a favor de su creación, pero con el 155 en marcha anunció que suspendía su participación

Así que mientras la hoja de resultados del diálogo entre ambos en el Congreso sigue prácticamente en blanco, crecen los ataques cruzados, que sólo irán a más en la campaña electoral que acaba de empezar para el 21 de diciembre y en la que se va a volcar el líder de los socialistas de manera muy intensa.

Con este panorama, las perspectivas de acuerdos se alejan y el portavoz de la Ejecutiva del PSOE, Óscar Puente, así lo apuntó ayer cuando se le preguntó si la crisis catalana puede hacer encallar la interlocución preferente que proclamó Sánchez y dar paso a una nueva etapa en las relaciones.

El portavoz socialista, que comenzó por negar que alguna vez se haya hablado en estos términos de Podemos, aunque así lo calificó Pedro Sánchez el pasado 5 de septiembre en un desayuno informativo organizado por Europa Press, reconoció que "el tema territorial puede suponer un problema serio de entendimiento" entre ambos partidos, porque sus diferencias son "importantes".

En la reunión del pleno de la Ejecutiva federal de Sánchez todo fueron felicitaciones. Y, según los consultados, no se dedicó ni un minuto a analizar cómo les ha ido a los del partido morado

Y aprovechó para pedir una reflexión seria al partido de Pablo Iglesias, porque considera que este asunto "no puede ser un obstáculo permanente" para que la izquierda se entienda. Aunque, por lo que a entendimientos se refiere, el también alcalde de Valladolid dejó caer que "quizás el problema de interlocución ahora es más de Podemos consigo mismo".

Mientras la crisis estalla en Podemos, los socialistas sacan pecho de su posición en las últimas semanas, en apoyo al Estado y en coordinación con el PSC. Ayer, en la reunión del pleno de la Ejecutiva federal de Pedro Sánchez todo fueron felicitaciones. Y, según los consultados, no se dedicó ni un minuto a analizar cómo les ha ido a los del partido morado ni cómo va a afectar a sus relaciones.

Pero, según apuntan dirigentes de Ferraz, tienen claro que en Podemos están siendo "víctimas de sus contradicciones" y de la "posición insostenible" que han mantenido este tiempo. Y están convencidos de que les va a pasar factura en las elecciones autonómicas, primero, y después en las próximas generales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba