Artículo 155 El Parlament mete presión al Senado: el pleno de la DUI será el jueves

El pleno del Parlament para debatir la respuesta al artículo 155 de la Constitución será este jueves, 24 horas antes de que el Senado le dé vía libre.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, tras su discurso ante el pleno del Parlament en el que suspendió la DUI.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, tras su discurso ante el pleno del Parlament en el que suspendió la DUI. EFE

El 'Parlament' mete presión al Senado. El pleno sobre el 155 será este jueves, es decir, 24 horas antes de que la Cámara Alta en pleno se pronuncie sobre la propuesta del Ejecutivo de Rajoy de poner en marcha este artículo. Está por ver el formato que utilice la Cámara catalana en esta sesión extraordinaria, aunque en principio tendrá un carácter monográfico. Junts pel Sí y la CUP han coincidido en la fecha para esta sesión, de la que saldrá la postura definitiva sobre la independencia o las elecciones. 

El Gobierno de Carles Puigdemont madura la respuesta al artículo 155. En el juego de previsiones que maneja el 'president', declarar la independencia y convocar elecciones, al mismo tiempo, podría ser una solución de última hora que evitaría quizás el cese de todo el equipo de la Generalitat.

El Gobierno mantiene abiertas las puertas de una 'adaptación' en el Senado en el caso de que Puigdemont reconsidere su actitud. Se irá modulando según vayan ocurriendo las cosas, señaló este lunes Sáenz de Santamaría. En la Generalitat manda ahora la opción más radical, decidida a proclamar la independencia esta semana en la sesión especial del 'Parlament' que acaba de convocar Carme Forcadell, la presidenta de la Cámara. Los partidarios de congelar la DUI y optar por las elecciones mantienen su postura, con escasas posibilidades de que su voz sea escuchada.

Una parte del PDeCAT considera la ruptura como una especie de suicidio. Las elecciones son la única vía de seguridad, pese a que los sondeos avanzan una victoria de ERC sin apenas dificultades. Puigdemont se mantiene firme en sus trece, dicen fuentes de su entorno, aunque algunos de sus 'consellers' han amagado con dar un paso al costado en el caso de que tal escenario se concrete. Temen la acción de la Justicia, el horizonte jurídico que asoma tras esta medida. El delito de rebelión se maneja ya abiertamente en la fiscalía. 

Las entidades de la agitación callejera, ANC y Ómnium, presionan con amenazas de movilizaciones sin fin, pese a que su poder de convocatoria ha amainado en las últimas fechas. También la CUP muestra su faceta más incendiaria y ya hablan de rodear edificios oficiales para protegerlos de la acción de los cuerpos de seguridad. 

Si la mayoría parlamentaria catalana opta por el DUI, no habrá más opción que darle el visto bueno al 155

En Moncloa apenas hay dudas sobre lo que corresponde hacer, a margen de algún movimiento de última hora por arte de los secesionistas. Se apartará al 'Govern' de sus funciones y las asumirá la autoridad que señale el Ejecutivo central. Si Puigdemont o algunos miembros de su Ejecutivo se resisten a acatar estas directrices, se actuará en consecuencia, es decir, se les apartará de sus despachos o de las dependencias públicas. También los funcionarios que se sumen a la desobediencia será apartados de sus puestos, tal y como advirtió la vicepresidenta. 

Todo queda a expensas de lo que ocurra en ambas Cámaras. El Senado está decidido a votar su resolución este jueves, es decir, 24 horas antes de que haga lo propio el Senado. Se trataría de meter presión a la Cámara Alta. Si la mayoría parlamentaria catalana opta por el DUI, no habrá más opción que darle el visto bueno al 155. Y sin paliativos ni correcciones light. El sábado, de esta forma, el Consejo de Ministros lo pondría ya en marcha y el lunes serían cesados los altos dirigentes de la Generalitat. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba