Cataluña Desconcierto absoluto ante el plantón de Carles Puigdemont

Reina el caos ante la suspensión de la comparecencia del presidente de la Generalitat para anunciar elecciones. Puigdemont hablará desde la sede del Govern a partir de las cinco de la tarde. El pleno previsto para las cinco en el Parlament se retrasa al menos hasta las seis.    

Cientos de estudiantes que se manifiestan ante la sede del Govern.
Cientos de estudiantes que se manifiestan ante la sede del Govern. EFE

La mañana en los alrededores del Palau de la Generalitat ha sido frenética, con carreras detrás de los más de 60 diputados de Junts Pel Sí que abandonaban con cuentagotas la sede del Gobierno catalán tras la reunión con los consellers y con Carles Puigdemont. Pocos querían desvelar qué había ocurrido en ese encuentro. Otros mostraban caras largas. Incluso ha habido lágrimas. 

Minutos después de conocerse que ganaba peso la convocatoria de elecciones anticipadas para frenar la aplicación del artículo 155 de la Constitución,el Ejecutivo catalán convocaba para la una y media de la tarde a los medios de comunicación en la Galería Gótica del Palau. Cientos de periodistas y reporteros gráficos se apresuraban a entrar en la sede del Govern. Llegaba la hora, pero el atril seguía vacío. Nuevo retraso. Habría que esperar hasta las dos y media. 

Un helicóptero de la Policía Nacional sobrevolaba el patio del Palau, amenizando la espera plagada de incertidumbre. Las elecciones serán el 20 de diciembre, ¡un miércoles!, comentaban todos. Tanto ERC como el PDeCAT mantenían reuniones de sus ejecutivas en sus respectivas sedes. Se sucedían las dimisiones entre los exconvergentes. La CUP hablaba de nuevo de traición. Los republicanos ya amenazan con salir del Govern si hay convocatoria de comicios. 

Sobre las dos de la tarde, los servicios de prensa del Govern anunciaban la cancelación definitiva de la declaración institucional. Puigdemont, dicen, quiere buscar "garantías" de que el Estado no seguirá adelante con el 155. Estupor absoluto entre los informadores allí congregados. Los reporteros internacionales mostraban rostros desencajados. Al mismo tiempo, el Tribunal Supremo y el Constitucional rechazaban los recursos de la Generalitat y de los grupos de ERC y el PDeCAT en el Senado para paralizar la aplicación del artículo. 

Los periodistas esperando a Puigdemont.
Los periodistas esperando a Puigdemont. EFE

Nada más abandonar el Palau, la estampa era de una plaza Sant Jaume plagada de estudiantes gritando "traidor" al presidente de la Generalitat. Ataviados con las banderas independentistas, los jóvenes habían comenzado una manifestación a las doce de la mañana y habían puesto rumbo a la sede del Govern al conocer las intenciones del president. Ahora piden directamente a los alcaldes que proclamen la república catalana. 

El Pleno específico sobre el 155 que debía comenzar a las cinco de la tarde en el Parlament -a donde se han dirigido la mayoría de los periodistas- se retrasa hasta las seis. Los parlamentarios no saben qué va a ocurrir. Puigdemont hablará desde el Palau a partir de las cinco de la tarde tras reunirse con el vicepresidente Oriol Junqueras y Marta Rovira. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba