Medios

Méndez Pozo y Ulibarri reducen en casi 5M€ el capital de RTVCyL para evitar causa de disolución

La Junta de Castilla y León aporta este año 22,5 millones de euros a la cadena regional privada que sufre un importante problema económico como consecuencia de un impago a la Agencia Tributaria de 10 millones de euros.

Méndez Pozo y Ulibarri reducen en casi 5M€ el capital de RTVCyL para evitar causa de disolución
Méndez Pozo y Ulibarri reducen en casi 5M€ el capital de RTVCyL para evitar causa de disolución EFE

Casi 100 millones de euros de dinero público en cuatro años han sido insuficientes para que Radio Televisión Castilla y León cuadre sus cuentas sin números rojos. Los dueños del canal autonómico, participado al 50 por ciento por Promecal Audiovisuales (Antonio Miguel Méndez Pozo) y Edigrup Producciones (José Luis Ulibarri), se han visto obligados a reducir el capital social de la sociedad en cerca de 5 millones de euros para evitar entrar en causa de disolución debido a las pérdidas registradas el ejercicio 2011.

El desequilibrio patrimonial que padecía la sociedad, que acreditaban unos fondos propios inferiores al 50% del capital, se debía en gran medida al varapalo que supuso a RTVCyL la sanción de la Agencia Tributaria por impago de en torno a 10 millones de euros de IVA. El pasado verano, para solventar el problema, los consejeros delegados mancomunados de RTVCyL, Miguel Hernán Manovel y Gregorio Méndez, aprobaron una reducción del capital social con la finalidad de restablecer el proporción entre capital y los fondos propios, disminuido a consecuencia de pérdidas acumuladas, en la cantidad de 4.759.200 euros, mediante la disminución del valor nominal de todas las acciones en 79,32 euros cada una. Por tanto, tras la reducción acordada, el capital pasa a ser de 1.240.800 euros, dividido en 60.000 acciones, de 20,68 euros de valor nominal cada una de ellas, según consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil.

Recortes para mantener la actividad

Dada la presión empresarial que pone en peligro puestos de trabajo –hace un año despidieron a casi 40 empleados- y el mantenimiento de la propia actividad, el comité de empresa llegó hace meses a un acuerdo temporal con RTVCyL por el que se cancelan las subidas salariales acordadas para 2012, 2013 y 2014 y que afectan a una plantilla que es en su mayoría mileurista. El objetivo de salvaguardar los mencionados puestos de trabajo, proporcionando al tiempo una parte importante de la viabilidad necesaria para el mantenimiento de la actividad televisiva de la que éstos dependen. El pacto rubricado hace hincapié en su carácter temporal y en que se cancelará en cuanto se vuelva a los números negros. En principio, según el plan de empresa en de dos ejercicios, incluido el de 2012.

Ulibarri habría reunido los fondos necesarios para aportar su mitad y evitar la reducción, mientras que a Méndez Pozo le fue imposible.

La operación se ejecutó de manera obligada tras tratar de inyectar capital a la sociedad.  Los apuros económicos que sufren Méndez Pozo y Ulibarri, ambos editores-constructores, les imposibilitó acceder al crédito necesario que hubiera evitado jibarizar la sociedad. Fuentes del sector aseguran que Ulibarri habría reunido los fondos necesarios para aportar su mitad, mientras que a Méndez Pozo le fue imposible, obligándose a ambos a reducir capital. En las cuentas de pérdidas y ganancias de Radio Televisión de Castilla y León S.A., a 31 de diciembre de 2011, registraron un resultado después de impuestos de 4.855.017 euros de péridas. Mientras, Promecal Audiovisuales registró un dato negativo de 742.590 euros y Edigrup 518.862 euros, tras facturar 7,9M€ y 9,7M€, respectivamente.

Contenidos de baja calidad y contratos con la Junta de CyL

Radio Televisión Castilla y León recibió más de 20 millones de euros en 2009, 25 millones en 2010 y otros tantos en 2011 por parte de la Junta para ejecutar el cumplimiento del servicio público pactado con el Gobierno regional. En 2012, ha visto mermada en un 10% dicha cuantía. En total casi 100 millones de euros. RTVCyL cumple con contrato-programa rubricado por el Ejecutivo regional de Juan Vicente Herrera mediante una producción propia que se ha reducido a mínimos y tras haber rebajado notablemente la calidad de los contenidos como consecuencia de la falta de presupuesto para producciones. Por otro lado, desde hace meses la compañía está inmersa en la producción y venta de productos audiovisuales para clientes públicos y privados. Fuentes del sector audiovisual regional denuncian que trabajos que antes la Junta contrataba a las pymes audiovisuales regionales ahora los encarga a RTVCyL para compensar de manera indirecta el recorte presupuestario.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba