Medios

Cebrián planea la entrada en Prisa de un socio mexicano y pretende ampliar su mandato

El próximo consejo de administración del conglomerado mediático se prevé decisivo. Se aprobarán el cambio en la dirección de 'El País' y las cuentas de la empresa de 2013. Fuentes cercanas a la compañía dan por hecha la llegada de un socio de referencia y aseguran que el presidente intenta perpetuarse en el cargo. "Los Polanco quedarán como unos mariachis", aseguran. 

El presidente del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, se enfrentará en los próximos días a un consejo de administración decisivo para el futuro de la compañía. Tres asuntos capitales para el holding se abordarán: se aprobará el cambio de director de El País, se conocerán y aprobarán las cuentas de 2013, que al parecer no serán las mejores, y, por último aunque más importante, estará sobre la mesa la entrada de un nuevo socio de referencia en el accionariado del poderoso conglomerado de medios. Se trata, según fuentes cercanas a la compañía, de un socio mexicano cuya llegada acorralará, más si cabe, a la familia Polanco, cada vez con menos poder en el grupo.

El socio mexicano al que Cebrián pretende seducir sería Roberto Alcántara Rojas, como informó El Confidencial. Las fuentes consultadas por Vozpópuli aseguran que las negociaciones están muy avanzadas e, incluso, las dan por cerradas. Eso sí, no serán comprobables hasta que lleguen a la CNMV. Este importante empresario dedicado al transporte en el país azteca llegaría, remarcan, en calidad de "socio de referencia". Es decir, aportaría una importante cantidad de dinero, en forma de ampliación de capital, a cambio de un puesto en el consejo. Este hipotético desembarco y las condiciones de los acreedores incluidas en el plan de refinanciación aprobado en diciembre supondrían acorralar definitivamente a los Polanco.

Cebrián debería cesar de su cargo de presidente ejecutivo el próximo diciembre, pero al parecer desea seguir adelante 

"Los Polanco quedarán como los mariachis de un mexicano", aseguran gráficamente esas fuentes. Quien no pierde poder, sino al contrario, es el propio Cebrián. El primer director de El País, luego directivo y ahora presidente ejecutivo del holding de medios debería abandonar su puesto actual en diciembre de este año. Pero, siempre según las fuentes cercanas al grupo ya citadas, no está por la labor. Justo al contrario. Y es que al parecer Cebrián pretende conseguir una renovación de su mandato. Incluso, afirman, intentaría quedarse en el puesto durante otros cinco años. Aunque, eso sí, no está claro que vaya a intentarlo justo en el consejo de administración previsto para la próxima semana, dado que una decisión así requiere el apoyo de todos los accionistas en una junta. 

Las cuentas y la deuda

Ya hace semanas que fuentes oficiales de Prisa aseguraron a Vozpópuli que, como cada año, las cuentas del ejercicio anterior se aprobarían y harían públicas en el consejo de administración que se celebraría a finales de febrero. Es decir, en los próximos días. Aunque es sabido que Prisa genera beneficios de caja, en el sector se da por hecho que los resultados de 2013 no serán, ni mucho menos, los mejores de los últimos años. Hasta el pasado septiembre, el grupo mediático se había dejado 195 millones de euros. Números que agravan los problemas de una empresa con una deuda financiera que supera los 3.200 millones de euros, pese al plan de refinanciación aprobado recientemente. Un plan que supone, por cierto, la entrada en el accionariado de cuatro grandes bancos, algo cuya consecuencia inmediata será (sin contar con la operación citada con un empresario mexicano) diluir aún más el poder de los actuales accionistas. 

Más en concreto, en los nueve primeros meses de 2013 este grupo de medios de comunicación registró unas pérdidas en los nueve primeros meses del año de 194,8 millones de euros, frente a los 31,4 millones que perdió en el mismo periodo del año pasado, afectado por varios gastos extraordinarios, según informó la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en una nota reflejada así por Efe. Entre enero y septiembre, Prisa contabilizó unos gastos atípicos de 230 millones debido al deterioro del fondo de comercio (207 millones), las indemnizaciones por la reestructuración de personal (15,4 millones) y ajustes por patrocinios de publicidad (6,8 millones). 

En diciembre se produjeron importantes cambios en el máximo órgano de representación de la poderosa compañía

En el consejo de Prisa ya hubo un baile de nombres comunicado a la CNMV el pasado diciembre. Por sorpresa, abandonaron el máximo órgano de gestión de la compañía Martin Franklin, del fondo buitre Liberty, y Harry Sloan, ex de Metro-Goldwyn-Mayer. Asimismo, en esta próxima reunión del consejo uno de los novatos será Claudio Boada, fichado por sorpresa como independiente al mismo tiempo que se produjeron los abandonos citados. Un tema también candente en la próxima reunión de los mandamases de Prisa será, como siempre es, la posible venta de Digital Plus. En estos momentos, el conglomerado estudia ofertas de Al Jazeera y Telefónica para hacerse con la plataforma de pago


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba