Tecnología

Microsoft Surface RT y Pro: a medio camino

Sí, Microsoft vende tablets con su marca. Son dos modelos, RT y Pro, bajo la denominación común de Surface (toma el nombre de aquella mesa-pantalla táctil de hace unos años) y funcionan con la última versión de Windows, la 8. Al nuevo Windows lo amarás o lo odiarás, no te dejará indiferente.

Su aspecto físico es casi idéntico (el RT es más fino -9,3 mm- y ligero -680 gr-), comparten las mismas pulgadas de pantalla (10,6”), ambos cuentan con apoyo posterior integrado (gran idea) y se diferencian en varios detalles, de los que los siguientes son decisivos: el RT apuesta por la movilidad –de ahí sus dimensiones y peso contenidos–, integra un procesador y circuitería en general más que dignos, y sólo se pueden instalar en él aplicaciones/programas que se descarguen de la tienda online de Microsoft.

Por otro lado, los gramos del Pro se dejan sentir en su transporte, es insultantemente rápido y ágil gracias a su chip Intel y en él se puede instalar cualquier aplicación/programa… vamos, como un portátil u ordenador al uso.

Son, por tanto, dos alternativas dirigidas a dos públicos diferentes: RT para los que quieren un tablet como los de Apple, Samsung, Acer, Asus y decenas de marcas más pero, eso sí, con Windows; y Pro para los que, además, necesitan un equipo que pueda sustituir a su portátil, con un puntero stylus incluido. Es decir, para el ocio el RT, o el Pro para también el trabajo.

En ambos casos funcionan de maravilla en todos los sentidos: calidad de la pantalla, agilidad en los procesos, tactilidad conseguida, etc. Ofrecen más que suficiente para un usuario estándar, incluso avanzado. Su conectividad (USB, ranuras para tarjetas y todas las de tipo inalámbrico) es correcta.

Las virtudes de uno son las que se pueden echar de menos en el otro: el Pro es muy pesado como tablet para llevarlo a todos los sitios en la mochila y el RT no se deja instalar el Photoshop, por ejemplo. Un mix de ambos que eludiera dichas deficiencias presentaría al tablet Windows perfecto. Sí, perfecto.

Hay otros detalles interesantes: por una parte, tienen como accesorios dos teclados que, además, ejercen de tapa protectora de la pantalla. Son el Touch Cover (3 mm de grosor y teclas de tipo táctil) y Type Cover (de 5 mm de grosor y teclas con 1,5 mm de recorrido). Ambos teclados resultan un poco caros (120 y 130 euros) pero a la vez es imprescindible acompañar al Surface con uno, el que resulte más cómodo. Y hablando de dinero, estos son los precios de los tablets de Microsoft: desde 479 euros el RT y 899 euros el Pro. Microsoft, como a Apple, tiene una política un tanto exclusiva a la hora de poner precio a sus tablets.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba