Gourmet

Las 5 curiosidades que debes conocer sobre los zoodles

Se trata de verduras cortadas con la misma forma de los clásicos espaguetis. La nueva fórmula, original, sana y divertida, de comer verduras. 

  • Los zoodles (Pixabay)
    Los zoodles (Pixabay)
  • Zoodles de calabacín con zanahoria (Gtres)
    Zoodles de calabacín con zanahoria (Gtres)
  • Plato de zoodles con salsa boloñesa (Flickr)
    Plato de zoodles con salsa boloñesa (Flickr)

Ya no sabemos que inventar para darle una vuelta de tuerca a la gastronomía y a nuestras rutinas diarias de comida. Antiguamente, comer era un mero trámite de supervivencia, ahora utilizamos adjetivos para definirla como divertida, vanguardista o molecular. Nada de hablar del sabor, la textura o el producto. Ahora buscamos profundizar en conceptos a través de investigaciones y de nuevas creaciones que nos lleven a un producto final reformado y reciclado de un producto clásico de base.

Algo así ha pasado con la verdura y los espaguetis, la pareja del momento. La visión que tenemos de la dieta saludable suele ir de la mano del concepto aburrimiento y obligación, en cambio, la comida que más nos atrae- que también suele ser la menos recomendada- siempre la relacionamos con algunas conjunciones gastronómicas tan sabrosa como la pasta. Con la visión de que la verdura se convierta también en un plato sabroso, se han creado los zoodles, ideal para los más perezosos de la comida saludable.

Para que los conozcas un poco más de cerca, te contamos 5 curiosidades que debes de conocer para adentrarte en este nuevo concepto de verdura:

1.       De calabacín y zanahoria. Son la base más habitual para este plato. Además, su aporte de color hace que la decoración del mismo quede mucho más llamativa y apetecible. En el caso del calabacín, para hacerlo más nutritivo, es interesante dejarlo con la piel.

2.       Ingredientes. Este plato está abierto a todas las posibilidades que se le ocurran a tu imaginación culinaria. Lo ideal, al tratarse de un plato saludable, es que los ingredientes estén enfocados a ese tipo de alimentación. Algunas ideas: pollo con soja, pesto y espinacas o tomate y albahaca.

3.       Combinados. Si quieres añadirle un plus al plato, puedes complementarlo con otras verduras, pero esta vez con otras formas para dar volumen, color y diversidad. Por ejemplo, zoodles de calabacín con ralladura de zanahoria, remolacha, pimiento rojo o verde o cualquier otra verdura que añada vitalidad al plato.

4.       ¿Cómo se consigue la forma? No os preocupéis, no vais a tener que dejaros la vista (y la paciencia), en realizar cortes perfectos para dar con la forma ideal. La solución: unos ralladores, que reciben el nombre de espiralizadores. Es sencillo: colocas el trozo de verdura entero en la máquina y le das a la palanca. La verdura se irá girando e irán saliendo los espaguetis. Hay diferentes formas, puedes hacerlos extrafinos o más tipo tallarín.

5.       Ideal para los más pequeños. Aunque está ideado para todos los públicos, es perfecto para que los niños coman verdura de una manera divertida, casi sin darse cuenta. Puedes combinarlos con los ingredientes que más le gusten y así, se convertirá en un plato de “pasta” muy sano para los más pequeños de la casa. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba