Gourmet

Gula con dulces píos: lo más goloso de la Semana Santa

Dicen que los dulces de Semana Santa son el colmo de la dulzura. Y la cosa tiene su explicación: resulta que el duro ayuno y la abstinencia de la Cuaresma dejaban a más de uno sin fuerzas, así que en los conventos se pusieron a darle vueltas al asunto para compensar esa falta de energía de alguna forma. La solución vino rápido: las monjas decidieron aprovechar el pan sobrante y preparar con él el postre más dulce entre todos los dulces conocidos. 

Fue así como nacieron las torrijas, protagonistas por excelencia de la Semana Santa. Cuentan con una legión de fervientes seguidores, hasta el punto que hace unas semanas se celebró el I Campeonato Mundial de Torrijas jerezanas. Pero también hay vida más allá del pan bañado en leche, rebozado y frito. Dependiendo de dónde vivamos, estos días veremos en los mostradores de pastelerías, confiterías y panaderías; leche frita, flores de Pascua, buñuelos, monas de Pascua -las hermanas discretas de las torrijas y no tienen nada que envidiarles-, pestiños… Aquí os dejamos algunos de esos otros dulces de Semana Santa y dónde encontrarlos. Dulce provecho.

Pestiños

Tienen una auténtica legión de fans, sobre todo en Andalucía, de donde son típicos. Se hacen con una masa de harina frita a la que se da forma de lazo y se cubre con miel o simplemente con azúcar. Aunque también se toman en Navidad, son muy típicos de la Semana Santa. Los encontrarás en muchas confiterías del sur de España, pero dicen que hay pocos como los del monasterio de San Clemente, en Sevilla. C/ Reposo, 9. Teléfono: 954 37 80 40.

Buñuelos

Son típicos de la festividad de Todos los Santos y también de la Cuaresma, sobre todo en algunas comunidades como Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana, Castilla La Mancha... En cada una de ellas los preparan a su manera, así que ahora hay para elegir: rellenos de patata, de bacalao, de crema pastelera... En Albacete han conseguido muy buena fama los de la panadería J.L. Román. C/ Rosario, 75. Teléfono: 967 611 407.

Bartolillos

No son unos dulces que nacieran específicamente de cara a la Semana Santa, y de hecho, se pueden encontrar a lo largo de todo el año. Pero suelen tener más demanda en esta época porque se celebran más reuniones familiares, y a una reunión familiar si se va con postre, mucho mejor. Son típicos de Madrid, y si quieres probar los que más fama han conseguido tienes que pasarte por la Antigua Pastelería del Pozo, donde los hacen todos los fines de semana. C/ Pozo, 8. Teléfono: 91 522 38 94.

Flores de Pascua

En algunas comunidades, como Galicia, suelen empezar a comerlas con la llegada del Carnaval (los dulces gallegos para esa época del año merecen por sí mismos otro artículo) pero en la mayoría hay que esperar a la Cuaresma. Castilla La Mancha es donde resulta más fácil encontrarlas. De hecho, también reciben el nombre de flores manchegas. Para quienes no las hayáis probado aún, están elaboradas a partir de una masa de harina, leche y huevos que también lleva canela y azúcar y a la que se le da la forma de una flor. Pueden estar cubiertas solo de azúcar o de miel. En La Deliciosa, en Ciudad Real, son uno de los productos más demandados en estas fechas. Plaza Mayor, 20. Teléfono: 926 25 17 48.

Leche frita

Otro dulce entre los más dulces: crema cuajada cortada en trozos cuadrados, frita con aceite de oliva y rebozada en azúcar y canela. Para muchos, un manjar que es un pecado no probar -y más en estas fechas-. Aunque se prepara en muchas casas, no es tan sencillo encontrarlo en confiterías, pastelerías o panaderías. Una de las que lo prepara y vende, y que cuenta con una larga lista de fieles clientes, es la panadería y pastelería Tolosana, en Almúdevar (Huesca). C/Izquierdo, 1. Teléfono: 974 250 093.

Monas de Pascua

Posiblemente son las únicas que compiten en popularidad con las torrijas, aunque tienen poco que ver con ellas. Se considera que la tradicional es la mona con huevo, muy típica del Mediterráneo, una torta elaborada con pan quemado que lleva uno o varios huevos cocidos. En Murcia tienen mucha demanda las de la pastelería Bonache (Plaza de las Flores, 8. Teléfono: 968 21 20 83). Entre las modernas -la mayoría de chocolate- han evolucionado de tal forma que se han acabado convirtiendo en auténticas obras de arte. Y las de algunas pastelerías de Barcelona se han convertido en un auténtico reclamo. Entre estas últimas se encuentran las de Escribà. La Rambla, 83. Teléfono: 933 01 60 27.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba