Gente

Enemigos y residentes en el couché: 18 famosos que se odian

A España le gusta una pelea. Bueno, a España y al mundo, y si es entre famosos, mejor. Nos encanta ver como las celebrities abrazan su lado más humano y se enfrentan a otros por la polémica más nimia. Malentendidos, críticas mordaces, líos de faldas, cualquier excusa es buena para sacar toda la maldad que se lleva dentro y liberar estrés a través de una buena discusión. Repasamos algunas de las más sonadas.

Nadie ha discutido tan bien como Linda Evans y Joan Collins en Dinastía. Los enfrentamientos entre Krystel y Alexis, con tirones de pelo, miradas asesinas y reproches cargados de rencor nos enseñaron como deben pelear las grandes damas de la televisión -los modelazos y el cardado también ayudaron a la escenografía-. Pero, como siempre, la realidad suele superar a la ficción. Algunos malentendidos entre los famosos han dejado a las riñas entre la mujer y la ex mujer de Blake a la altura de niñas de colegio. Y no nos referimos exclusivamente a la enemistad que unió a las hermanas Joan Fontaine y Olivia de Havilland, que permanecieron casi cuatro décadas sin hablarse, compitiendo incluso por ver cuál de las dos moría antes -ganó la última pelea la pobre Joan-. En el show business hemos asistido a rifirrafes de todo tipo, algunos tan entretenidos como estos:

Christina Aguilera vs. Mariah Carey

Posiblemente no quede nadie en Hollywood que no se haya enfrentado con Mariah Carey. La diva ha tenido encontronazos con casi todas las demás cantantes, sobre todo desde que le ofrecieron ocupar una silla de juez en American Idol. Nicki Minaj, Eminem o Jennifer Lopez, son algunas de las celebrities que han tenido que pasar por la ira de la Carey, pero hoy nos quedamos con Christina Aguilera. A la rubia no se le ocurrió otra cosa que declarar que en una fiesta Mariah se puso a criticarla mientras parecía visiblemente borracha. Mariah contestó que esperaba que Christina dejara de autoinvitarse a sus fiesta y que tuviera un comportamiento más decoroso que en la última. Desde entonces, se odian.

Ana Obregón vs. Antonia Dell'atte

El triángulo formado por Ana Obregón, Alessandro Lecquio y Antonia Dell'atte ha sido siempre una fuente inagotable de conflictos. No olvidemos que gracias a Antonia se popularizó el uso del polígrafo en la televisión española. La Obregón siempre intentó mantenerse en un plano más civilizado, pero la italiana se despachó a gusto contra la mujer que, teóricamente, le había robado el marido. Con el tiempo no han conseguido limar asperezas, pero contando que Ana acabó enemistándose con la mismísima Victoria Beckham, tampoco creemos que le afecte demasiado.

Paris Hilton vs. Nicole Richie

De amigas a enemigas en un abrir y cerrar de ojos. Paris Hilton y Nicole Richie, como buenas ricas herederas, crecieron juntas, se hicieron mejores amigas y llegaron a la fama cogidas de la mano. Protagonizaron uno de los realities más divertidos de la historia, The Simple Life, y parecían inseparables. Pero entonces, llegó la tragedia. De un día para otro, Paris y Nicole se convirtieron en enemigas. “Nicole sabe lo que ha hecho y no voy a decir nada más sobre el asunto”, declaró Paris. Los rumores apuntaban a que Nicole estaba celosa del éxito de Paris y por eso discutieron. Pero como donde las dan, las toman, Paris tuvo que experimentar lo mismo años después con su amistad con Kim Kardashian. Si es que no se puede fiar uno de una socialité.

Justin Bieber vs. Orlando Bloom

Uno de los grandes temas del pasado verano fue la pelea a puñetazo limpio entre Justin Bieber y Orlando Bloom. El motivo de la pelea fue un acercamiento que tuvo Bieber con la modelo Miranda Kerr, ex mujer de Bloom. Aunque, previamente, el actor también se había dejado ver acompañado de Selena Gómez, ex novia de Bieber. Un cuarteto tan revuelto que sólo podía terminar en batalla campal. Tras la pelea, Bieber subió una fotografía de la modelo a su instagram para dejar claro que no pensaba quedarse de brazos cruzados. Una actitud muy madura. Sí, señor.

Bárbara Rey vs. María Patiño

Aunque este verano hayan podido ver a María Patiño -reconvertida en presentadora- entrevistando a Bárbara Rey con total tranquilidad -o al menos, toda la tranquilidad posible en el cuerpo de la periodista-, su enfrentamiento viene de lejos. Todos recordamos cuando, en el extinto ¿Dónde estás corazón?, la ex vedette consiguió que la periodista abandonara el plató llorando, pese a aparecer cargada con toneladas de papeles, dispuesta a cantarle las cuarenta a Bárbara. Nunca hay que subestimar el poder de una actriz del destape. Eso sí, como buenas profesionales, pueden volver a sentarse cara a cara como si nada hubiese ocurrido.

María José Cantudo vs. Jesús Mariñas

El enfrentamiento entre María José Cantudo y el periodista Jesús Mariñas ha sido uno de los que más horas de televisión ocuparon en su momento y uno de los más divertidos. El rencor entre la actriz y cantante y el periodista encontró su momento cumbre en una entrevista también en ¿Dónde estás corazón? -cuando la crónica rosa no se había instalado en exclusiva en Telecinco-. La Cantudo acudió a conceder una entrevista, se enfrentó con el periodista y, al salir del plató, le lanzó un escupitajo. Mariñas comentó el hecho y la vedette tuvo que regresar para disculparse, argumentando que se trataba de una pelusa que se le había quedado pegada al pintalabios. Arte en estado puro.

Miley Cyrus vs. Sinead O'Connor

Cuando Miley Cyrus revolucionó al mundo gracias a su twerking en los premios de la MTV, la cantante Sinead O'Connor decidió escribirle una carta abierta para que la joven pensara en su futuro. O'Connor la acusó de ser una marioneta en manos de las multinacionales, cosa que no sentó nada bien a Cyrus, que la tachó de enferma mental. El conflicto se fue agravando y subiendo de tono, hasta que O'Connor tuvo que denunciar que los fans de Miley le mandaban cientos de mensajes pidiéndole que se suicidara. Al final, la sangre no llegó al río, pero seguro que la cantante se lo piensa dos veces antes de escribir otra carta.

Courtney Love vs. Lily Allen

El enfrentamiento entre las cantantes Courtney Love y Lily Allen vino motivado por un vestido de Chanel. La viuda de Kurt Cobain acusó a Allen de haberle impedido vestir de la marca para una entrega de premios, extremo que desmintieron incluso desde la propia casa -Allen era imagen de la marca y, por tanto, tenía acceso preferente, pero nada más-. Pero ahí no quedó la cosa. Las cantantes se encontraron, se gritaron, discutieron y Allen acabó llamando 'lunática drogadicta' a Love. Todo muy civilizado y muy propio de personas adultas.

Kanye West vs. Taylor Swift.

Lo peor de la humillación público que el rapero Kanye West sometió a la cantante Taylor Swift es que pudimos verla todos en directo. Durante la gala de los premios de la cadena MTV, en los que Swift había ganado el del mejor videoclip, el rapero no tuvo otra idea que irrumpir en el escenario, quitarle el micrófono de las manos de la cantante y decir que el premio se lo merecía su amiga Beyoncé por el tema Single Ladies. La pobre Taylor se quedó muerta, igual que todos los espectadores en sus respectivos sillones. Posteriormente pidió perdón, pero el daño ya estaba hecho.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba