Destinos

Carros de foc: el máximo sabor del Pirineo

En el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany Sant Maurici tenemos la oportunidad de exprimir en una semana, todo el sabor, la esencia y la dureza de la montaña. Una semana completa sin oír el tráfico ni el móvil, ni los tacones de la vecina del quinto… ni a tu jefe. El lujo más sencillo.

Recorremos este espacio con calma, ya que para sacar el máximo jugo a un espacio natural hay que dedicarle tiempo. No queda otra: pasar varios días y renunciar a las comodidades a las que estamos tan acostumbrados. En definitiva, hacernos uno con el paisaje, la vegetación y la tierra.

El itinerario que proponemos es el de Carros de Foc, también llamada la travesía de los refugios. Es una ruta circular que recorre nueve de los refugios del parque y que, sin bajar nunca de la cota 1.900, nos llevará por sus rincones más espectaculares.

Glaciares,  mil arroyos, abetos y piedra, mucha piedra

El PN de Aigüestortes y Estany Sant Maurici surgió en la Segunda República con el Plan Maciá, para proteger el indudable valor geomorfológico de la zona. El glaciarismo cuaternario se cebó con las montañas del pirineo axial, formando en su retirada un paisaje de pastos de alta montaña, turberas, mil lagos, lagunas y arroyos que resultaba imprescindible preservar.

En los bosques de Aigüestortes, en las zonas menos azotadas por el frío, habitan especies tan amenazadas como el urogallo y el oso pardo, mientras que el desmán ibérico, un excelente bioindicador, nos librará de mosquitos y tábanos de las turberas y arroyos.

Cuando levantemos la cabeza y descansemos de la piedra bajo nuestros pies tendremos la oportunidad de divisar a los dioses del cielo, los quebrantahuesos y las águilas imperiales, a la espera de algún excursionista rezagado.

Desconexión total a 1.900 metros

Atravesaremos Aigüestortes de este a oeste y de norte a sur, en una gran vuelta donde observaremos los mil estanques y riachuelos, las “aguas torcidas”, rodeados por picos que rozan los 3.000 metros de altura y atravesando coladas y puertos de montaña de hasta 2.745 en el collado Contraig. Si lo que te gustan son los grandes números de la travesía, tienes por delante 55 kilómetros y 9.200 metros de desnivel acumulado y naturaleza pura.

Como siempre, podemos plantearnos la ruta de mil maneras. Una es la tranquila, invirtiendo 7 a 9 días para realizar la travesía. Tendremos una semana de desconexión total en la que disfrutaremos de los valles glaciares, los collados y montañas del pirineo más salvaje. En ella compartiremos experiencias, callos y camaradería con el resto de amantes de la montaña que sin duda encontraremos.

Si no dispones de una semana, puedes realizarla en dos tiradas de 3 días cada una, la norte y la sur, sin duda más sencilla de compaginar con familia y trabajo. El sentido de la marcha es lo de menos, es más, resulta recomendable hacerla en los dos sentidos, siempre encontraremos rincones y experiencias distintas.

Sky Runner, para machotes y machotas

También podemos hacer la travesía en plan machote/machota. Esta es la propuesta Sky Runner, una carrera de montaña que sigue el mismo recorrido pero en la que se dispone de un máximo de 36 horas en vez de siete días: un palizón que no todo el mundo puede realizar y menos, disfrutar. La feliz idea se le ocurrió en el año 1987 a un grupo de guardas para charlar con los compis del resto de refugios, pero había prisa y tenían que hacerlo en un solo día.

Este año se celebra la 14ª edición el día 6 de septiembre. Los participantes tienen desde las 7:00 hasta las 19:00 del día siguiente para realizar la travesía… Txus Romon tiene el record en 9:27 horas en el año 2009. ¿Planeas a mejorar la marca? Si bajas de 16 horas puedes participar el año próximo en la Sky Runner Plus, que añade un refugio al recorrido, 18 kilómetros y 1.200 metros de desnivel.

De junio a septiembre

Pero volviendo a los montañeros más modestos o más relajados, la temporada para realizar la travesía va desde junio a septiembre, siendo los meses de julio y agosto los más fuertes. Para hacer la travesía es imprescindible reservar plaza o te verás en la tesitura de continuar andando hasta el próximo refugio a ver si hay suerte. Nada recomendable pues en la montaña, ya se sabe, hay que ser prudente.

Este año ha sido excepcional en las precipitaciones y en el frío. Sólo hay que que ver las webcams de los refugios de Amitges y J.María Blanc para seguir observando un paisaje invernal. Este invierno se ha prolongado hasta el 40 de mayo y se recomienda la travesía sólo para montañeros con experiencia con piolet, crampones y raquetas. El primer fin de semana de junio seguía nevando en Aigues Tortes, acumulándose unas precipitaciones de 11 metros de nieve esta temporada, un dato sin duda histórico.

Con guía o a tu aire

Si eres de los que se pierden en el parking del centro comercial puedes contratar un servicio de guías. Por un poco más te olvidarás de mapas, orientaciones y brújulas. Además, con los guías podrás ascender con todas las garantías de seguridad a picos de más de 2.900 m como el Peguera o el Tuc de Saburó y sentirte un auténtico montañero de al filo de lo imposible.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba