Destinos

España y sus casas verdes turísticas

De punta a punta, España es verde. Por sus paisajes, sus costas, pero también por la sostenibilidad que está adquiriendo según arroja el último informe de Ecoembes en el que España se perfila como el país más verde, gracias al reciclaje de más de 70 de cada 100 envases. Esta tendencia se contagia y está pegando fuerte al turismo rural. ¿Sabes cuáles son algunos de los puntos más fuertes para vivir en primera persona el agroturismo y alojamientos sostenibles? 

Este turismo que podemos calificar de ‘el más verde’ pretende mostrar a sus visitantes unos escenarios donde los protagonistas no son ellos, sino el entorno y el medio rural: pasan a ser actores en muchos casos al servicio de la zona, igual que podrían hacer años atrás ganaderos y agricultores. Las edificaciones destinadas al hospedaje se mimetizan con el paisaje y procuran consumir el menor número de recursos sin renunciar a la comodidad de quienes se alojan.

Asturias

A la cabeza del turismo rural, el Principado cuenta con numerosos alojamientos de tipo agroturístico. Si te gusta comer bien, podrás degustar en primera persona alguno de sus productos más típicos elaborados con manos expertas.

Si quieres disfrutar de lo más natural, ¡bienvenidos a Asturias! Ponte unas zapatillas cómodas, una botella de agua fresquita y algo para el camino y sumérgete en el Parque Natural de Redes, espacio protegido, para disfrutar de la flora y fauna asturiana. Os recomendamos que no os vayáis de la zona sin probar el queso casín, un lácteo que cuenta con denominación de origen, graso y sabor duro al paladar hecho con leche cruda y entera obtenida de pastos especialmente dedicados a este producto. Y si tienes dudas sobre con qué deleitar tu paladar, o qué visitar, no dudes en consultar al propietario del alojamiento, ¡son los mejores conocedores de la zona!

Ávila

Por su proximidad a la capital, Ávila se perfila como una válvula de escape a quienes huyen de Madrid. Además, la provincia, siempre a la vanguardia de turismo rural, apuesta por alojamientos que sean eficientes energéticamente, reduciendo así su impacto sobre el medio ambiente más próximo. Los viajeros que se decantan por esta opción, pueden combinar su estancia con alguna actividad al aire libre como por ejemplo, un clásico como es el vuelo en parapente en la Sierra de Gredos o hacer labores de labranza disponibles en muchos de los hospedajes.

Cáceres

Es imposible hablar de turismo rural y olvidarse del Valle del Jerte y sus famosos cerezos en flor. Uno de los puntos más demandados en el turismo verde y donde el plato fuerte se caracteriza por vivir de una manera real en las condiciones del mundo rural. Es muy frecuente que en las fincas que visitan los huéspedes puedan encontrarse también con numerosos cerezos. Más de uno, con suerte, se suele ir con una caja de este fruto de regreso a casa obsequio del anfitrión. Y su sabor… ¡no te dejará indiferente!

Cádiz

Uno de los paraísos para los amantes de kitesurf, sus playas, sus corrientes de aire y ese ‘pescaíto frito’ es un must para quienes quieren disfrutar del olor a salitre. Costa o interior, da igual lo que prefieras porque en Cádiz lo tienes todo. Además si buscas un contacto con la naturaleza y poder enriquecerte con el medio ambiente, muchas de las casas gaditanas te ofrecen la oportunidad gracias al huerto anexo que acompaña a la finca. Si eres de los que busca que un tomate sepa a tomate, puede que ya no tengas que seguir buscando si optas por un alojamiento con estas características.

Es indudable que el ecoturismo es un sector que está en auge, algo perfectamente entendible cuando se echa un vistazo a los alojamientos que lo conforman. Ya ha quedado atrás aquella casa de los abuelos en el pueblo que aprovechaban para ‘habitar’ el pueblo los fines de semana. El turismo rural avanza sin perder ni un segundo de vista algunos de los puntos más importantes como es el cuidado y el respeto por el entorno. Poder disfrutar del medio ambiente, pudiendo contribuir activamente a su conservación, con todas las comodidades que ofrecen los alojamientos de la ciudad en un entorno inmejorable.

Este turismo no sólo te acerca a un bello entorno, sino que son costumbres y, muchas veces, incluso se llega a entender cuál es la columna vertebral que sostiene la economía de una pequeña zona, ya que se involucra a los huéspedes, en ocasiones, en la propia elaboración de miel, mermelada o cualquier otro de los productos de origen natural con los que a menudo se les agasaja a su partida. Si todavía no has probado este tipo de escapadas, ¡no sabes lo que te estás perdiendo! Una aventura que te hará viajar por todos los sentidos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba