Cultura

¿El día del Libro en el Botánico?

El Real Jardín Botánico está de fiesta. La primavera lluviosa y los primeros calores nos van dando cada día una sorpresa nueva. Se renuevan las hojas, florecen los árboles y arbustos y en el día 23 de abril, día del libro, surgen varias propuestas para unir dos aficiones: la naturaleza y la lectura.

Son muchos los libros ajenos al estudio de la naturaleza, novelas, ficción, históricas en los que las plantas tienen un papel importante cuando no protagonista. Nos hablan de costumbres en nuestra relación con las plantas, de usos culinarios y oscuros y nos ambientan la lectura.

Estoy pensando en las cebollas que Sancho devoraba crudas o en los oscuros venenos que Umberto Eco incluyó en su novela para asesinar a los monjes que pecaban por disfrutar de libros prohibidos.

La semana próxima tenemos muchas propuestas en el botánico. La que más me ha llamado la atención, es la ambientación “Las Plantas del Quijote”. Se ha preparado un entretenido recorrido por todo el jardín en el que al pie de cada planta Quijotesca, aparece una ficha de la planta y el paisaje del Quijote en el que aparece. Granado, jara, laureles, álamos, alcornoques, tejos… hasta 22 plantas se han incluido en este entretenido itinerario.

También, cual aves amenazadas por la inmediatez, se van a liberar libros en el jardín. Es el llamado Bookcrossing, en el que el botánico junto con otros 70 centros y museos de todo el mundo pretenden inundar las ciudades de libros. Más de 5.000 libros liberados… y gratis.

Finalmente, el botánico propone para el día 23 varios puntos de lectura escogidos, para disfrutar de libros en los que la naturaleza y las plantas tienen un papel importante: ‘El árbol de la ciencia’ de Pío Baroja; ‘El buen Sancho’ de Azorín; ‘El doctor Centeno’ de Benito Pérez Galdós; ‘El alquimista impaciente’ de Lorenzo Silva; ‘La carta esférica’ de Arturo Pérez Reverte; ‘Lo siento, la suma de los colores da negro’ de Nicolás Casariego o ‘A la izquierda de un roble’ de Mario Benedetti.

Así que ya sabes, si te gusta leer y te gusta la naturaleza, puedes conjugar ambas aficiones en un espacio singular: el Real Jardín Botánico de Madrid.

Acceso al documento

Acceso al documento


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba