POLÉMICA EN EL MINISTERIO

Interior repartirá entre los policías un 'aguinaldo' de 53 millones de euros en plena campaña electoral

La Dirección General de la Policía comunica formalmente a los representantes sindicales que la paga de productividad llegará al bolsillo de los agentes el 10 de diciembre, un mes antes de lo que hasta ahora era habitual. Además, este año contará con un incremento gracias a una "partida extraordinaria" que Hacienda va a destinar a ello.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. EFE

Con una 'extra' en el bolsillo. Así acudirán a las urnas el próximo 20 de diciembre los integrantes de la Policía Nacional. La Dirección General de la Policía ha comunicado este viernes a los representantes sindicales de los agentes que este año repartirá el plus de productividad variable por objetivos (conocido por las siglas DPO) el próximo 10 de diciembre, en plena campaña electoral y a sólo diez días de los comicios. Un 'gesto' económico que en años anteriores se producía en enero y que este año se ha adelantado en más de un mes y, además, con un aumento del dinero destinado a ello del 4,2%, según se destaca en los cuadros económicos elaborados por el Ministerio del Interior y a los que ha tenido acceso Vozpópuli. En total, este particular 'aguinaldo' le supondrán a las arcas públicas 53 millones de euros.

La paga se situará entre los 502 y los 1.554 euros en función de la categoría profesional del agente y el porcentaje de cumplimiento de los objetivos fijados

Según fuentes conocedoras del contenido del encuentro celebrado este viernes entre el equipo de Ignacio Cosidó y los sindicatos de la Policía, la Dirección General detalló en el mismo que la mayor parte de ese dinero, en concreto 42,8 millones, salen de los presupuestos del departamento que dirige Jorge Fernández Díaz, pero que también el Ministerio de Hacienda ha decidido hacer un esfuerzo económico y destinar 10,2 millones a recompensar la productividad de los agentes. El 'plus' llegará a 65.856 agentes, lo que significa que lo cobrará la mayor parte de la actual plantilla.

Eso sí, la paga no será lineal, sino en función de la categoría profesional del agente y el porcentaje de cumplimiento de los objetivos fijados. Así, un policía de la Escala Básica que se haya quedado entre el 25 y el 50% se embolsará 510,90 euros. En el extremo opuesto, los 75 comisarios y comisarios principales que han cumplido con entre el 75 y el 100% de los objetivos recibirán 1.554,03 euros. Un buen 'pellizco' económico a escasas fechas de las Navidades y de las elecciones generales que se suma al que los policías, como funcionarios de la Administración central, también recibirán por la recuperación de una parte de la paga de 2012 que no se les abonó entonces y que el Gobierno ya anunció en septiembre que repondría ahora.

La orden interna de septiembre

Como ya adelantó este diario el pasado mes de octubre, Interior ha podido 'adelantar' dicha paga en concepto de productividad gracias a una modificación que hizo hace cerca de tres meses de los "criterios operativos" con los que decide el reparto de estas cantidades. Fue el 3 de septiembre. Ese día el director adjunto Operativo, el comisario Eugenio Pino, distribuyó entre los responsables de las diferentes plantillas una orden interna que fijaba una reducción del margen temporal que se había utilizado hasta entonces para estudiar estadísticamente los "resultados operativos" y así concluir cuáles y en qué porcentaje habían cumplido con los objetivos fijados a comienzos de año.

En septiembre, el 'número 2' de la Policía dictó la orden que ha permitido acelerar los plazos para que la paga llegue al bolsillo de los agentes el próximo 10 de diciembre

Así, tras recalcar que el "doble objetivo" del reparto de este dinero era el "incremento de resultados operativos delincuenciales y reducción del absentismo", el texto del número 2 de la Policía destacaba 'en negrita' que en 2015 "no se tomarán en consideración los resultados operativos correspondientes a los meses de octubre, noviembre y diciembre del presente año". Según fuentes policiales, eso supuso recortar en dos meses el plazo analizado, que hasta ahora abarcaba hasta el 30 de noviembre, y, por tanto, acelerar la entrega y comunicación de dichas cantidades por productividad a los agentes que resulten beneficiados. Dichas fuentes admiten que no es la primera vez que Interior utiliza esta paga para 'contentar' a los policías y recuerdan que en 2012, cuando se retiró la paga, la entrega de estas cantidades por productividad se utilizaron como "sustituto" de aquella.

Quién lO recibe y quién no

El documento sobre "criterios operativos" para el reparto elaborado en septiembre que ha permitido adelantar a plena campaña electoral la entrega de dicho plus determinaba tambíén quiénes lo reciben y quiénes no. Así, el mismo destacaba que por "razones técnicas" los policías recibirían la productividad del destino que ocupasen el pasado mes de septiembre "sin tener en cuenta los cambios de destino habidos durante el año". Además, insistía que se haría en "una paga única anual" como ha sido siempre hasta ahora. También recordaba los cuatro "indicadores o parámetros" que se iban a tener en cuenta para hacer el reparto. El primero, el "total de infracciones penales en relación a las llevadas a cabo en el mismo periodo del año anterior". El segundo, la "eficacia policial" que se determine con el "porcentaje resultante entre los delitos conocidos y los esclarecidos". El tercero, los robos en domicilio y, más en concreto, la "variación porcentual del número de robos en interior de viviendas" en comparación con el mismo periodo del año anterior. Y en cuarto lugar, también el ascenso o descenso porcentual en "el número de actas levantadas por posesión y/o consumo de drogas".

El escrito también determinaba que en aquellos destinos en los que no se podía aplicar estos criterios de valoración a sus integrantes ya que "no sea posible acreditar resultados específicos", se les entregaría "el equivalente a la media nacional" teniendo siempre "en cuenta la retribución por escalas". Entre estos citaba expresamente a los agentes 'antidisturbios', a los que trabajan en los organismos centrales, a los que tienen destino en las Jefaturas Superiores de Policía del País Vasco y Cataluña (en los que la mayor parte de las competencias están en manos de mossos y ertzainas); a aquellos que desempeñan su labor en puestos fronterizos, en centros de cooperación y en unidades de Extranjería y Documentación, y a los liberados sindicales "a tiempo total". Por contra, determinaba dejar sin paga de productividad a aquellos adscritos a unidades policiales autonómicas, a los que están destinados en el extranjero y a los que se encuentren en segunda actividad (prejubilación) sin destino. Tampoco recibirían dicha cantidad los que hayan faltado "más de tres días consecutivos o alternos en un mes por enfermedad común o accidente no laboral", a los que se les haya suspendido de sus funciones por el mismo periodo o a los que hayan recibido un permiso "sin sueldo" de igual duración.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba