España

Colau deja de cobrar el 90% de las sanciones por multas de incivismo en Barcelona

La mayoría de los actos vandálicos vinculados al incivismo en la ciudad de Barcelona gozan de “impunidad”, al menos en lo que se refiere al cobro de las multas. El gobierno de la alcaldesa Ada Colau ha dejado de cobrar el 90% de las sanciones incívicas, según los datos de la liquidación de ingresos del Ayuntamiento de Barcelona.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Efe

El estado de la ejecución del presupuesto para 2015 del Ayuntamiento de Barcelona, en lo que se refiere a los ingresos en las arcas municipales por sanciones generales, muestra que el 90% de las sanciones impuestas por actos incívicos está “pendiente de cobro”, según los datos consultados por Vozpópuli. En total, a falta de dos meses para cerrar el año y en comparación con los cuatro ejercicios anteriores, el gobierno en minoría de las izquierdas que lidera la alcaldesa Ada Colau tiene pendiente de recaudar por este concepto un total de 21.652.612 euros que corresponden a 24.073.346 euros de derechos liquidados.

Estos 21,6 millones acumulados por sanciones vinculadas a actos incívicos en la ciudad condal suponen el 90% de los ingresos por multas de incivismo. Si se compara con el ejercicio de 2014, bajo mandato del alcalde de CiU Xavier Trias, las cantidades pendientes de cobro por multas incívicas ascendieron a 25.374.830 euros correspondientes a 28.674.377 euros, lo que supuso que el 88% de las multas incívicas en Barcelona quedaron sin cobrar por parte de la administración local, dos puntos menos que bajo mandato de Colau en los seis últimos meses de este año.

Para el líder del PP municipal en Barcelona, Alberto Fernández Díaz, las cifras demuestran “la falta de autoridad del gobierno municipal de Colau frente al incivismo”.

En opinión del líder del PP municipal en Barcelona, Alberto Fernández Díaz, estas cifras suponen que el 90% de las sanciones por incivismo no se cobran en Barcelona, lo que demuestra “la falta de autoridad del gobierno municipal de Colau frente al incivismo”. 

Para Fernández Díaz, con Colau como alcaldesa "se podrían batir récords de incobro de multas por incivismo debido a los bajos índices de recaudación de las sanciones, a falta de tres meses para acabar el año, septiembre de 2015, las multas por incivismo sin cobrar previsiblemente superarán el 90".

El presidente del PP en Barcelona considera que “el ayuntamiento debería ser más contundente contra los incívicos que no respetan las normas y la convivencia, y de nada sirve poner multas si luego no se cobran y quedan pendientes de cobro un total de 21,6 millones de euros”. Según Fernández, “contrasta el bajo cobro de multas por incivismo con las multas de tráfico, el ayuntamiento ha recaudado un 29% más de lo presupuestado durante el pasado año 2014”. 

Fuentes de las filas del PSC –partido que lidera Jaume Collboni, quien permitió la investidura de Ada Colau como alcaldesa el pasado mes de mayo- coinciden en asegurar que desde el ayuntamiento “existe una sensibilidad distinta a la hora de aplicar los procesos de cobros de multas por impagos y que esta situación está ralentizando los cobros”.

Barcelona amplía el presupuesto gastando el superávit

El estado de ejecución del presupuesto de los ejercicios de 2011 a 2015 coincide en un momento en que todos los partidos de la oposición han rechazado apoyar la ampliación presupuestaria del gobierno de Colau. El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado ya la ampliación presupuestaria de 101,6 millones con los votos a favor de Barcelona en Comú, ERC, PSC y la CUP y los votos en contra de CiU, Ciudadanos y del PP municipal.

La ampliación de las cuentas públicas de Barcelona, se ha aprobado junto al Plan Económico y Financiero de Barcelona, necesario para la modificación de crédito al superar el límite de gasto

La ampliación de las cuentas públicas de Barcelona -que inicialmente se previó de 96 millones, pero finalmente ha sido de 101,6 tras los acuerdos del Gobierno de Ada Colau con ERC y el PSC gastándose todo el superávit este año acumulado por los últimos cuatro años de Xavier Trias-, se ha aprobado junto al Plan Económico y Financiero de Barcelona, necesario para la modificación de crédito al superar el límite de gasto.

ERC ha votado a favor después de que acordara con el Gobierno municipal desbloquear 22 inversiones que serán financiadas con el superávit de la ciudad y que incluyen acelerar las obras del Mercat de Sant Antoni y la compra de la Foneria Canons, entre otras actuaciones dirigidas a “aumentar las viviendas sociales y las becas comedor” sin detallar estas partidas, que tendrán un coste de unos 20 millones de euros.

El PSC también ha apoyado la ampliación impulsada por el equipo de gobierno municipal de Ada Colau tras acordar incrementar las medidas sociales previstas con 11,7 millones adicionales que se destinarán a políticas de empleo, a comercios emblemáticos y a finalizar la ampliación del Hospital del Mar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba