Energía

El recibo de la luz calienta motores para un nuevo subidón: los futuros suben un 14% desde agosto

El mercado empieza a apostar por un precio medio de la electricidad en el mercado mayorista superior a los 50 euros por megawatio/hora para 2018, cinco euros por encima de lo que reflejaba el precio de los futuros a comienzos del verano.

Torres eléctrica en la zona norte de Madrid
Torres eléctrica en la zona norte de Madrid Tere García

El mercado mayorista de la electricidad sigue dando señales que apuntan a que volverá a repetirse la escalada alcista de los precios de la luz vivida entre finales de 2016 y comienzos de 2017. Las subidas en el mercado de futuros han sido especialmente notables desde el pasado verano. En apenas tres meses, la referencia de los contratos referidos al ejercicio 2018 se ha disparado un 14% y ya cotizan por encima de los 50 euros por megawatio/hora para el conjunto del próximo año.

Al comienzo del verano, el mercado de futuros apostaba por una moderación de los precios en el tercer trimestre, sin contar con las circunstancias climatológicas que se han dado a partir de entonces. Las temperaturas apenas han dado tregua mientras que la escasez de lluvia y viento se ha hecho cada vez más palpable, algo con lo que no contaba el mercado.

Sin embargo, todo parece indicar que el escenario climatológico seguirá por este camino en las próximas semanas, las últimas del año 2017 en el que las grandes compañías del sector han esperado, en vano, que la situación climatológica se normalizase y el mercado mayorista (cuyo peso en el recibo se sitúa en el entorno del 40%) volviera a registrar los precios de los últimos años.

La falta de lluvias y viento han rebajado de forma notable la presencia en el ‘pool’ de energía procedente de fuentes más baratas como la eólica y la hidráulica. Especialmente dramático es el capítulo referido a esta última. Según los últimos datos de Red Eléctrica, en lo que va de año se ha generado un 49% menos de ese tipo de energía que en el mismo periodo de 2016, un año especialmente abundante desde el punto de vista de la pluviometría.

Subida anticipada

Menos acusado ha sido el descenso de la producción eólica, un 7,5% respecto a los diez primeros meses del pasado ejercicio. Sin embargo, los efectos de estas caídas hay que encontrarlos en el incremento de la aportación al ‘pool’ de fuentes más caras. Especialmente, del carbón, cuya producción para generación de electricidad ha subido más de un 31% respecto a 2016.

Una circunstancia parecida se da con los ciclos combinados, cuya aportación al ‘pool’ eléctrico ha aumentado algo más de un 37% desde que comenzó el año.

A comienzos del verano, los contratos de futuros referenciados al ejercicio 2018 reflejaban un precio en el entorno de los 45 euros; en los últimos días, la cifra se ha ido por encima de los 50 euros por megawatio/hora. Mientras, en los contratos referenciados a las próximas semanas comienzan a aparecer picos superiores a los 72 euros, lo que indicaría que la escalada alcista de los precios de la luz comenzaría de forma anticipada a la que se dio a finales de 2016.

El mercado también está valorando un nuevo episodio de crisis nuclear en Francia, con el cierre de varias de sus centrales. El país vecino es muy dependiente de esta fuente para atender su demanda energética, con lo que deberá incrementar sus importaciones energéticas a España. El efecto en el mercado español será un aumento de demanda y, por consiguiente, de precios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba